viernes, 14 de noviembre de 2014

PIDEN AL GOBIERNO QUE EVITE EL CIERRE DE ECOENERGÍA

Trabajadores de la planta Neoelectra Ecoenergía Navarra de Artajona, inmersa desde el pasado 29 de septiembre en un concurso de acreedores (en fase de liquidación) y dentro de un expediente de extinción que afecta a toda la plantilla (14 empleados), comparecieron ayer ante la Comisión de Economía, Hacienda, Industria y Empleo del Parlamento de Navarra para solicitar al Gobierno de Navarra que se implique en el proceso de liquidación para que “aquellas empresas navarras interesadas en la compra de la planta, pero que han dado marcha atrás debido a las exigencias de la administradora concursal, puedan reactivar su interés”.

Recurren al Gobierno porque Sodena, con el 45%, fue accionista mayoritario de la misma hasta 2011. Asimismo, pidieron también la mediación del Ejecutivo foral para que renegocie los plazos de pago de los cinco millones de euros que adeuda Neoelectra a raíz de la reforma energética impulsada por el Gobierno del PP.

El artajonés Eduardo Beriáin advirtió, además, del peligro que supone el cierre de esta planta en la que se tratan 250.000 litros de purines al día. “Durante el verano, las granjas pueden ir echando el purín en el campo, pero en invierno lo almacenarán en balsas hasta colapsarlas. En otras comunidades ya se están dando vertidos ilegales no controlados”, anunció. “Artajona no es capaz de manejar los millones de litros de purín que se generan en las granjas”, añadió Pedro Jesús Jimeno, presidente de la cooperativa agrícola.

La alcaldesa, Beatriz Mendía, además de compartir la preocupación por el impacto medioambiental, puso de relieve el “drama social” que vive el pueblo e hizo hincapié en la desindustrialización de la zona. Y es que en los últimos años han cerrado Calseg (169 empleados), Tracoinsa (50) y ahora, Ecoenergía.

La plantilla cree, sin embargo, que la empresa es viable. “Todavía tiene capacidad de crecimiento y podría atraer más industria”, aseguran. De hecho, Mabel Pascual (ELA) desveló que Neoelectra tuvo en 2011 tres millones de beneficios, otros tres en 2012 y dos en 2013.

En este sentido, Samuel Caro (PSN) anunció que presentará una moción a través de la cual solicitará al Gobierno de Navarra que haga un “frente común” con todas las comunidades autónomas afectadas para abordar el problema. También le instará a negociar con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el aplazamiento de la deuda y con el ministro de Industria, José Manuel Soria, la reforma energética. Todos los grupos (Bildu, Aralar, IE, Geroa Bai, PSN y UPN), salvo el PPN que no se pronunció, vieron factible el reflote de la planta a través de Sodena. Tanto Geroa Bai como I-E exigieron, además, la comparecencia del Ejecutivo foral.

Diario de Noticias