martes, 19 de febrero de 2019

FRANCISCO FRANCO DEJARÁ DE SER EL ALCALDE PERPETUO DE CASCANTE

El alcalde de Cascante recibió el aviso hace unas semanas. Su puesto ya estaba ocupado, Francisco Franco Bahamonde es alcalde perpetuo de esta localidad. «Debieron encontrar referencias a estos títulos de Franco las actas de finales de los 40», explica Alberto Añón. «Lo llevaremos a pleno, lo cambiaremos y prau», enfatiza el alcalde. Según explica, este asunto ya no genera debate en el pueblo. «Está claro que hay que quitarlo. No va a levantar controversia, ni enfado», sostiene este primer edil, que pertenece a UPN.

Trabajadores del Instituto Navarro de la Memoria han buceado en los archivos de los ayuntamientos de más de 2.500 habitantes en busca de menciones. La Alcaldía Perpetua de Cascante es la más rimbombante, pero otras localidades habían adoptado al dictador como hijo adoptivo predilecto. En la mayoría de pueblos analizados han encontrado referencias de este tipo. También en ayuntamientos no precisamente de derechas.

Andoni Lakarra, alcalde que trajo el cambio a Erriberri, también recibió el aviso. «No teníamos ni idea. Nos pasaron una nota con lo que habían encontrado y, junto con ello, una propuesta para revocarlo en pleno», comenta. Lakarra subraya que podría haber quitado el título a Franco por resolución de Alcaldía, pero prefiere que haya debate.

Nafarroa está eliminando la poca simbología franquista que le queda. Faltan un puñado de calles, placas memoriales a «caídos» y chapas en casas levantadas durante la dictadura. En 2016, se hizo el primer censo con lo que quedaba y, tras sucesivas actualizaciones, se llegó a los 462 símbolos. De ellos, se han retirado 308 y otros 68 están en proceso de eliminación. Hay ayudas para las retiradas más costosas. «Son sobre todo placas de piedra con nombres de combatientes, que requieren de albañilería», comenta Álvaro Baraibar, director del Departamento de Paz y Convivencia. «El último gran símbolo que se eliminó fue la escultura con la laureada del frontón de Diputación», sostiene.

La retirada de la mayoría de estos símbolos sigue en manos de las entidades locales. Y sigue habiendo quien pone pegas. Aquilino Jiménez, alcalde de Caparroso por el PP, se niega a cambiar la calle al falangista Luis Valero. Aduce molestias para los vecinos, pero al final, reventó a preguntas de este medio: «Cuando quiten las calles de los terroristas etarras que hay por ahí arriba, pensaremos en quitar los demás», sentenció.

Juan Antonio Sola, primer edil de Fustiñana y exvicepresidente de UPN, niega haber tenido requerimientos. Pero GARA confirma que se le envió un correo en 2017 y no contesó. Allí también tienen la calle a Valero, algunas laureadas y placas de vivienda, según el instituto de la Memoria. «No tengo requerimiento de nada. Ni de calles, ni de placas. Y también este es un tema del que paso olímpicamente, ni me molesto. Bastantes problemas tengo en el ayuntamiento».

Mientras, en Iruñea, los nostálgicos han llevado el Concurso Internacional de Ideas para convertir Los Caídos en otra cosa (o derribarlo) ante el Tribunal Administrativo de Navarra. Sin embargo, el Ayuntamiento sigue adelante. Ayer, los siete grupos de arquitectos presentaron sus propuestas para el edificio en el Condestable. La sala se llenó para escuchar los distintos planes.

Aritz Intxusta, en GARA

LA COMISIÓN CONCLUYE QUE FUE LA GESTIÓN DE GOÑI Y UPN LA QUE HIZO DESAPARECER CAJA NAVARRA

Diez meses después, la comisión parlamentaria que investiga la desaparición de Caja Navarra ha elaborado ya sus conclusiones, que serán debatidas y votadas el viernes Y no pueden ser más contundentes. Los cuatro grupos que respaldan al Gobierno de Navarra han consensuado un documento de 157 páginas en el que dejan claro que fueron las decisiones estratégicas tomadas desde 2002, con el nombramiento de Goñi por parte de UPN y la posterior gestión durante la crisis, las que explican la falta de resistencia de la entidad ante la recesión económica desatada en 2008.

“No existe evidencia para negar que Caja Navarra pudiera haber continuado en solitario, ni desde el punto de vista financiero ni regulatorio”, señala textualmente el documento pactado por Geroa Bai, EH, Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra. El texto señala asimismo que “la decisión estratégica de integrar a Cajasol en Banca Cívica y de salir a Bolsa resultaron fatales para el patrimonio. En caso de no haber adoptado dichas decisiones estratégicas, el patrimonio que mantendría hoy día Caja Navarra (bajo la forma jurídica que fuese), sería mucho más elevado”.

Las conclusiones del cuatripartito -tanto UPN como el PSN han presentad las suyas- suponen un relato minucioso de la historia de Caja Navarra durante el siglo XXI. Con el nombramiento de Enrique Goñi como punto de partida, las conclusiones repasan la trayectoria de una entidad que en 2001 pasaba por ser una de las más sólidas del sector. Aquejada de cierta falta de rentabilidad, Can era entonces una entidad básicamente estable, centrada en el negocio bancario tradicional y cuyas inversiones empresariales solían diseñarse a largo plazo. Todo cambió a partir de entonces, sostiene el informe, que desmonta punto por punto los argumentos aportados por Enrique Goñi, Miguel Sanz y José Antonio Asiáin durante sus comparecencias.


EXPANSIÓN EN PLENA BURBUJA El informe recuerda así que la expansión de oficinas “se concentró especialmente en los años de mayor burbuja inmobiliaria, con el impacto que esto tuvo en el precio de los inmuebles”, que las prejubilaciones acometidas a partir de 2003 no respondían a ningún solapamiento de redes y que, pese a ellas, la plantilla de la entidad siguió creciendo, “por lo que resulta difícil aceptar que dichas prejubilaciones respondían a criterios de eficiencia”.

Del mismo modo, los grupos entienden que la ratio de solvencia, si bien ya descendió durante los años de Lorenzo Riezu, profundizó su caída con Goñi, “cuando descendió del 13,7% en 2002 al 7,5% en diciembre de 2007.? Esta disminución de la solvencia -recuerda el informe-, adquiere mayor gravedad cuanto más cerca se está de los mínimos regulatorios, como ocurrió durante el mandato de Goñi”. Una solvencia por encima del 10%, por ejemplo, le habría ayudado a Banca Cívica en 2011 para evitar la salida a Bolsa.

Este nuevo modo de gestionar la entidad no encontró además ninguna resistencia en los órganos de administración y control de Caja Navarra, creada en 1921 por la Diputación Foral de Navarra y que “contaba una importante vocación de servicio público”. El informe recuerda que este espíritu perdura hasta la fusión y el nombramiento de Goñi, “que instauró un cambio de modelo de negocio que supuso, entre otras cosas, ir desligando la Caja de las instituciones que la habían creado, con la imprescindible dejación de funciones de control que les correspondían.

El informe precisa en este sentido que “del análisis de los Estatutos de Can, de la Lorafna, del Informe de la Cámara de Comptos y del Informe de los Servicios Jurídicos del Parlamento de Navarra, en contraposición a las posturas expresadas por miembros del Gobierno de Navarra, se desprende que correspondía al Gobierno de Navarra la tarea de inspección de Caja Navarra”.? Estas tareas, continúa el documento, no se llevaron a cabo desde el año 1978 a pesar de reservarse estatutariamente puestos estratégicos en los órganos de Gobierno de Can para ejercer la inspección.

Con esa mochila llega Caja Navarra a 2008, cuando se suma a un baile de fusiones propiciado por el Banco de España, pero que entidades más solventes evitan. Las consecuencias son conocidas y el informe lo resumía así. “Las decisiones estratégicas adoptadas por el equipo de Enrique Goñi, tomadas sin supervisión de las instituciones forales, agravaron los efectos de la crisis financiera vivida, provocando una pérdida patrimonial del 80%, muy superior a la sufrida por otras entidades del entorno, que ha conllevado su desaparición”.

Juan Ángel Monreal e Iñaki Porto, en Diario de Noticias

domingo, 17 de febrero de 2019

UN MISMO RETO, SOLO UNA RESPUESTA

Nada resulta nuevo. La situación y algunos de los riesgos que en el panorama político estatal hoy divisamos ya los hemos encarado. En 2004 tuvimos que afrontar un precipicio de política de confrontación muy similar encabezada por el entonces presidente del PP, José María Aznar. Nafarroa Bai fue entonces la herramienta eficaz para hacerle frente, encarnando la defensa de una Navarra que hasta esa fecha había estado deliberadamente silenciada.

Desde entonces han pasado 15 años. Los últimos cuatro, sin duda, han sido decisivos para Navarra. Por primera vez un Gobierno de progreso sustentado por cuatro formaciones políticas propiciaba un cambio institucional de calado. Quiero subrayar esta circunstancia porque la composición del mapa político de Navarra, que desde el nacimiento de Nafarroa Bai en 2004 se vio claramente reforzado en una mayoría de cambio, ha tenido en el empeño de la ciudadanía ante las urnas a su principal valedor.

La posibilidad real de alternativa a los gobiernos de UPN en 2007 y en 2011, abortada por la falta de coraje político del PSN, no consiguió desanimar el resultado en las urnas -a pesar de lo doloroso de ambos momentos- y en 2015, sin embargo, nos encontramos con que la Cámara navarra, el Parlamento foral, contaba con una mayoría democrática en la que la tradicional mayoría de UPN con los socialistas navarros perdía su capacidad de bloqueo en la gestión de nuestras instituciones forales.

Un cambio en la composición de mayorías que estos cuatro años no solo ha tenido expresión en el Parlamento y traslado en el Ejecutivo foral, sino que se ha extendido de manera incontestable en el conjunto de los ayuntamientos de las principales ciudades y localidades de Navarra.

Un nuevo tiempo que se ha demostrado clave en materia de acuerdo para la estabilidad institucional. Circunstancia que ha adquirido especial dimensión en el conjunto de la política estatal. En estos cuatro años, frente a la estabilidad vivida en Navarra, lo que hemos tenido en el escenario político español ha sido todo lo contrario. A lo largo de este tiempo hemos conocido tres legislaturas en el Congreso y cuatro gobiernos en Moncloa. Y vamos ya para el quinto. Tres elecciones generales y una moción de censura en menos de cuatro años. Un periodo que poco ha ayudado al necesario entendimiento entre el Gobierno central y el Gobierno foral, clave en una relación basada en la bilateralidad como la que rige entre Navarra y el Estado.

La estabilidad en Navarra no ha venido regalada, ni ha sido, ni mucho menos, fácil. Ha sido gracias a la capacidad de pacto entre diferentes. Quiero recodarlo: cuatro formaciones que son asimismo en su mayoría coaliciones, y que han permitido a Navarra avanzar de manera clara en todos los ámbitos. Hemos conseguido aprobar cuatro presupuestos generales de Navarra;sacar adelante más de 100 leyes, de las cuales la inmensa mayoría han sido de carácter económico y social;reducir listas de espera;complementar las pensiones;revertir recortes;crear empleo;reducir la pobreza;atender mejor a las personas en situación de dependencia…

Pero, sin duda, un elemento clave de esta legislatura ha sido la defensa de nuestro autogobierno. Venimos de años de una progresiva ola recentralizadora desde Madrid que hoy se exhibe con menos complejos que nunca. Y, ante esos ataques, Navarra ha hecho una apuesta clara e inequívoca por un mayor autogobierno y una férrea defensa de lo que nuestro régimen foral supone.

Una defensa convencida porque, sin duda, a mayor autogobierno mayor prosperidad y bienestar, pero también mayor responsabilidad. ¿Alguien se puede creer que aumentando la aportación de Navarra al Estado -como veníamos haciendo de manera exponencial hasta la llegada de este Gobierno-, que traspasando competencias como Educación al Estado o eliminando la autonomía fiscal de Navarra -como proponen algunos partidos que aspiran a gobernar en Madrid-, vamos a vivir mejor? Porque sin duda, eso es lo que está en juego. El día a día de los hombres y mujeres que componen la sociedad navarra y la manera de atender de la manera más ambiciosa, eficaz y eficiente sus necesidades. Eso es lo que se decide el próximo 28 de abril.

Nos enfrentamos a una legislatura fundamental, en la que habrá que defender el autogobierno de Navarra de aquellos que lo quieren laminar. Por eso considero necesario que la capacidad de diálogo de estos cuatro años entre las fuerzas del cambio que ha sustanciado un Gobierno estable y sólido, que ha traído bienestar al conjunto de la ciudadanía en Navarra, tenga también su representación en las próximas Cortes Generales. La apuesta recentralizadora de las derechas, arrastradas por la previsible irrupción de la ultraderecha en el Congreso y el Senado que salga de las próximas elecciones, nos exige una respuesta fuerte, firme y progresista en la defensa del autogobierno desde Navarra.

Cualquier socio con el que pretenda pactar UPN-PP o PSN-PSOE y que no pase por la suma de fuerzas que ha propiciado el cambio en Navarra, irá en contra de nuestro régimen foral. Que no quepa duda de eso. Así lo han manifestado ya, y han sido muy claros.

Por eso, ante este momento político crucial que atravesamos, va a resultar imprescindible contar con una voz propia de Navarra en Madrid. Una voz propia que no quede diluida ni supeditada a las dinámicas propias de los partidos de ámbito estatal. Una voz propia que ponga a esa Navarra plural y progresista en un primer plano.

En 2004 Nafarroa Bai demostró como un solo escaño es capaz de cambiar las cosas. Y, ahora más que nunca, un solo escaño puede volver a ser determinante en un escenario en el que el juego de mayorías seguramente quedará tremendamente abierto.La autora es miembro de Geroa Bai

En estos cuatro años, frente a la estabilidad vivida en Navarra, lo que hemos tenido en el escenario político español ha sido todo lo contrario.

Uxue Barkos Berruezo, en Diario de Noticias

sábado, 16 de febrero de 2019

LA CORAL TAFALLESA BUSCA NUEVAS VOCES

Algunas bajas durante los últimos meses y la ausencia de nuevas incorporaciones ha motivado que los integrantes de la Agrupación Coral Tafallesa hayan decidido lanzar un llamamiento y una invitación a que nuevas voces se sumen al grupo para poder mantener sus compromisos de actuaciones y la necesaria renovación de integrantes que precisan todo tipo de formaciones grupales.

Según explica la directora de la formación, Alicia Osés, “en estos últimos meses hemos tenido algunas bajas, que siempre surgen por cuestiones laborales, por periodos de estudios entre los componentes más jóvenes o por el hecho de atravesar periodos de embarazo y maternidad, y aunque hemos tenido también algunas incorporaciones, éstas no han llegado a cubrir las ausencias de quienes ya formaban parte del grupo. Por ese motivo, en la última reunión comentamos la necesidad de invitar a más personas a que se animen a formar parte de la coral y de esa manera mantener la masa, que siempre ha contado con entre 30 y 35 voces”.

La directora también señalaba que “para formar parte de la coral no es necesario e imprescindible saber solfeo, aunque tener conocimientos musicales facilite mucho el trabajo. Lo que sí se requiere es tener afición musical: más que buena voz es preferible tener buen oído y especialmente, mantener el compromiso de asistencia a las actuaciones programadas y a los ensayos que realizamos durante dos días a la semana”.

Estos ensayos se llevan a cabo durante una hora y cuarto, los lunes y miércoles de las 20.45 a las 22.00 horas, en la sala que tienen asignada en la Casa de Cultura. “La asistencia a los ensayos puede parecer lo más sacrificado, pero hay que tener en cuenta que también es un buen modo de relacionarnos como personas y de crear buenas amistades -añadía Osés-. Yo que ya llevo treinta años perteneciendo a esta formación puedo asegurar que aunque parezca una gran sujeción también nos aporta muchas otras satisfacciones, porque aunque estemos gente de todas las edades, todos disfrutamos de la pertenencia al grupo y no únicamente cuando actuamos, también cuando preparamos cenas o acudimos a excursiones”.

En estos más de 50 años de existencia, además de actuar en diferentes lugares de la geografía española también han estado presentes en países como Francia, Bélgica, México y Holanda. La Agrupación Coral Tafallesa, es la formación coral más antigua de la ciudad, constituida en 1965, formada inicialmente por voces masculinas a las que a los pocos meses se sumaron varias féminas para conforman un sólido grupo con una treintena de componentes.

Desde entonces mantienen toda una serie de actuaciones fijas en las fechas más señaladas del calendario festivo de la ciudad, amenizando con sus cantos y dando solemnidad a celebraciones litúrgicas como las misas en el día de San Sebastián, el canto de la Salve en la tarde del 14 de agosto y al día siguiente en honor a la Virgen de la Asunción, el canto del Miserere de Gorriti el viernes anterior a la Semana Santa o la Misa de Pastorela el día de Navidad, entre otras variadas actuaciones a lo largo del año.

Su repertorio es muy amplio y variado, desde polifonía religiosa, pasando por lo más granado del folklore vasco navarro, villancicos, habaneras, zarzuelas o composiciones más clásicas.

Carmelo Armendáriz, en Diario de Noticias











folklore vasco navarro, villancicos, habaneras, zarzuelas o composiciones más clásicas. - C.A.

jueves, 14 de febrero de 2019

EL INFORME FANTASMA DE LOS SANFERMINES DEL 78 REAPARECE 40 AÑOS DESPUÉS

L a tenacidad ha conseguido algo de verdad para la familia de Germán Rodríguez, a quien la Policía española mató de varios disparos aquel trágico 8 de julio de 1978. Hubo otros siete heridos de bala aquella tarde. Todo empezó en la Plaza de Toros a raíz de una pancarta que solicitaba la amnistía colgada de uno de los tendidos. La policía gris abrió fuego contra una ciudadanía hambrienta de libertad que era plenamente consciente de la ventana de oportunidad que suponía la muerte del dictador para conseguir una democracia real. La orden del mando se grabó: había que disparar a matar.

Los sucesos conmocionaron la ciudad. Las fiestas de San Fermín se suspendieron. Y, en ese mismo momento, se iniciaba una lucha en busca de justicia. El debate llegó al Congreso. Txiki Benegas y Gabriel Urralburu (que hacía pinitos para convertirse en presidente de Nafarroa) pedían explicaciones al ministro del Interior Martín Villa apenas once días después. Ocurrió el 19 de julio en una sesión que acabó pasadas las tres de la madrugada. Fue en esa legislatura llamada constituyente. Rodolfo Martín Villa reconocía errores y se apoyaba en un informe elaborado por su Ministerio para defender que, en todo caso, algún mando se extralimitó. Dijo que todo fue un error, pero que el problema eran las algaradas. «En mi criterio, son responsables los mandos policiales y no los miembros de orden público que se limitaron a ejecutar [las órdenes]», aseguró.

Fermín Rodríguez, infatigable hermano de Germán, recordaba ayer que llegaron a abrirse cinco sumarios en los tribunales de Iruñea para esclarecer los hechos. Ese informe que tenía Martín Villa en su poder constituía una prueba fundamental. Pero toda aquella documentación, de repente, se esfumó. «El informe llegó incluso a ser reclamado por el Supremo, que era entonces el tribunal de mayor rango. No existía aún el Constitucional», explica Fermín.

El miércoles, esa documentación reapareció. Llevaba enterrada 40 años. Fue una especie de milagro. En esta legislatura, las instituciones navarras habían reclamado estos papeles por activa y por pasiva. Tanto el Parlamento como el propio Gobierno foral realizaron requerimientos formales. Pero no recibieron siquiera el acuse de recibo. Es exactamente la misma táctica que el Estado llevó a cabo con el Supremo cuando sucedieron los hechos: silencio.

En paralelo, los grupos de EH Bildu, Podemos, ERC y Compromís registraron peticiones dentro del Congreso. Con Mariano Rajoy como presidente se les notificó que aquel informe de Interior no existía. Luego cayó Rajoy y llegó Pedro Sánchez. La petición se reiteró y la respuesta fue la misma: «En relación a la documentación solicitada, se indica que no hay en los registros constancia del informe requerido».

Los papeles se encontraban en el archivo del Congreso. Según comentaban desde EH Bildu a GARA, la documentación resulta bastante extensa. Hay múltiples documentos policiales, fotografías y un gran mapa de la plaza. El informe no solo contiene datos policiales de los sucesos de Iruñea, sino de la oleada de protestas que conllevó, incluidos datos sobre la muerte de Joseba Barandiaran en Donostia y los actos de pillaje por parte de las FOP en Orereta. Los parlamentarios de EH Bildu fueron advertidos por parte de funcionarios de que estos papeles contienen datos sensibles de personas concretas, por lo que les recomendaron no hacerlos públicos.

Los originales se quedaron en el registro, pero los congresistas salieron de allí con una copia en formato digital. Estos documentos ya se han hecho llegar a Sanfermines del 78 Gogoan para su análisis. Esta plataforma abrió una causa penal contra Martín Villa y otros responsables del operativo policial el pasado mes de enero. Según explicaron, los documentos están siendo analizados por sus abogados para analizar la posibilidad de extraer nuevas pruebas de cargo. Bien para esa causa, bien para iniciar una nueva.

Sanfermines 78 Gogoan emitió una nota asegurando que supone una victoria, pues se ha roto con «40 años de encubrimiento» en torno a estos hechos. Aun con todo, subrayan que esta no es toda la información que se ha reclamado. En sus peticiones ante los tribunales, la plataforma menciona 17 documentos y este solo es uno de ellos.

Fermín ve en el hallazgo un paso adelante en su lucha por traer verdad y justicia a su hermano. «No creo que el informe sea la panacea ni la llave de todo, pues son datos policiales y no se van a descubrir. Pero se ha demostrado que llevan 40 años mintiéndonos», sostiene esta víctima.

Aritz Intxusta, en GARA

LAS ELECCIONES QUE NADIE QUERÍA

El experimento de la primera moción de censura exitosa de la historia de España murió este miércoles donde nació: en el Congreso. Allí cayeron los Presupuestos con la unión antinatura de PP, Ciudadanos y los independentistas catalanes. Una derrota durísima e inesperada fruto de una combinación de extraños desencuentros de los negociadores y la presión del PSOE que empuja a Pedro Sánchez a convocar elecciones anticipadas. Sobre la fecha hay más dudas: la más fuerte es  la opción del 28 de abril, pero también estuvo encima de la mesa el 14, que varios ministros descartan de plano, el 26 de mayo (superdomingo) que no quieren los barones o alguna sorpresa de última hora. Lo único seguro es que la decisión se anuncia el viernes tras el Consejo de Ministros.

El certificado de defunción de esta mayoría inédita que incluía al PSOE, Podemos y los independentistas, llegó pues este miércoles, pero en realidad el paciente había enfermado de gravedad mucho antes. Fue el fin de semana del 21 de julio de 2018. Con todos los ojos puestos en el congreso del PP en Madrid que dio el poder a Pablo Casado, en Barcelona, en el cónclave del PDeCAT, Carles Puigdemont lograba recuperar el control y defenestrar a Marta Pascal, una mujer clave en las negociaciones que hicieron presidente a Pedro Sánchez. Sin ella, que se enfrentó a Puigdemont y forzó el voto a favor de la moción de censura, esta nunca habría prosperado. Durante los siguientes meses Carles Campuzano (PDeCAT) y Joan Tardà (ERC), también claves en el sí, empujaron para aprobar casi todos los decretos que llevó el Gobierno al Congreso, pero los Presupuestos eran caza mayor, y ahí mandaban Puigdemont y Oriol Junqueras.

Ocho meses después de aquella compleja negociación, Pascal, ya sin poder, acompañaba este martes a David Bonvehí, entonces número dos y ahora líder formal del partido, pero siempre a las órdenes de Puigdemont —ese fue el pacto del congreso de julio— a una reunión a la desesperada en el despacho de Adriana Lastra, portavoz del PSOE, en el Congreso.

Era un último intento por frenar unas elecciones que nadie quería. Después de un intenso día que incluyó un papel a última hora que no incluía expresamente el derecho de autodeterminación sino una fórmula más ambigua, y con el impulso de Pablo Iglesias, líder de Podemos, y Andoni Ortuzar, presidente del PNV, otras dos personas clave de la moción de censura, el texto llegó a Puigdemont. El PSOE, que ya no se fía en absoluto de los independentistas después de los desencuentros de la última semana, exigía que cualquier intento de última hora estuviera avalado por el expresident. Tanto él desde Berlín, como Elsa Artadi desde Barcelona, un personaje clave en el fracaso de las negociaciones, rechazaron dar el visto bueno a ese último texto que gestionaba Bonvehí y promovía Iglesias.

El PSOE —los contactos nunca llegaron a ser entre Gobiernos, y el grupo de WhatsApp que crearon Carmen Calvo, Pere Aragonés (ERC) y Artadi sigue en silencio desde el viernes— ya no se fiaba y se había mostrado muy frío. Bonvehí se volvió a Barcelona la noche del martes con las manos vacías. El miércoles por la mañana hubo algún intento más, pero ya era imposible. Algunos dirigentes socialistas, e incluso ministros, respiraban aliviados con la ruptura con los independentistas porque creen que ha tenido un coste enorme negociar con ellos con sus constantes batallas internas.

Los 21 puntos de Torra
La publicación el martes, en plena batalla interna en el PSOE, de los 21 puntos de Torra fue una prueba más para el Gobierno de que desde dentro del independentismo se dinamitaba la negociación. Era casi imposible remontar el fracaso de la semana pasada, que ha dejado internamente muy tocados a los tres negociadores. Calvo, Artadi y Aragonés tienen críticos dentro de sus propios partidos porque nadie entiende que no pudieran encontrar un acuerdo antes si nadie quería ir a elecciones. La combinación de la intransigencia de Puigdemont y la olla a presión que era el PSOE desde el martes pasado impidieron cualquier margen.

Si se confirman, las elecciones que nadie quería pillarán a todos desprevenidos. Algunos creen que solo benefician realmente a Vox. En La Moncloa, sin embargo, insisten en que los datos que manejan son muy buenos. Dicen que ahora tienen un relato claro de que ellos intentaron un acuerdo pero no hicieron concesiones a los independentistas y además está la foto de la manifestación en Colón con “las tres derechas” unidas, que será uno de los ejes de la campaña para movilizar a la izquierda.

La situación de la política española es tan extraña que ninguno de los miembros de la mayoría quería estos comicios, y sin embargo ninguno ha sido capaz de evitar esta derrota que empuja a adelantarlos. Como sucedió con la declaración de independencia en 2017 —salvando las enormes distancias— sus protagonistas no están ni mucho menos contentos de la decisión que han tomado, pero no han sido capaces de cambiarla.

Por increíble que parezca, ni siquiera la oposición se ve muy entusiasmada. Este miércoles, el PP y Ciudadanos lograron el mayor éxito que pueda alcanzar una oposición en un Parlamento: tumbar los Presupuestos. Pero si se revisa el vídeo del momento de la votación, no hay nada parecido a la euforia esperada. Ciudadanos no aplaudió, y en el PP la mayoría de los diputados se quedaron quietos. Solo un pequeño grupo de los más cercanos a Casado forzó unos tímidos aplausos. Alguno de los silentes tenía motivos más de fondo para no hacerlo. El PP sabe que perderá muchísimos escaños, y varios de los que están allí no repetirán porque no hay sitio para todos y porque algunos son perdedores del último congreso. “No voy a aplaudir mi entierro”, bromeaba uno que ya se ve fuera.

Mientras, los grandes protagonistas, ERC y PDeCAT, votaban y salían del hemiciclo con caras muy largas, porque temen haber podido contribuir a la llegada al poder de un Gobierno que puede instaurar un 155 permanente en Cataluña.

En un ambiente general de desconcierto, incluso los que en teoría más información tienen se veían incapaces en los pasillos de contestar a la pregunta que ellos mismos se hacían: ¿qué ha pasado? Solo el resultado electoral traerá la respuesta definitiva.

Carlos E.Cué y Camilo S.Baquero, en El País

ESPAÑA SUSPENDE EN EDUCACIÓN SEXUAL: "LOS JÓVENES BUSCAN INFORMACIÓN Y SI NO SE LA DAS, IRÁN A INTERNET Y AL PORNO"

La educación sexual no está regulada en España: los ministerios de Educación y Sanidad trabajan en conjunto para incluirla en la futura Ley que derogaría la Lomce, pero todavía ese proyecto está en una fase inicial y a expensas de tramitación parlamentaria y de una eventual convocatoria de elecciones. Lo que hay ahora es "deficiente", según todos los docentes consultados por eldiario.es. Cuando estaba vigente la Ley de Educación del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se cursaba frecuentemente dentro de la asignatura Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos que el PP eliminó, aunque su temario no se centraba en ello e impartirlo o no dependía del profesor.

Raquel Hurtado, coordinadora del Área de Intervención Social de la Federación Estatal de Planificación Familiar y educadora en talleres en institutos y colegios, explica que, actualmente, que se dé o no obedece al criterio "y compromiso" de cada centro, con una materia que la ONU define como "esencial para la salud y el bienestar de los niños y jóvenes". Alba Povedano, también psicóloga, sexóloga y formadora de La Otra Educación, sintetiza la necesidad de enseñarla en que "los jóvenes van a buscar información. Si no se la facilitas, irán a internet, al porno, o sencillamente se retroalimentarán entre ellos".

En ocasiones no se habla de educación sexual sino de afectivo-sexual, pero a Raquel Hurtado el término no le convence "porque entonces parece que va separado, cuando la educación sexual lo engloba todo". Ese "todo" incluye: comunicación, habilidades sociales, autoestima, afectos, placer, deseo, amor, distintos tipos de parejas, relaciones, orientaciones e identidades o establecimiento de límites. "Si no tienen todas esas herramientas, van a tomar decisiones sin información. Van a ser jóvenes menos libres, menos autónomos, menos felices. Cómo se pone un preservativo es casi anecdótico, lo que buscamos es abrir la mente", resume Hurtado. Alba Povedano pone un ejemplo: "Se puede dar el caso de que un chaval se masturbe por presión de grupo y luego se sienta culpable. ¿Cómo vas a gestionar eso separando lo afectivo? Es imposible".

La limitación de tiempo para abordar todo lo implicado es para Hurtado una contrariedad importante que presenta esta ausencia en el currículum escolar: "Como se suele decir, la educación sexual en España se limita, con suerte, a una charla en algún momento la ESO. De forma puntual, desordenada y sin continuidad". También entran en juego las edades: "Nos llaman casi siempre en el primer ciclo de la ESO, cuando sospechan que los chicos y chicas pueden tener relaciones en breve. O cuando ya ha ocurrido algo en el centro, como un embarazo no deseado. Debería hacerse antes, desde los 0 años, entre familia, profesionales y centros. Si vas a hablar de la menstruación en 2º de la ESO, la mayor parte de las chicas la han tenido, llegas tarde a resolver dudas que tuvieron hace un par de años".

Otro vacío en la falta de legislación que menciona Hurtado es que, tal y como están las cosas, cualquier entidad puede dar una clase de educación sexual: "Así que también pueden hacerlo, por ejemplo, organizaciones religiosas o empresas de productos de higiene femenina. Un error, porque las respuestas han de darse, siempre desde el sistema de valores de cada uno, pero científicamente". Aquí Alba Povedano, aunque a favor "de todo lo que sea integrar la educación sexual desde que se nace", sí plantea una duda sobre cómo se gestionaría la implantación en las aulas. Además de a estudiantes, da talleres a profesores y padres, y comprueba que las carencias entre adultos: "¿Quién se va a encargar? Familias y maestros vienen a nosotros porque no saben cómo dar respuesta a los jóvenes. Hace falta un trabajo de base, de enseñar también cómo se enseña esto. En la universidad no se da".

El precedente, Skolae, y los conflictos
Un proyecto sí oficial y pionero es Skolae, del Gobierno de Navarra, basado en la coeducación y "en todas las etapas", como declaran desde el Ministerio de Educación que quieren para toda España. Ha sido defendido por los expertos –entre ellos la Federación Estatal de Planificación Familiar– y por la propia ministra Isabel Celaá. Y atacado por sectores conservadores, que aducen que se inmiscuye en las "creencias y valores" de las familias. 

Pero, ¿qué enseña Skolae en las aulas? ¿Qué recomiendan las más de 210 fichas que lo componen a las profesoras? La escuela pública infantil Amalur de Villava es uno de los 16 centros que han testado el programa, y su directora, Ainhoa Ibarrola Hernandorena, lo considera un éxito. Las medidas a edades tan tempranas pasan por fomentar la corresponsabilidad en las familias, e introducir modificaciones en la biblioteca, las playslists de canciones o los dibujos animados.

Ibarrola también considera muy importante "tener las respuestas correctas, científicas" para explicar a un niño tan pequeño por qué, por ejemplo, su cuerpo no es igual que el de sus compañeras. Mamen del Río, maestra en el colegio de infantil y primaria Miranda de Arga, otro centro pionero desde el curso pasado, cuenta algo parecido de lo que se da de 3 a 6 años: les muestran que, como de hecho ya ocurre entre los compañeros, hay niñas que tienen pene y niños que tienen vulva, tienen el "rincón del cariño" para abrazarse y trabajan las emociones. De 6 a 12 años en lo que se centran es en el "buen trato entre chicas y chicos". No lo hacen en tutorías ni asignaturas sino que "esto se convierte en una forma de educar. Todo lo hacemos con esa perspectiva".

Del Río asegura que no han tenido polémicas con padres ni madres. Lo achacan a que todos conocen el programa y "cuando las familias ven lo que hacemos, no hay dificultades porque no hay incertidumbre". Pero a veces sí surgen conflictos. Alba Povedano detalla que, sobre todo en los colegios concertados, antes de empezar se pacta de qué se va a hablar: "Los temas e incluso el vocabulario. Depende de cómo lo reciba el centro, pero no es lo mismo tratar la prevención del acoso sexual que el sexting". En otros, también en públicos, sí han tenido enfados de padres "porque creen que hablar de cosas como sexo oral o anal es incitar a ello, cuando nuestra labor también es por ejemplo hablar de enfermedades de transmisión sexual (ETS) en esas prácticas. Además, las van a conocer igual". Raquel Hurtado también ha vivido que pidan autorización para asistir y esa división entre niños a los que dejan y niños que no genere inconvenientes.

Cómo es una clase de educación sexual en España
Las charla que imparten Raquel Hurtado o Alba Povedano duran una o dos horas y tienen dos partes más o menos diferenciadas: una con los contenidos que seleccionan y otra con dudas anónimas de los chicos y chicas. Las dos observan que el porno está cada vez está más presente en todo el debate, sobre todo por parte de los chicos, y "el principal problema de eso es que les ofrece un retrato muy unificado: cómo tienen que ser los genitales, los roles, los cuerpos, el deseo… si no encajan en eso, se sienten fuera de lugar. Ocurre aun más con los alumnos LGTBI, porque todo lo que encuentran mayoritariamente es heteronormativo y coitocentrista", relata Hurtado. 

"La sensación general que nos queda", concluye Hurtado sobre esas conversaciones con los chavales, "es que tienen una idea muy sesgada de lo que es la sexualidad: la reducen mucho a determinadas prácticas, siempre con la penetración vaginal como eje y casi esquematizado: ‘¿cómo hay que masturbarse?’¿cual es la mejor postura? ¿a qué edad es normal tener la primera relación? En realidad, nos están preguntando qué está bien o mal, eso es lo que les preocupa y ese es el esquema que tenemos que romper".

Ambas detectan además que siguen presentes los mitos: "Que es imposible quedarse embarazada con la regla, que a alguien con una ETS se le nota a simple vista, que los celos son señal inequívoca de amor...". Entre chicos y chicas encuentra diferencias. Ellos son más explícitos y "lanzados", dice Povedano: mientras unos pueden preguntar en serio o en broma por "bukkakes", a ellas aún les cuesta hablar de masturbación. Además, observa Hurtado que son las alumnas las que preguntan por la anticoncepción: "Lo que nos da pistas de que lo siguen concibiendo como una responsabilidad solo suya".

Belén Remacha y Miguel M.Ariztegui (en eldiario.es)


suya".