viernes, 17 de febrero de 2017

MONUMENTO A LOS CAÍDOS (NAVARRA A SUS MUERTOS EN LA CRUZADA)

Como introducción a esta reflexión sobre el Monumento a los Caídos, si lo derribamos, o lo transformamos, o… quiero agradecer a la Asociación Cultural ZER por la oportunidad que nos brinda a las gentes de Navarra, y en especial a la ciudadanía de Iruña, de poder debatir sobre el futuro de este Monumento.
Sin duda que estos debates van a hacernos más sensibles a la memoria histórica reciente. Es muy importante un debate que nos lleve a valorar todas las posturas para poder participar con sosiego, información y confianza en las alternativas que, sin duda, habrá que determinar. También es muy importante la pregunta a la ciudadanía, ya que esa participación supone un acto de reafirmación y profundización democrática a la que muchas personas, profesionales de la política de nuestro entorno, no están acostumbradas. Muchas de ellas incluso rechazan cualquier tipo de consulta.
Soy consciente de que a una parte importante de las personas que aquí vivimos, el Monumento a los Caídos le ha herido y le sigue hiriendo en lo más profundo de su sentir. A otra parte, también importante, el tema no le produce ni frío ni calor.
El Monumento a los Caídos simboliza, como cualquier otro símbolo, la exteriorización de un pensamiento o idea y, como en todo signo, la imagen es indispensable, la imagen es esencial.
A mí me parece que la imagen del Monumento a los Caídos, por todo lo que representa, es patética. Es la exaltación del pensamiento único; un canto a la gloria y honor de los defensores del fascismo en Navarra. Es una imagen sombría, dolorosa, no sólo por lo que representa, sino también por cómo lo representa. La imagen, tanto externa como en el interior, está adornada de inscripciones golpistas, de pinturas de exaltación del nacional-catolicismo. La cruz y el fusil como alternativa a la libertad. Es también un aviso a caminantes,
Algo se está haciendo rematadamente mal para que después de tantos años de la muerte del dictador, todavía haya monumentos de exaltación al fascismo en pie.
Es cierto que en Alemania se conservan los campos de concentración de la época del terror nazi, y que algunos edificios que fueron utilizados por el nazismo, se han reinterpretado. Pero la simbología de las personas represaliadas, torturadas y asesinadas que simbolizan los campos de exterminio, es la antítesis a la simbología de la exaltación al fascismo puro y duro, como es lo que el Monumento a los Caídos, simboliza.
No creo, que la postura que cada persona mantengamos respecto al futuro del Monumento (mantenerlo, transformarlo o derribarlo) sea como decía el otro día en rueda de prensa un concejal de nuestro Ayuntamiento, que algunos quieren “utilizar el edificio para enfrentarnos unos con otros, para tensionar Pamplona, y alimentar el odio”…
A nadie nos mueve el odio ni convivimos con él , sr. concejal, simplemente nos mueve la verdad, la justicia y la reparación. Desconozco qué proyectos fomentarán más la convivencia, sean o no consensuados, nunca lloverá a gusto de todos, por eso vamos a aceptar lo que las gentes de Iruña decidamos, nos guste o no nos guste. Es así de sencillo, no hay que tener miedo a lo que la ciudadanía decida, no hay que tener miedo a profundizar un poco más en la cultura democrática.
A nivel personal, no creo que el Monumento se deba transformar, reinterpretar, ni tunear. No tengo, de momento, ninguna alternativa ni a la permanencia del edificio entre nosotros, ni a su demolición. Pero cuando me pregunten qué hacer con el Monumento a los Caídos mi respuesta, a día de hoy, es muy diáfana, la imagen del símbolo fascista por excelencia de nuestra ciudad hay que borrarla y destruirla. Puede ser el primer paso.

Iñaki Beaumont Olaberri, en Diario de Noticias

domingo, 12 de febrero de 2017

"NO HAY GUERRA ENTRE LENGUAS"

“No hay una guerra entre lenguas. La enseñanza de varias lenguas siempre suma”. Estas palabras pronunciadas el jueves por Josu Repáraz (presidente de la Federación Navarra de Ikastolas-Nafarroako Ikastolen Elkartea) me estuvo retumbando mucho tiempo en la cabeza. En tiempos en los que los adultos ponemos barreras, murallas y reparos a todo lo que nos suena diferente, te reconcilia con el mundo escuchar cosas así. No acabo de entender (puede ser que sea obtuso, uno de los peores insultos que se puede decir a una persona) a aquellos a los que el miedo se les apodera y les invade como si se tratara de sarna. Por que el miedo no es al idioma en sí, ni tan siquiera a la formación de los hijos, el miedo es al cambio, a lo diferente y no les importa si alguien puede hablar tres idiomas en lugar de uno. Hay que estar en un recreo y ver cómo se relacionan los niños de 2, 3 y 4 años para darse cuenta que al que es diferente lo absorben, pero no para apropiarse de él sino para incorporar su vida, sus canciones, sus juegos y los motivos de su risa. A partir de esas edades la discriminación a la que sometemos a nuestros compañeros es porque la sociedad o las familias nos la imponen. Por eso me llama la atención esa especie de tsunami que ha llegado a Tudela (una ciudad, por otra parte, muy dada a maremotos patrios), y que ha coincidido, ¡por fin!, con el aterrizaje de la enseñanza pública en euskera. Por arte de magia, el euskera ha llegado con un buzoneo masivo de panfletos titulados “El inglés es el futuro” y pegatinas con la bandera española en las que reivindican que Navarra es España. Si. Todo muy relacionado con el euskera y el modelo D. El inglés, si; el mismo idioma que se estudia sistemáticamente con inmersión en las ikastolas mucho antes de que llegara el PAI. Ese mismo idioma que se estudiará en Elvira España si se imparte el modelo D y ese mismo idioma que ha decidido poner una muralla en sus fronteras y quizás, en un futuro, hasta expulsar al que no sea nacionalizado. Pero, pregunto, ¿alguien impide a una familia matricularse en otro modelo educativo? ¿No es normal publicitar un modelo que durante años no ha existido porque una ley nos impidió estudiar y discriminó de verdad a la Ribera? Debe ser que soy obtuso y no entiendo a quien se atrinchera tras un idioma, sea el que sea. Un idioma es un legado cultural, no es política.
F.Pérez-Nievas, en Diario de Noticias, edición Ribera

TODAS, NUESTRAS VÍCTIMAS

El lunes 6 de febrero UPN presentó en el Parlamento de Navarra una propuesta de declaración institucional en la que denostaba el acto organizado por el Gobierno de Navarra para el día 18 de febrero. Este acto pretende realizar un reconocimiento y reparación de las víctimas de actos de motivación política provocados por la extrema derecha o funcionarios públicos.
El acto, tal cual, viene recogido en la Disposición Adicional Primera de la Ley Foral 16/2015, una ley aprobada por el Parlamento de Navarra el 10 de abril de ese año, que dice que “durante el primer año desde la entrada en vigor de esta ley, el Gobierno de Navarra, en colaboración con el Parlamento de Navarra y los ayuntamientos, realizará un acto de homenaje a las víctimas de motivación política producidas por la acción de organizaciones de extrema derecha o funcionarios públicos en el contexto de la violencia de motivación política”. La ley expresa también con claridad en qué consistirá dicho homenaje.
El abogado del Estado en representación del presidente del Gobierno de España recurrió la ley al Tribunal Constitucional que la suspendió en enero de 2016. No obstante, dicho Tribunal levantó la suspensión de varios de sus artículos, entre ellos el de la mencionada Disposición Adicional el 26 de abril de 2016. Es por tanto una obligación del Gobierno de Navarra celebrar dicho homenaje antes del 26 de abril de 2017. Una obligación legal, aceptada incluso por el más alto tribunal de Justicia español, el Tribunal Constitucional.
Pese a ello, UPN propuso a los grupos parlamentarios que declaremos “improcedente” dicho acto, “indignante” la referencia a los funcionarios públicos responsables de abusos y crímenes tal y como recoge la ley, “rechazable” por la denuncia de las víctimas a las actuaciones del Gobierno de Navarra “por mentir en nombre de las víctimas”, por “manipular” a las víctimas y sus familiares y utilizarlas como “reclamo político”, por contribuir así no a procurar la convivencia sino “a sembrar la discordia y el enfrentamiento entre la ciudadanía”.
Acusaba al Gobierno de pretender “usar la memoria de unas víctimas para enfrentar o blanquear la terrible huella del terrorismo de ETA”. Y acababa instando al Gobierno a no celebrar ese “sectario homenaje sin antes trabajar por recuperar la confianza, el apoyo y la cercanía con todas las víctimas del terrorismo que hoy se sienten traicionadas”.
Es decir, UPN instaba al Gobierno a no cumplir la ley y el Parlamento no aprobó su propuesta de declaración.
Pero es que, a su vez, el Sr. Iriarte, portavoz de UPN en la Comisión de Relaciones Ciudadanas, afirmaba el 14 de setiembre de 2016 en el Parlamento que: “No nos oponemos en absoluto a un acto en el que vaya a arroparse a los familiares de Gladys del Estal, Mikel Arregi, Mikel Zabalza, Germán Rodríguez, Angel Berrueta y José Luis Cano… Creemos además que esa muestra de cariño, respeto y solidaridad debe producirse al margen de que se esté conforme o no con las investigaciones judiciales que se llevaron a cabo para determinar responsabilidades”. Decía el Sr. Iriarte que “Nosotros queremos asumir con normalidad que… sí podemos ponernos de acuerdo en el hecho de entender que queremos confortar, aunque sea tarde, eso también es cierto, a estas familias”. Y seguía: “Creemos que hay que huir de la tentación de manipular las terribles muertes de esas personas” para acabar diciendo que “Vamos a votar a favor porque nos parece bien que se cumplan las leyes… y que se arrope a esas familias, aunque sea tarde”.
Ese día, UPN votó a favor de la celebración del homenaje junto a las cuatro fuerzas del acuerdo programático, mientras que el PSN se abstuvo y el PP votó en contra. Hay, pues, también, mandato parlamentario para celebrar ese acto.
Dos discursos absolutamente enfrentados dentro de UPN, no ya sobre un homenaje a unas víctimas, sino alrededor de unas víctimas que, claro está, algunos de sus cargos electos no consideran ni víctimas ni propias. Discursos enfrentados incluso respecto de la obligación de cumplimiento de la ley por parte del Gobierno. Preocupante, cuando menos, por las conclusiones que de este enfrentamiento se derivan para la posibilidad de convivencia en nuestra Comunidad.
El mismo 6 de febrero, UPN, PSN y PPN proponían otra declaración institucional para que el Parlamento recordara que el día 11 es el “Día en Memoria de los Desplazados forzosos por ETA y de todas sus víctimas de crímenes contra la Humanidad…”. Geroa Bai no aprobó esta declaración así como tampoco las otras tres fuerzas que firmamos el Acuerdo Programático.
Geroa Bai no firmó la declaración -que tampoco fue aprobada por el Parlamento- porque siendo como son totalmente execrables los crímenes de ETA, no los consideramos “crímenes contra la humanidad”. Los condenamos con todas nuestras fuerzas, eso sí. Y por eso, participaremos en el acto en memoria de las víctimas de ETA de hoy día 11 de febrero, para mostrar nuestra condena y rechazo a ETA y para hacer partícipes de nuestro cariño, calor y solidaridad a las víctimas de ETA, como lo hemos hecho todas las veces en que se nos ha invitado e incluso en aquellas en las que no habido invitación expresa.
Porque para nosotros, las víctimas no se dividen entre “las nuestras” y “las de los demás”. Todas las víctimas son nuestras, de todos. Porque todas han sufrido a causa de violencia injusta e ilegítima. Todas las víctimas, las de antes y las más recientes. Independientemente de quien sea o haya sido el victimario o verdugo.
A todas ellas les debemos verdad, justicia y reparación. Y conseguirlas es una de las más profundas preocupaciones de Geroa Bai.

Koldo Martínez, portavoz parlamentario de Geroa Bai

jueves, 9 de febrero de 2017

ATRIBUYEN NATURALEZA POLÍTICA AL DESAHUCIO DE FIGAROL

El Concejo de Figarol acordó el pasado 27 de enero interponer una demanda de desahucio contra el vecino José Manuel Pérez de la Iglesia, que lleva 20 años residiendo en una vivienda gestionada por el propio Concejo conocida como la Casa del Perito, situada en el paseo de los Fueros número 20. Su familia denuncia que el verdadero motivo por el que no se le renueva el contrato de alquiler es que descubrió, siendo concejal (cargo que dejó hace meses), presuntas irregularidades cometidas por el presidente del Concejo, Rafael Martínez Beorlegui (UPN), que ya han sido denunciadas ante el Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) y que tienen que ver con el contrato de arrendamiento de La Residencia, un inmueble propiedad del Gobierno de Navarra que regenta el propio Martínez como presidente de la Asociación Club Hípico Doshaches.
Tal y como consta en el recurso de alzada interpuesto por el también concejal regionalista Agustín Fadrique, los hechos se remontan al año 1998, fecha en la que el Ejecutivo foral cedió gratuitamente La Residencia al Concejo, permitiéndole “establecer las relaciones jurídicas con terceros” que estimase oportunas. Así las cosas, el Concejo decidió ceder a título gratuito el inmueble a la Asociación Club Hípico Doshaches por un periodo de nueve años y seis meses con la condición de que invirtiese un mínimo de seis millones de pesetas en acondicionar las instalaciones (finalmente fueron diez).
Transcurrido ese plazo, el Concejo acordó el 7 de mayo de 2008 establecer una nueva cesión, pero fijando una renta de 450 euros al mes, más el IPC. Paralelamente se unificó la cesión de La Residencia con la de otros inmuebles del Concejo (boxes y chopera), cuyo uso tenía cedido la asociación y por los que pagaba una renta. Pues bien, hasta el primer trimestre del año 2012, la Asociación Club Hípico Doshaches pagó los 450 euros al mes, por trimestres, con los incrementos correspondientes del IPC. A partir de abril de 2012, sin embargo, la Asociación ha venido pagando 162,02 euros al mes “sin que exista acuerdo alguno del Concejo de Figarol para reducir la renta de 450 euros al mes a 162,02 euros al mes, ni acuerdo con el arrendatario en tal sentido”, denuncia Fadrique, quien destaca en el recurso que la reducción “coincide con el nombramiento de Rafael Martínez como presidente del Concejo”. Tras ser preguntado por esta cuestión, Martínez lo achacó a un “error administrativo”.
En mayo de 2016, asimismo, el Concejo decidió por dos votos a favor y uno en contra eliminar la tasa por arrendamiento de La Residencia al considerar “no conforme a Derecho” el establecimiento de una renta (cobrada indebidamente, según Martínez) a cargo de la Asociación por utilizar una vivienda que es propiedad del Gobierno de Navarra.
En septiembre de 2016, Fadrique propuso reclamar el dinero que se había dejado de percibir, unos 18.000 euros. Sin embargo, el Concejo decidió por mayoría no solicitar la cuantía. De ahí que el edil , al que apoyan vecinos, antiguos concejales como Pérez y presidentes de Figarol (quienes consideran que no se están defendiendo los intereses del pueblo), solicite al TAN que anule el acuerdo y permita al Concejo reclamar dichas cantidades.
Ante esta situación , Antonio Pérez, hermano del afectado, critica la “injusticia” que se está cometiendo con José. “Se trata de un desahucio de naturaleza política por no callar y no mirar para otro lado”, lamenta, a la par que anuncia que su hermano no abandonará la vivienda hasta que un juez lo dictamine.
El presidente, por su parte, niega que se esté castigando al exedil no renovándole el alquiler. Indica que la decisión responde a que se han detectado una serie de anomalías en el arrendamiento de la vivienda que no ha querido dejar pasar por alto. “José tiene un contrato especial. Es un contrato de subasta donde se han dado un montón de irregularidades con las que no estoy dispuesto a continuar”, explica a la par que indica que el afectado en ningún momento se ha dirigido al Concejo para mostrar su voluntad de querer renovar el contrato de alquiler. “No hay petición ni hablada ni escrita de querer seguir en la casa”, subraya, además de recalcar que el afectado “ya tiene una casa de VPO”. Ante esta afirmación, la familia de José aporta el último contrato de alquiler que data de 2001 para negar irregularidades, desvela que la entidad llevaba “un año advirtiéndole de que le iban a quitar la casa” y valoran que Martínez no es el más indicado para dar lecciones de transparencia. Circula por el pueblo una web anónima (https://figarol.wordpress.com) en la que se detallan las presuntas irregularidades del presidente.
En lo concerniente a La Residencia, Martínez prefiere que sea la justicia quien dictamine si “yo debo o el Concejo me debe 18.000 euros”. Dice que acatará lo que diga el TAN y que los pagos realizados hasta ahora corresponden a los boxes y a la chopera y no a la vivienda. “Nunca he metido la mano en el saco, no me hace falta”, concluye. Por último, destacar que Martínez y José Pérez participarán el día 12 en un acto de conciliación en el Juzgado de Paz de Carcastillo a raíz de la denuncia interpuesta por el presidente por difamación.

Diario de Noticias

miércoles, 8 de febrero de 2017

RESPUESTA DE EH BILDU MENDIGORRÍA A LA CARTA DE UN CONCEJAL DEL PP

El grupo municipal EH Bildu Mendi, que posee la alcaldía de Mendigorría y la mayoría absoluta en su Corporación, quiere realizar la siguiente aclaración a la carta publicada en Diario de Navarra el día 5 de febrero de 2017 escrita por Álvaro Sobejano de Pablo, presidente de la gestora de NNGG en Navarra y concejal del PPN en el Ayuntamiento de Mendigorría.
La moción aprobada en ningún momento pide el cambio de la zonificación lingüística como se afirma en la publicación, si no que textualmente en el punto 2 se dice: "El Ayuntamiento de Mendigorría insta al Parlamento y al Gobierno de Navarra a tomar las iniciativas legislativas pertinentes para que, mientras se mantenga el criterio de zonificación lingüística, el municipio de Mendigorría sea incluido en la denominada zona mixta". Esta moción ha sido aprobada por más pueblos de la zona e irá en aumento. En nuestro caso, fue aprobada con la mayoría absoluta que desde el Parlamento exigieron a otros pueblos en el año 2010. Todo ello para defender los derechos lingüísticos de nuestro pueblo.
Por tanto, no sabemos dónde puede estar la ilegalidad cometida que se manifiesta en la carta.
Álvaro, deberías leer la moción así como los puntos que se tratan en el Ayuntamiento para saber de qué van las cosas. Así no llegaréis a las votaciones sin saber de qué va la feria, votaréis con un criterio y no tendrá que venir nadie al pleno a deciros qué votar. Aunque agradecemos que casi siempre votéis a favor de nuestras propuestas y estas salgan por unanimidad, siendo siempre mejor para nuestro pueblo.
La verdad es que nos gustaría ser recíprocos con vuestras propuestas, pero no podemos ya que en 20 meses no habéis presentado ninguna. Disculpa, Álvaro, en ruegos y preguntas de un pleno rogaste la colocación en el salón de plenos de las banderas y retrato de los reyes. Será que solo te centras en fotos y banderas.
Recordarte que ya en nuestro programa electoral decíamos que íbamos a apoyar el euskera y el modelo D; modelo que no se impone a nadie y da la opción de elegirlo al que lo desee. ¡Vale ya de mentiras! Por lo tanto, con los votos que nos dieron, nos sentimos legitimados para poder apoyarlo.
Perdona otra vez, Álvaro, no nos acordábamos que entonces tu no sabías casi ni donde estaba Mendigorría. Tuvieron que dimitir todos los de la lista del PPN para que tú pudieses aterrizar aquí. ¿A quién representas tú si no has sido votado por nadie? ¿Para qué has venido aquí?
Si para lo que has venido a Mendigorría es para ganar puntos y medrar en tu partido, con nosotros no lo vas a tener fácil. Bastante tenemos con todos los problemas que tiene el pueblo como para estar perdiendo el tiempo contigo.
La manera que nosotros tenemos de trabajar es en comisiones abiertas, preparando los temas que después se debaten en el pleno. Si deseas trabajar por el pueblo ahí es donde nos podemos encontrar, no a través de los medios de comunicación. Pero no creemos que tú hayas venido para eso.
Con todo, Álvaro, esperamos seguir viéndonos si con eso gana Mendigorría.

EH Bildu Mendigorría

ATXORROTX, NUESTRAS TERMÓPILAS

El castillo de Atxorrotx, en Eskoriatza, valle de Lenitz, recupera su relato. Su leyenda. Su naturaleza de lugar de memoria. Nabarralde ha editado un documental histórico que narra las circunstancias de esta antigua fortificación vascona, erigida en un lugar estratégico. En efecto, construido en una peña, junto al puerto de Arlaban que comunica la Llanada Alavesa con la costa y los valles gipuzkoanos, este castillo roquero, auténtico nido de águilas, vigilaba el antiguo camino medieval, controlaba la comarca y ejercía de punto neurálgico en la organización territorial del reino navarro.
Una de las facultades de la memoria histórica es que nos permite echar una mirada a los orígenes de la realidad actual, por detrás de la fachada con que la conocemos hoy, y entender cómo se ha gestado. Ello nos da una perspectiva que, de otro modo, cuando el poder intenta enmascarar los procesos de dominación y sometimiento, pasa desapercibida.
Atxorrotx fue importante en nuestro pasado por varias razones. De entrada, porque controlaba la ruta que atravesaba los montes, de la meseta peninsular hacia el mar y hacia Europa. Fue el camino principal durante milenios, y por este motivo se convirtió en el paso de las Termópilas de la montaña vasca. Distintas batallas lo atestiguan; la emboscada del guerrillero ‘Dos Pelos’ al ejército francés, con las fuerzas del ‘corso terrestre’, de Espoz y Mina, durante la francesada; el intento de los generales liberales Córdoba y Espartero de derrotar a los carlistas de Egia, durante las Carlistadas; la cercana batalla de Albertia, entre el Eusko Gudarostea y las fuerzas de Mola, en el 36. Si conociéramos nuestra historia, como los griegos la suya, Atxorrotx tendría su epopeya.
Pero el castillo de Atxorrotx es importante como lugar de memoria por razones de mayor transcendencia. Gipuzkoa no existía antes de la conquista del año 1200. Castilla atacó a Navarra y le arrebató su territorio occidental: la parte marítima y la Llanada. Esta ocupación es el origen de la fractura básica entre la tierra vasca (en lo sucesivo ya no navarra) y la navarra (tal como hoy se entiende; aunque siguiera siendo vasca). Lo que hoy, en versión navarrera, se describe como distinción entre vascos y navarros.
En esa invasión Atxorrotx fue uno de los objetivos militares, y han aparecido suficientes vestigios arqueológicos que lo corroboran (una capa de carbones del incendio; se han recogido en la excavación más de trescientas puntas de flecha y ballesta…). Pero el castillo era más que un simple enclave del sistema defensivo. También era el núcleo de la tenencia administrativa. En la política de acoso a Navarra, Castilla reorganizó el país y reunió tres de estas tenencias, Ipuzkoa, San Sebastián de Hernani y esta de Aizorrotz, para construir una cabeza de puente desde la que atacar el territorio independiente. Así se formó Gipuzkoa, como estrategia contra Navarra. Este escenario es uno de los lugares que nos sirve de recuerdo, de memoria, sobre cómo se ha perpetrado nuestra historia.
Como explica el documental, “La historia se aleja, queda atrás. Pero 800 años después el camino hacia la costa, hoy autopista, recorre la misma geografía”. Alrededor, las poblaciones que surgieron bajo la sombra de Atxorrotx acogen una actividad diaria, una sociedad viva, forjada en el trabajo y la cultura vasca. La energía de sus gentes ha levantado industrias, cooperativas. En la universidad la juventud bulle, se prepara. La lengua vasca, como decía Campión, es una reliquia venerable del pasado, pero también un instrumento de futuro. La memoria crea sociedad, dicen los expertos. La presencia de Atxorrotx, que recuerda de dónde venimos, también nos lo asegura.

Ángel Rekalde, en Nabarralde

martes, 7 de febrero de 2017

"ESTE SISTEMA LE ESTÁ ROMPIENDO TODO SU MUNDO"

Mi nieta fue agredida por su padre hace exactamente tres semanas. Todavía está sufriendo las consecuencias físicas de esa agresión y aunque ya no está en estado grave, los efectos de esa gravedad hacen que siga con un montón de medicación que la hace, además de seguir hospitalizada, estar muy débil, sin apetito etc. Y la maldita fiebre, que siempre es por alguna razón. Pero esto no es nada en comparación con lo que la falta de su madre le produce en estos momentos de debilidad extrema.
Izar ha sido agredida por uno de sus dos pilares más importantes, su padre. Le queda el otro, su madre, con la que convive 24 horas por su condición de presa. De repente, su padre le hace daño, ella lo sabe, es consciente de ello, lo ha dicho y su madre le promete que nadie más, nunca, le hará daño mientras ella esté presente. Pero su madre no está.
Estando en la UCI, saliendo de una sedación que ella no entiende, ve a su madre un momento entre sueños, ella le canta sus canciones favoritas pero cuando despierta ya no está. Ha pasado una hora con su hija pero la niña está sedada. Izar despierta del todo y pregunta por su madre, pero no está. A los dos días vuelve a aparecer. Ella no controla el tiempo que ha pasado, tiene dos años, está una hora con ella y vuelve a marchar. Y así vuelve a suceder a los dos días y después de una hora de estar con su madre esta vuelve a desaparecer. Algunas veces, después de tranquilizarla tras el berrinche de la despedida, se queda medio dormida y en ese duermevela se despierta asustada y dice: «Ha venido la ama», mira hacia la puerta y llama «Ama». Pero ella no viene.
Izar está enfadada, castiga a su madre. Le ha prometido que va a estar con ella, pero ella no está. Por eso la castiga. No quiere su foto, la que hemos colocado en su cama a la altura de sus ojos para que la vea constantemente. No quiere la mantita que ella le hizo y con la que siempre duerme. Le repetimos constantemente que su ama le quiere mucho pero ella dice que no, que ella no le quiere, que no viene. Su madre también le ha fallado. ¿Cómo explicar a Izar que este sistema penitenciario de auténtica venganza no le permite estar a su lado?
Izar es una víctima de la violencia machista, pero es doblemente víctima de este sistema que se está vengando de su madre a través de su hija. El Estado está haciendo con Sara lo mismo que su pareja, vengarse a través de su hija. Lo que pasa es que uno es un maltratado y el otro, supuestamente, el defensor del menor. Hemos tenido que oír estos días a través de diversos estamentos que «todo se hace por el bien del menor». ¿En serio? ¡Cómo pueden decir algo así! ¿En serio alguien se cree que privar a una niña de dos años de su madre, después de haber sido acuchillada por su padre es por el bien del menor?
El jueves 2 de febrero nos llega la noticia de que a la madre le amplían las horas y el número de visitas con su hija. No sabemos si eso significa más horas, más días, no definen nada. No sabemos a quién corresponde ejecutarlo pero la realidad es que el auto no se ha cumplido. En definitiva, la niña sigue siendo castigada sin su madre. Hoy es domingo y este auto no se ha cumplido. Su madre sigue viniendo a ver a su hija una hora cada dos días.
Esta es mi reflexión y mi denuncia, llena de rabia por el trato que se está dando a una menor de dos años que no tiene la culpa de nada, a la que han intentado quitarle la vida y que este sistema sin sentido le está rompiendo todo su mundo.

Kontxi Ibarreta, amona de Izar
Valencia, 5 de febrero de 2017.