viernes, 16 de noviembre de 2018

COMPTOS VE UNA CLARA MEJORÍA EN LA SITUACIÓN FINANCIERA DE LA ADMINISTRACIÓN

La Cámara de Comptos ha destacado que la situación financiera de la Administración foral en 2017 presenta "una clara mejoría" en los indicadores económicos-financieros respecto a anteriores ejercicios, a la que han contribuido, ha indicado "la actualización de la aportación del Convenio Económico con el Estado y la reforma fiscal de 2016".
El órgano fiscalizador ha remitido al Parlamento el informe sobre las cuentas generales de 2017, que ofrece una visión global sobre la situación económico-financiera del sector público foral. El informe recoge los datos económicos de la Administración foral y sus organismos autónomos; el Parlamento de Navarra y las instituciones parlamentarias: Cámara de Comptos y Defensor del Pueblo; el Consejo de Navarra; y las sociedades y fundaciones públicas.
El informe señala que la Administración foral gastó el año pasado 3.984 millones e ingresó 4.528 millones. En el capítulo de gastos destacan cuatro áreas: Sanidad, con algo más de 1.000 millones; Educación, con 635 millones; el convenio económico con el Estado, al que se dedicaron 511 millones; la protección social, que suma casi 500 millones; y la deuda pública, que exigió un gasto de 381 millones.
Comptos ha indicado que las cuentas analizadas "reflejan fielmente la imagen del patrimonio, la situación financiera y del resultado económico y presupuestario". Apunta, no obstante, tres salvedades: "la no aplicación en toda su extensión de la normativa contable; la falta de un inventario de bienes; y el no registro de las obligaciones generadas por el montepío de funcionarios".
Respecto a los datos de 2016, los gastos "se han mantenido prácticamente igual", mientras que los ingresos han aumentado un 12 por ciento.
El informe subraya que la situación financiera de la Administración foral presenta "una clara mejoría" en los indicadores económicos-financieros respecto a anteriores ejercicios.
Esta evolución positiva se plasma en que los ingresos corrientes superan en 272 millones los gastos corrientes, incluida la carga financiera. Por primera vez en los últimos años, el remanente de tesorería presenta un valor positivo en 360 millones, "lo que refleja capacidad para amortizar deuda o acometer inversiones", ha resaltado Comptos.
A 31 de diciembre de 2017, la deuda de la Comunidad foral ascendía a 3.258 millones, lo que supone un incremento de 200 millones respecto al ejercicio anterior debido a "la necesidad de financiación externa para hacer frente a vencimientos de deuda". El informe apunta, en este sentido, la "dependencia" de la Hacienda Foral del calendario de amortización de deuda y de la evolución de los tipos de interés de la misma.
En relación a la deuda, la Cámara de Comptos ha recordado que el pasado mes de marzo la agencia Standard&Poor's otorgó a Navarra la máxima calificación: 'A con perspectiva positiva', lo que refleja "la confianza en la solvencia de nuestra comunidad".
El informe señala que en 2017 la Administración Foral cumplió con el objetivo relacionado con el volumen de necesidades de financiación y con el de sostenibilidad financiera, incumpliendo el relativo a la regla de gasto.
En cuanto al análisis de legalidad, la Cámara de Comptos señala que la actividad económico-financiera de la Administración foral "se realiza de acuerdo a la normativa vigente". Se apunta como excepción el gasto abonado por prestaciones con contratos cuya vigencia ha finalizado o sin soporte contractual.

2.922 FUNCIONARIOS MENOS ENTRE 2013 Y 2017
El informe de la Cámara de Comptos incluye un análisis sobre la plantilla orgánica de la Administración foral y la evolución en el personal fijo durante los últimos años.
Entre 2013 y 2017 ha habido 3.523 bajas de funcionarios, la mayoría por haber accedido a la jubilación, mientras que solo 601 funcionarios han ingresado en la Administración foral. Esto supone una variación negativa de 2.922 funcionarios en los últimos cinco años.
Un desfase que "se ha compensado a través de la contratación temporal, que ha aumentado notablemente". De hecho, a finales de 2017 el 45 por ciento de la plantilla de la Administración foral era personal temporal. Para la Cámara de Comptos, ese índice es "excesivo y preocupante" y ha advertido de "la descapitalización del personal y del envejecimiento de la plantilla", cuyas consecuencias considera "negativas". En este sentido, el informe señala que más de la mitad de la plantilla de funcionarios supera los 50 años.
Por todo ello, Comptos urge al Gobierno de Navarra a que "reduzca la temporalidad de su plantilla a través de ofertas públicas de empleo".

17 EMPRESAS PÚBLICAS CON 1.100 EMPLEADOS
Finalmente el informe se refiere a las empresas y fundaciones públicas. En la actualidad existen 17 empresas con 1.100 empleados. El resultado global del ejercicio fue negativo en 369.000 euros. La deuda a largo plazo de las sociedades públicas suma 120 millones.
Respecto a las cinco fundaciones públicas, tiene un patrimonio neto de 1,8 millones y una deuda a largo plazo de 5,4 millones. Emplean actualmente a 154 personas.
El informe de la Cámara de Comptos incluye también un seguimiento de las recomendaciones de anteriores informes. Entre las que quedan pendientes cita la "necesidad de aprobar el Plan General de Contabilidad Pública de Navarra o, en su defecto, aplicar en toda su extensión el Plan General de Contabilidad Pública"; también recomienda que "se reflejen en el balance las obligaciones del montepío de funcionarios, que se elabore un inventario de todos los bienes de la Administración foral y que el sistema contable ofrezca información sobre el coste de los servicios públicos".

Diario de Navarra

martes, 13 de noviembre de 2018

NO, EL GOBIERNO DE NAVARRA NO HA PROHIBIDO CANCIONES DE AMARAL Y EL CANTO DEL LOCO POR MACHISTAS

Amaral ha sido Trending Topic otra vez por su canción de 2002  Sin ti no soy nada. El motivo han sido titulares en prensa informando de que el Gobierno de Navarra (sustentado por Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda-Ezquerra) "censura" canciones del grupo zaragozano, de El Canto del Loco o de Shakira por "machistas". Un diputado de UPN, Carlos Salvador, había compartido unas horas antes una actividad educativa del programa Skolae llamada 'No me cantes violencias' en las que se enumeraba un listado de temas "que promueven sexismo", "que promueven violencia de género" o "que denuncian la violencia de género".

Esa ficha forma parte de un programa que promueve la educación en igualdad dirigido a centros escolares, Skolae, que cuenta con un total de 2010. Lo confirman desde el Departamento de Educación de Navarra a eldiario.es, desde donde niegan "rotundamente" que se censuren esas canciones en clase. "Es rotundamente falso que propongamos la prohibición de escucharlas", explican, "se utilizan contenidos de canciones para cuestionar el modelo de hombre y mujer que muestran, si es el que queremos, sano y saludable".

Desde Educación manifiestan que el programa que lo incluye no es nuevo sino que se implantó como experiencia piloto en 16 centros escolares de la comunidad el curso pasado, y se ha ampliado el presente a otros 100. Se trata de lo que describen como parte de un "material educativo" adaptado a edades. En la ficha que compartía en Twitter el diputado de UPN se especifica que esta en concreto está pensada para chicos y chicas de 12 a 16 años, es decir, estudiantes de la ESO.

La actividad consistiría en analizar letras de canciones para detectar "el mito del amor romántico, de las medias naranjas, de personas que te complementan, de que sin novio no tienes valor... en las que aparecen en el texto y en mil más que hemos cantado. Es material educativo para acompañar a la atención, para hacer ver al alumnado qué escucha, y si están o no de acuerdo. Avanzar en el desarrollo de capacidad crítica frente a la desigualdad como forma de prevenir la violencia". En la ficha se define esto como "analizar el machismo e incluso la violencia que puede reproducirse" en las canciones, indicando que pensar que solo el reaggetón lo hace "es un error".

Declaran además en Educación que las listadas no son las canciones que necesariamente se tratan en clase si se realiza esa actividad, sino que son solo ejemplos. "Se puede trabajar con esas o con las que se proponga, preguntar qué canción se usa o se escucha ahora y vamos a ver", apuntan, como forma de llevar al aula contenidos que los adolescentes integran en su vida diaria, más actuales.

Algunas de las canciones son incluso de otras generaciones:  Te espero sentada es de un disco de Shakira del año 1995, y  La Mataré, de 1987, la retiró de sus directos durante años su intérprete, Loquillo,  por las diversas polémicas. Desde Educación informan de que es porque son cogidas de otros documentos educativos de otras comunidades que se remontan a 2013. Aseguran que "se han utilizado también en Canarias o Comunidad Valenciana", aunque en las respectivas Consejerías no aparece referenciado.

El grupo se ha pronunciado varias veces sobre las acusaciones a la letra de Sin ti no soy nada por tóxica desde que el tema fuera número 1 hace 16 años. Eva Amaral decía  en una entrevista en Público en 2017 que le resultaba "muy difícil" "poder considerarla machista", aunque sí habla "de un sentimiento muy extremo de dependencia emocional".  En una propuesta educativa del Ayuntamiento de Valencia de 2013 utilizaban otra canción de Amaral,  Salir Corriendo, pero como ejemplo de lucha contra la violencia machista

eldiario.es

lunes, 12 de noviembre de 2018

SANTIAGO ABASCAL Y CIERRA ESPAÑA

El presidente francés, Emmanuel Macron, volvió a insistir ayer en que el nacionalismo y el patriotismo no sólo son muy distintos sino que una cosa es exactamente la contraria de la otra. Fue un cambalache conceptual -algo así como explicar la diferencia entre un paraguas y una sombrilla- que realizó ante 70 jefes de Estado que conmemoraban el centenario del Armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial, una multitudinaria matanza que duró más de cuatro años y en la que perdieron la vida entre nueve y diez millones de personas.

“Perder la vida”, como si te la hubieras dejado olvidada en un autobús, es un eufemismo muy bonito para resumir la agonía de morir con las tripas reventadas de un tiro, el pecho atravesado por una bayoneta, los miembros amputados por la gangrena o los pulmones hechos sopa por el gas mostaza. Esos nueve o diez millones de soldados murieron todos y cada uno de ellos defendiendo una bandera exactamente igual a la que ondeaba detrás de los muy dignos mandatarios que escuchaban a Macron. Es decir, fallecieron de una enfermedad mortal llamada patriotismo, pero no de nacionalismo, que es otra enfermedad distinta y en ningún caso digna de elogio.

¿Cuál es la diferencia? No se crean que es fácil de resumir, entre otras cosas porque el concepto de “patria” incluye el de “nación”, según muchos diccionarios. Albert Rivera ha vertebrado buena parte de su discurso en esa distinción, que él resume en esta frase que parece el reclamo de una óptica: “Sólo veo españoles”. El patriotismo no se guía por conceptos obsoletos como la raza o la lengua, sino por valores unas veces abstractos, como la libertad, y otros más concretos, como los índices del Ibex. La conferencia de Macron era muy interesante, pero algunos de los presentes no pudieron evitar aburrirse, bostezar o directamente pegar cabezadas como el rey de Marruecos, Mohamed VI. Sentada al lado de Trump, que tenía cara de estarse preguntando cuándo servían la manduca, estaba Angela Merkel con unos cascos en los que seguramente estaba oyendo Hip hop. El peñazo habría resultado más interesante si, eufemismos chorras y disquisiciones bizantinas aparte, Macron hubiera soltado alguna verdad sobre la auténtica mecánica del patriotismo. Por ejemplo, aquello que dijo Patton sobre que ningún bastardo había ganado una guerra muriendo por su país, sino haciendo que otros bastardos murieran por el suyo.

Mucho más directo y expeditivo, Santiago Abascal no ha dudado en recurrir al lenguaje bélico en el acto de presentación de los candidatos de Vox a las elecciones andaluzas que tuvo lugar en Sevilla. Citó a un gallego, Salvador de Madariaga, para recordar que un andaluz es “un español al cuadrado”, prometió cerrar las mezquitas fundamentalistas (a Pablo Iglesias, en un alarde de humorismo muy personal, lo llama “Pablo Mezquitas”) y apeló a la épica de la Reconquista en una comunidad (él prefiere hablar de “regiones”, al estilo franquista) que es propiedad del PSOE desde hace décadas. La operación de vuelta atrás, a los orígenes, queda patente en su denuncia de los que quieren convertir la Catedral de Córdoba en la Mezquita de Córdoba, una reescritura histórica sólo apta para costaleros cerebrales. Al igual que Rivera, Abascal es muy patriota, pero poco nacionalista, aunque ambos sólo ven españoles desde Gibraltar hasta el Pirineo, exceptuando Portugal, donde sólo ven bacalao.

David Torres, en Público

domingo, 11 de noviembre de 2018

LAS LECCIONES DEL CASO BATERAGUNE

La sentencia de Estrasburgo en relación a las cinco condenas dictadas en el caso Bateragune vuelve a demostrar la importancia suprema de contar con una justicia independiente e imparcial. Sin independencia o con parcialidad no hay verdadera justicia y quiebra además la confianza, esa institución silente que vertebra la vida en sociedad y la convivencia democrática.

Ante vulneraciones de derechos tan evidentes como la injusta condena padecida por los encausados en el caso se puede y se debe formular sana y dura crítica, porque tales errores y actuaciones desviadas han sido evaluadas y apreciadas, una vez más, por el Tribunal de Estrasburgo.

No hay sentencia que pueda rescatar ya la libertad perdida ni compensar la afección al vulnerado derecho a la participación política. La sentencia del Tribunal Europeo de Estrasburgo -que en cuanto a este extremo de la eventual compensación económica se remite a un eventual proceso interno ante la Justicia española- declara que los condenados sufrieron un juicio injusto, vulnerándose así el derecho contemplado en el art.6 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, concretado en la ausencia de imparcialidad por parte del tribunal sentenciador.

Ello mina una vez más la credibilidad democrática de tribunales de excepción que, como la Audiencia Nacional, contravienen el principio (art 24 de la Constitución) del derecho al juez natural predeterminado por la ley y que han hecho del Derecho penal de autor buena parte de su razón -anómala- de existencia.

Y si además, como ocurrió en este caso, su orientación es secundada después por el Tribunal Supremo y por el propio Tribunal Constitucional -en ambos casos con importantes disidencias internas plasmadas en votos particulares- el descrédito para la justicia española es mayor, si cabe.

Procede recordar ahora que ya en su voto particular discrepante, el magistrado del Supremo Miguel Colmenero opinó que el recurso de Otegi debió ser estimado, en atención a que la sentencia de la Audiencia Nacional fue dictada por la magistrada Ángela Murillo, a la que el Supremo anuló una sentencia anterior por falta de imparcialidad hacia Otegi. Para el magistrado Colmenero, debía haberse anulado la sentencia y celebrarse otro juicio.

Otro magistrado del Tribunal Supremo, Alberto Jorge Barreiro, compartió los argumentos de Colmenero pero además consideró que si la documentación sobre una línea política autónoma de ETA no se consideró suficiente para ilegalizar a Bildu, mucho menos debería serlo para condenar penalmente a sus valedores, aunque procedan del mundo de Batasuna, por lo que debieron ser absueltos.

Todavía hoy causa perplejidad jurídica analizar los fundamentos jurídicos contenidos en los 177 folios de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo por los que decidió mantener en prisión a Arnaldo Otegi, Rafa Díez, Sonia Jacinto, Miren Zabaleta y Arkaitz Rodríguez por el delito de integración en banda armada. Una sentencia dictada con ajustadísima mayoría en la Sala -tres votos frente a dos discrepantes-, que en su primera versión-borrador contemplaba una orientación contraria a la luego conocida y que finalmente se inclinó, cambiando el magistrado ponente o redactor de la misma, por mantener la débil, indiciaria y alejada de toda prueba de cargo condena a los imputados.

En el caso de Arnaldo Otegi, la condena -confirmada pero rebajada en su extensión temporal respecto a la fijada por la Audiencia Nacional- por parte del Tribunal Supremo a seis años de cárcel llevó aparejada una pena accesoria de diez años de inhabilitación que le impiden acceder a un cargo público hasta 2021. Al persistir a día de hoy los efectos de tal parte de la sentencia, y tras la decisión de Estrasburgo, Otegi tiene abierta, una vez que ésta sea definitiva -solo cabe intentar por parte del Gobierno español un complejo y poco viable recurso ante la Gran Sala, integrada por 17 magistrados en la propia Corte de Estrasburgo- la vía de un recurso de revisión ante el Tribunal Supremo para solicitar la anulación de tal condena.

En efecto, la reforma del año 2015 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal contempla la posibilidad de un recurso de revisión de una resolución judicial firme “cuando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos haya declarado que dicha resolución fue dictada en violación de alguno de los derechos reconocidos en el Convenio Europeo sobre protección de Derechos Humanos”. Este recurso solo se admite siempre que la violación del derecho “entrañe efectos que persistan” -en el caso de Otegi, sigue inhabilitado- y solo podrá ser presentado “por quien hubiera sido demandante” ante el TEDH.

En este caso concurren todos y cada uno de esos requisitos. El margen de maniobra del Supremo es mínimo. No hay argumento ni procesal ni sustantivo que pudiera llegar a fundamentar una sentencia confirmatoria de tal pena de inhabilitación y su mantenimiento hasta 2021. Tal hipotética decisión supondría desvirtuar la decisión del Tribunal de Estrasburgo e implicaría de facto un desacato a la misma, porque los Estados parte en el texto normativo internacional, como lo es España, se comprometen a acatar las sentencias de Estrasburgo, sentencias que tienen (art.46 del Convenio) fuerza obligatoria.

Juanjo Álvarez, en Grupo Noticias

sábado, 10 de noviembre de 2018

LIBERTAD EN EDUCACIÓN ES......EDUCAR PARA LA LIBERTAD

Reivindicar la libertad siempre es positivo. ¿Quién no defiende la capacidad de elegir y decidir libremente en todos los ámbitos de nuestra vida? Y una sociedad de mujeres y hombres plena y absolutamente libres es un ideal al que cualquiera aspira. Sin embargo, y como todo derecho, la libertad de cada persona viene condicionada por el entorno social y por el contexto en el que vive.
Cuando, a cuenta de las propuestas del programa Skolae, hay quien reivindica la libertad como gran término, debemos dejar claro que la auténtica libertad en la educación es que nuestro sistema educativo suministre herramientas y forme a nuestro alumnado para poder ser plenamente libre.
Hace unos días, en una comisión parlamentaria, la señora Ana Beltrán, del PP, afirmaba que Skolae es un programa que va “contra la libertad”. Libertad… ¿para qué? ¿Libertad para seguir educando en los estereotipos, en la desigualdad? ¿Libertad para seguir negando la homoerótica, para reprimir la natural pulsión sexual de nuestros hijos e hijas? Eso ya se ha intentado, generaciones anteriores dan fe de ello, y los resultados no nos son desconocidos: mantenimiento de clichés y estereotipos, represión sexual, violencia de género, desigualdad social y económica… En definitiva, discriminación de las mujeres y de las personas con orientaciones e identidades sexuales y de género no normativas. Para una parte de nuestra sociedad, generalmente la que de menos recursos dispone, hablar de libertad en abstracto no garantiza nada, pues la libertad necesita de condiciones materiales, contextuales, educativas, emocionales… que permitan su desarrollo.
 En aquella misma comisión, Javier Esparza, de UPN, subrayaba: “No faltaba más que el Gobierno se meta a decir cómo educar a mis hijos”. Una frase que recuerda demasiado a aquella del expresidente español, Aznar, hablando del alcohol al volante: “¿Quién te ha dicho a ti las copas de vino que yo tengo o no tengo que beber? Déjame que las beba tranquilo mientras no ponga en riesgo a nadie”. Las palabras de algunos se califican solas. Es innegable que, en la medida en que vivimos en sociedad, el comportamiento machista, racista, homófobo, clasista… de nuestros compañeros/as nos afecta al resto.
Además, lo que el señor Esparza criticaba como nuevo (una supuesta imposición de valores) es algo que el sistema educativo lleva haciendo décadas, se quiera él dar por enterado o no: a través del sistema educativo, el alumnado recibe formación en mucho más que materias concretas, como Matemáticas, Historia, Música o idiomas. Por eso está en nuestra mano que los valores transmitidos por el conjunto del sistema sigan ignorando las desigualdades sociales en general (y de género en particular) o sean igualitarios.
Porque los sistemas educativos se nutren de personas socializadas en esta sociedad, personas imbuidas de los valores, estereotipos, creencias… vigentes en la misma. Por eso, si el conjunto de las personas que componemos el sistema escolar no hacemos un trabajo de reflexión y deconstrucción de aquellos elementos que choquen con nuestro deseo igualitario, probablemente seguiremos reproduciendo -consciente o inconscientemente- la desigualdad de género que aprendimos durante nuestra socialización en esta sociedad patriarcal. Y por eso es necesario revisar los currículos educativos (aún inmersos en un androcentrismo flagrante), las estructuras (con, por ejemplo, presencia desproporcionada de hombres en los equipos directivos), nuestras expectativas sobre nuestro alumnado, los referentes de los que les dotamos…
Pues bien, lo que se propone ahora, con Skolae, es una reflexión sobre todo ello, y una herramienta sistematizada para que todo el sistema educativo enseñe igualdad. Sin embargo, este programa ha sido atacado desde la descontextualización, el tremendismo e incluso la mentira. Se ha hablado de adoctrinamiento, omitiendo que cada docente tiene plena capacidad de elegir, de entre las más de 200 fichas didácticas propuestas, aquellas que más se adecúen a las necesidades de su alumnado, así como de modificarlas para conseguir del mejor modo los objetivos propuestos. Porque el profesorado sabe cuáles son las actividades más apropiadas para cada aula, teniendo en cuenta sus características concretas.
UPN y PP llevan semanas tratando de crear alarma social con el término juegos eróticos infantiles, como si lo que esto significa para las personas adultas fuera trasladable a las menores. Si bajamos a la realidad que se trabaja en el aula, sin embargo, comprobamos que se proponen inocentes actividades destinadas a conectar con sus sentidos, a jugar con sus compañeros y compañeras, a escuchar, a oler, a sentir, a asumir las caricias como una bonita forma de dar y recibir cariño... al tiempo que identifican cuáles son los límites que, en sus relaciones, quieren mantener. No nombrar el hecho de que los niños y niñas son seres sexuados no hace que esta realidad desaparezca. ¿Qué proponen UPN y PP que haga el profesorado ante esta evidencia? ¿Reprimirlo? ¿Ignorarlo? ¿No será mejor afrontarlo desde la comprensión y la empatía?
Queda mucho camino por recorrer en la coeducación. No son suficientes los intentos, tan loables como aislados, que hasta la fecha se han realizado en distintos centros que han recurrido a personal externo para impartir esta formación. Sigue haciendo falta una educación sistemática e integral en igualdad. Todo el sistema debe ser coeducativo, y esto implica al profesorado, equipos directivos, personal de servicios, al alumnado, a las familias, al currículum, a los espacios...
Y ojalá, por qué no aspirar a ello, este programa se convierta en un plus para los colegios que lo adopten. Que, al igual que muchos padres y madres preguntan en las jornadas de puertas abiertas sobre la enseñanza de idiomas, el comedor o la atención a la diversidad… pregunten también por la coeducación y la formación en igualdad.
Podemos enfrascarnos en discutir detalles, en frases, en fichas descontextualizadas… y podemos, irresponsablemente, hacer que algo tan serio como la educación de nuestras hijas e hijos se manosee políticamente como arma arrojadiza. Pero tengamos algo claro: si estamos de acuerdo en educar en igualdad, estamos de acuerdo con Skolae. Porque eso, y no otra cosa, es lo que este programa ofrece.

Jabi Arakama Urtiaga, Virginia Aleman Arrastio, Itziar Gómez López, Larraitz Trinkado Uranga, Jabier Andueza Garcés, Idoia de Carlos Espartero, Adrián Seminario Marín, Aner Ansorena Marquiegui, Isabel Aranburu Bergua y Koldo Martínez Urionabarrenetxea, en representación del grupo de Igualdad de Geroa Bai.  (publicado por Diario de Noticias)

jueves, 8 de noviembre de 2018

ARTAJONA PROMUEVE UN FORO PARA DEBATIR TEMAS DE ACTUALIDAD

Esta tarde, a partir de las 19.30 horas, la biblioteca de Artajona acogerá la primera sesión del Foro Plaza Pública, cuyos promotores son Maite Jurío, Cristina Goñi, Ander Domblas y Juan Luis Ripero y que versará sobre Información y libertad de expresión. La ponencia correrá a cargo de Javier Domínguez (EiTB). A la cita acudirá también Ana Ollo, consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno de Navarra.
Este Foro Plaza Pública persigue “crear conciencias críticas propias a partir de las diversas ponencias diseñadas para informar y formar, creando distintas opiniones y debatiendo sobre ellas”. El objetivo final de la cita es “evitar el adoctrinamiento”, y eso sólo se consigue, explican los impulsores de la iniciativa, “si se adquieren criterios propios”.
Durante los próximos meses (cada tres o cuatro semanas aproximadamente), en definitiva, se abordarán temas relacionados con la vida diaria como “la Democracia, la libertad de expresión, la Memoria Histórica, toda la temática relacionada con la mujer (perspectiva de género en todos los ámbitos, igualdad de derechos y oportunidades, violencia machista…), medio ambiente y cambio climático, euskera nuestra lengua, ética, filosofía, religión, el muy amplio abanico referente a Sanidad, Educación, derechos sociales, dependencia, mercado laboral, paro, desahucios, desigualdades sociales, migración, pensiones, corrupción, ONG, etcétera”, enumeran los promotores del foro. Se habilitará un buzón para proponer temas y hacer sugerencias.
Pese a que todas las ponencias no están cerradas todavía, ya se conoce que en diciembre, por ejemplo, se hablará sobre Ayudas sociales (se espera la asistencia de algún miembro del departamento de Derechos Sociales), mientras que en enero la conferencia girará en torno a Mujeres y religión (participará el teólogo José Arregui).
Las sesiones seguirán el siguiente formato: el o la invitada expondrá brevemente su punto de vista sobre un tema determinado de la forma más amena y sencilla posible, y a continuación se abrirá un turno de debate.
Diario de Noticias

miércoles, 7 de noviembre de 2018

UXUE BARKOS NO ESTUVO EN ALSASUA

Acostumbrados nos tiene -por desgracia- el presidente de UPN, Javier Esparza, a absolutos dislates y exabruptos argumentales. Unos excesos verbales que quizá crea que suman a sus siglas, cosa que dudo;pero que, y de eso no hay duda alguna, poco o nada aportan a la convivencia.

El último (o quizá penúltimo, por desgracia) es el proferido tras la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento este lunes. Esparza aprovechó la presencia el día anterior en Alsasua de Jesús María Zabarte, el conocido comocarnicero de Mondragón, para decir lo siguiente: “El Gobierno de Uxue Barkos, la presidenta de todos los navarros, Uxue Barkos, va de la mano del carnicero de Mondragón. Una vez más”.

Se puede analizar esta declaración desde varios aspectos. El primero es la lógica: ¿qué hace que la presencia en Alsasua de una persona haga que otra persona, que no estuvo en Alsasua, vaya de la mano de la primera? La lógica tumba el exabrupto.

Es más: si para Esparza tiene lógica, yo mismo podría decir la barbaridad de que Esparza va de la mano de los falangistas que el domingo también estuvieron en Alsasua. ¿Por qué? Porque sí: no tiene lógica, pero es el mismo esquema argumental que emplea el presidente de UPN. En cambio, como yo sí apuesto por la lógica (y por la ética), no se me ocurriría siquiera insinuar tamaño disparate.

Analicemos las palabras desde el plano político. El Gobierno de Navarra pide proporcionalidad en la Justicia, no impunidad;y ha expresado el derecho de cualquiera a manifestarse, pero no a utilizar Alsasua como si de un enemigo a batirse tratara. En cambio, Esparza decide, precisamente, considerar Alsasua como enemigo a batir, puesto que toma la parte por el todo y considera que toda la movilización vecinal del domingo eselcarnicero de Mondragón. No hay más, no profundiza más, no reflexiona más. Se queda en el trazo grueso, el brochazo indigno para cualquier aspirante a liderar la oposición de una tierra como Navarra. Un brochazo políticamente muy irresponsable.

Pero hay más. Esparza manipula y retuerce su argumento político para decir que, si Uxue Barkos no estuvo en Alsasua, en este caso en el acto de la Plataforma España Ciudadana, no actúa como “presidenta de todos los navarros”. Al no estar ahí, estabacon los otros, reducidos al carnicero de Mondragón. Atribuye una intencionalidad política a una ausencia. No hacer algo, no ir al acto de España Ciudadana, es estar con los contrarios al acto. Y esos contrarios son, simple y llanamente, encarnados en un pistolero de ETA (que, por cierto, circula libremente..., lo cual hace pensar que ya cumplió su condena).

Si ya es absurda la argumentación, también vista desde el plano político, lo es aún más si recordamos que Javier Esparza... ¡no estuvo en el acto de Alsasua! ¿Podría yo, o cualquiera, decir que estuvo con los contrarios? Tampoco se sostendría políticamente.

Por tanto: Esparza profería ayer un argumento insostenible desde la lógica;e irresponsable, absurdo y penoso desde lo político. Me preocupa poco el abandono de la lógica, que es una decisión muy personal y libre (allá él);pero creo que se debe exigir a un líder político responsabilidad política. Y Javier Esparza, presidente de UPN, lleva 3 años instalado en la más absoluta irresponsabilidad. Por desgracia, se mantiene en ella cada vez que abre la boca.

Koldo Martínez, miembro de Zabaltzen, portavoz parlamentario de Geroa Bai (en Diario de Noticias)