martes, 18 de septiembre de 2018

CÁDIZ PRIMERO

Después de leer lo publicado desde el lunes sobre las declaraciones del alcalde de Cádiz voy a saltar aquí el reproche a la coherencia, o, mejor dicho, a la falta de ella, que ha transmitido en sus declaraciones tras las movilizaciones de los trabajadores de Navantia ante el anuncio desde Arabia Saudita de la posibilidad de cancelar un contrato que da una gran carga de trabajo a los astilleros de Cádiz. La falta de coherencia entre las rocosas posiciones de Anticapitalistas sobre este tema y sus declaraciones como Alcalde de Cádiz ha recibido críticas durísimas. Ya ocurrió el año pasado, tras su paso por el Salvados de Évole. La novedad es que el pasado domingo los medios vuelven a reproducir frases suyas en las que alarga ese mismo argumento hasta tocar fondo en términos morales y éticos, y no digamos en términos políticos. “O pan o paz” en boca del alcalde de Cádiz remueve muchas cosas y siendo el principal foco de la forma de gobierno de la izquierda que quiere ser alternativa al PSOE en Andalucía, esas cuatro palabras han desatado toda una cascada de reacciones. Kichi se ha unido en el argumento a todo el abanico de políticos que han sido señalados con el puntero del populismo electoralista, y, siendo como ha sido, su reacción es preocupante por cuanto tiene de contagioso para toda la izquierda andaluza.

A ver, en primer lugar, Kichi presenta un falso dilema. Falso por varios motivos; el primero es que plantea esas dos opciones, pan o paz, como si no hubiera otras. Es una dicotomía falsa puesto que hay muchas más posibilidades entre esas dos opciones, muchas de ellas muy identificativas de las políticas de la izquierda en general y de Anticapitalistas en particular. El dilema es falso también porque está pervertido de partida, no se aplica sobre los mismos sujetos; la cuestión del pan es para Cádiz y la de la paz para conflictos lejanos. En este sentido, estas declaraciones constituyen un despropósito gigantesco en materia de comunicación política.

En segundo lugar, en el ámbito puramente político, la vara con la que se mide la coherencia ha llegado a señalar serios cuestionamientos morales al llevar al extremo el argumento de ese falso dilema. Se ha escrito mucho sobre eso pero las viñetas de El Roto y de Bernardo Vergara ilustran este aspecto de forma explosiva con una sola imagen y han apuntado con dureza a todo el espectro de personajes políticos que no han querido o no han sabido salir del posibilismo electoralista hasta dejar por los suelos cualquier atisbo de ética y de moral. Se han colocado en el “nosotros primero”, deslizándose así al pantanoso terreno político que ocupa el mismísimo Trump, con esa estrategia que presentó a principio de año en Davos y tituló “América primero”, allí donde la coherencia no tiene valor y la ética solo es un chiste. Y José María González, Kichi, el alcalde de Cádiz, no ha sabido salir de ese rebufo.

La trascendencia de todo esto va más allá de la incoherencia que se puede observar entre el Kichi portavoz de la marcha a Rota en 2013 y el Kichi alcalde del Cádiz sobre un tema tan sensible, o incluso de las ya demasiado frecuentes contradicciones de Anticapitalistas desde que gerencian la ejecutiva de Podemos en Andalucía. El problema real es que se ha arrojado una sombra muy dura sobre cualquier luz que pueda salir de la izquierda que se engloba en “las fuerzas del cambio” en Andalucía y hará falta mucho trabajo y esfuerzo para retrotraer eso. Ha afectado a la credibilidad de esas organizaciones, aparte de a la suya propia. Más claro, si en algún pueblo o ciudad de Andalucía los representantes de Podemos están denunciando, por ejemplo, que su alcalde se pasa concediendo suelo público a la iglesia o a universidades privadas, ahora no serán creíbles. Pero lo peor es que no resulta creíble el mismo Kichi, no ya en su discurso antimilitarista de antaño, que ya ha resultado falso a ojos de todo el electorado, lo más grave es no resulta creíble ahora, cuando ha dicho lo que ha dicho sobre el falso dilema. Justamente lo contrario de lo que perseguía. Y eso, viniendo del cargo institucional que constituye un referente de gobierno de las fuerzas del cambio andaluzas ha de considerarse prioritariamente como un error que hay que revertir con hechos lo más rápidamente posible, no ya con palabras. Las explicaciones desde Podemos Andalucía o el comunicado de ayer de Anticapitalistas, tratando de corregir este episodio no tienen apenas relevancia entre las vecinas y vecinos andaluces. Ya sabemos que, después de todo, se enviarán las armas de la discordia a Arabia Saudí, torciendo la voluntad inicial del gobierno, con el aplauso de la derecha “…y el alcalde de Cádiz también estaba de acuerdo, eh”; eso es lo que ha quedado en la calle, ni explicaciones, ni comunicados.

Ahora toca hacer más y decir menos, que sean los hechos los que hablen, y en Cádiz pueden presumir de muchos logros. Ojalá veamos muchos más y sea eso lo que oigamos. Ya se ha demostrado en Madrid y Barcelona que es posible conseguir mucha mayor eficiencia en finanzas o en el uso de la energía sin ser ni parecer más de lo mismo, en esas, entre otras cosas que vinimos a cambiar, es donde esperamos afirmar: “Cádiz primero”.

Roberto del Tio  (Sí se Puede de Dos Hermanas)   (publicado por Paralelo 37)

"NAVARRORUN. EUSKARAREN GAINEKO DOKUMENTU NAFARREN BI MILA URTEKO ONDAREA" ERAKUSKETA BRUSELAN

"Navarrorum. Euskararen gaineko dokumentu nafarren bi mila urteko ondarea” erakusketa Bruselako Eskualdeetako Komitera eraman du Nafarroako Gobernuak, Hizkuntzen Europako Egunaren testuinguruan. Erakusketa dokumentala, hizkuntza honek Antzinako Erromatik XIX. mendera arte izan duen agerpena jasotzen duena, irailaren 27ra arte bisitatu ahal izango da.

Peio J. Monteano historialari, soziologo eta artxibozaina komisarioa izanda, Antso VI.a Jakituna erregeak sinatutako dokumentuaren 850. urteurrena bete denean egingo da erakusketa. Dokumentu horretan, "lengua navarrorum" esan zion euskarari, hau da, nafarren hizkuntza.

Dokumentuak sei bloketan bilduta daude, gaika, eta hizkuntzari buruzko lekuko historikoen bilakaera berari erantzuten diote: lehen aldia - Antzinako Erroma eta "mende ilunak" direlakoak-, non ia ez dagoen euskararen arrastorik beste hizkuntza batzuetan idatzitako testuetan; bigarren aldia, non testuetan, lehendabizi, iruindarren, eta gero, nafarren hizkuntza gisa aipatzen duten; hirugarren aldia, non euskaraz idazten den eta laugarren alda, non liburuak euskaraz inprimatzen hasten diren. Bosgarren blokean, XVII. mendean hasten den atzerapen geografiko eta soziala biltzen da. Bestalde, zenbait dokumentutan, XVIII. eta XIX. mendeetan, euskara, arrazoi ilustratuaren eta sentimendu erromantikoaren artean harrapatuta zegoela erakusten da.

Bloke bakoitzaren hasieran ikus-entzunezko labur bat dago, dokumentuak dagokien une historiko eta kulturalean kokatzeko. Dokumentuak tamaina handiko paneletan erreproduzituta agertzen dira, transkribatuta, eta azalpen txiki bat ematen da, lau hizkuntzatan: euskaraz, gaztelaniaz, frantsesez eta ingelesez. Horietako batzuen jatorrizkoak, hala nola Lergako hilarria, II. mendekoa, Leireko kartularioa, XII. mendekoa, edo Leizarragaren biblia, beira-arasetan ere erakutsiko dira. Dokumentu-ondare honen bidez, Navarrorum erakusketak erronka bati egingo dio aurre: ia milurteko eta erdia idatzi ez zen hizkuntza baten bilakaera historikoa idatzizko dokumentuen bidez erakustea.

Lanen jatorria
Erakusten diren dokumentuen zati handi bat Nafarroako Errege Artxibo Orokorrekoak, Nafarroako Gobernuaren mendeko beste dokumentu-zentro batzuetakoak -Nafarroako Museoa edo Nafarroako Liburutegi Orokorra-, eta komunitateko beste erakunde batzuetakoak dira. Azken hauen artean daude Kaputxinoen Liburutegia, Nafarroako Unibertsitateko Liburutegia, Iruñeko Katedraleko Artxiboa, Iruñeko Elizbarrutiko Artxiboa, Gayarre Museo-Etxea, Caja Navarra Fundazioa edo Iruñeko Udal Agiritegia. Halaber, Madrilgo, Santiago de Compostelako, Compostelako, Bilboko, Parisko (Frantzia), Oxfordeko (Erresuma Batua), Chicagoko (AEB) eta Timbuktuko (Mali) artxiboetatik etorriko dokumentuak ere erakusten dira.

Bisitak irailaren 27ra arte egin ahal izango dira, edozein ordutan, Eskualdeetako Komitearen bosgarren solairuan, Batiment Jacques Delors kalean, 99 eta 101 zenbakietan, Bruselan.

Hizkuntzen Europako Eguna
Hizkuntzen Europako Eguna dela eta, 2001etik irailaren 26an ospatzen dena, aldi berean eta Hizkuntza Aniztasuna Sustatzeko Europako Sarearen babesarekin, lan jardunaldi ireki bat antolatu du Nafarroako Gobernuak. Eskualdeetako hizkuntza eta hizkuntza gutxituen babesaren ulermenean oinarrituta, Ana Ollo Herritarrekiko eta Erakundeekiko Harremanetako kontseilariak parte hartuko du bertan, hizkuntza politikan adituak diren pertsonekin batera.

Publikoari hizkuntzak ikastearen eta hauen aniztasunaren garrantzia erakustea du helburu jardunaldiak, hizkuntza aniztasuna eta kulturen arteko ulermena bultzatzeko, hizkuntza gutxituen babesa barnean hartuz. Hizkuntza politikan garatu diren praktika arrakastatsuak aztertuko ditu ere workshopak.

Euskalerria Irratia

lunes, 17 de septiembre de 2018

KATTALINGORRI Y HARROTU, DOS VICTORIAS LGTBI PARA NAFARROA

Primero fue EHGAM, luego nació Lumatza, un colectivo específico para mujeres. EHGAM acabó siendo un colectivo gay. Eran los años noventa y el activismo LGTBI en Iruñea bebía de las pioneras que se levantaron contra la homofobia y la Ley de Vagos y Maleantes. Esta aberración legal de la dictadura se fue deslavando, pero no llegó a desaparecer hasta la reforma penal de 1995. Lesbianas y gays reivindicaban su propia existencia a gritos en aquella Nafarroa carca posfranquista. Buscaban no solo que se reconociera su igualdad y tumbar aquella ley, sino también llamar la atención para que otras personas con su sexualidad atormentada por el conservadurismo y la homofobia tuvieran referentes en la calle que les ayudaran a reconocerse a sí mismos y romper esas cadenas sociales y mentales.
El activismo abrió camino a nuevas identidades sexuales y a nuevos conceptos de género. «Lo principal eran las luchas antidiscriminatorias. Se trataba de grupos de activistas que peleaban por la igualdad de derechos y libertades y que colaboraban con otros para conseguir la transformación social», explica Xabi Sánchez, desde la oficina de Kattalingune, en Abejeras. Sánchez tiene su mesa en un espacio compartido con otros grupos, en lo que ahora se conoce con el anglicismo coworking. El despacho está presidido por la alegre bandera multicolor.
El movimiento LGTBI pronto descubrió que no bastaba con luchar cara afuera, hacía falta mucho trabajo interno y no tan visible. «Muchas personas han, o hemos, tenido problemas para reconocer su identidad sexual por la represión o por la cultura sexista, homófoba y binaria», explica Sánchez. Los arquetipos de gay como «maricón», persona desgraciada u obsesionada con el sexo hacían mucho daño. Hacen daño todavía hoy. La gente con diversidad sexual se negaba a reconocerse como persona asexuada y necesitaban apoyo para entender qué les estaba pasando. «Éramos militantes políticos, pero se nos acercaba gente con serios y graves problemas de asumir su orientación sexual o con el tema trans. No sabíamos qué hacer», rememora el sexólogo.
Aquellos activistas carecían de herramientas para atender esa demanda. Y se buscaron lo que pudieron. Andraize y los centros de planificación familiar comenzaron a dar algo de cobertura, pero resultaba insuficiente. Los colectivos LGTBI debatieron cómo poder atender a esta gente y cayeron en la cuenta de que hacía falta gente profesional para orientarlos. «Había que hacerles comprender qué les ocurría con un rigor. No basta decir que ser gay o lesbiana es algo guay y ya está», subraya Sánchez.
Varios activistas de EHGAM, entre ellos Sánchez, viajaron a finales de los años 90 a Holanda, donde estudiaron un modelo de atención que les sirviera para esa labor no tan visible de atención y asesoría. En Holanda, existían centros LGTBI también nacidos desde el activismo, pero ya con tablas en tareas de acompañamiento. A la vuelta de aquel viaje, alquilaron un local en la calle Aldapa de Iruñea y comenzaron a impartir ese asesoramiento con profesionales formados. Había nacido Kattalingorri. También se inspiraron en la labor de la asociación Aldarte, que gestiona un centro de atención y un centro de estudios y documentación de la lucha por las libertades sexuales en Bilbo.
Kattalingorri elaboró un proyecto en busca de apoyo institucional. Pero la idea de hacer algo conjuntamente con alguna consejería no prosperó. «No había complicidad con la clase política. Ni con la izquierda ni con la derecha. La izquierda siempre ha sido más sensible, pero no tenía voluntad de un proyecto de servicio perdurable con proyección profesional. No estábamos en la agenda política», reconoce este sexólogo.
La ilusión por sacar adelante Kattalingorri superó el obstáculo de no contar con este respaldo y el local de Aldapa se convirtió durante 15 años en el referente para los movimientos LGTBI de Nafarroa. De una parte, por la atención sexológica profesionalizada y los acompañamientos. De la otra, porque Kattalingorri se convirtió en una asociación paraguas bajo la cual otros grupos activistas se sentían cómodos. Así ayudaron a entretejer las relaciones entre los grupos LGTB de la ciudad. Kattalingorri era el único de estos colectivos con local y políticamente era bastante neutro o, más bien, plural. Al calor de ese espacio, fueron surgiendo otros grupos, como el primer colectivo trans: Ilota Ledo.

De la agonía al resurgimiento
Los años 2013 y 2014 resultaron muy complejos por la precariedad, la falta de fondos y porque muchos de los voluntarios estaban ya muy quemados. El local de Aldapa bajó la persiana. No obstante, el cambio en las instituciones navarras permitió un nuevo entendimiento con las instituciones. La pelea por sacar adelante un proyecto de asistencia profesional al colectivo LGTB, por fin tuvo respuesta. Se activaron dos procesos de diálogo diferentes, tanto con el Gobierno como con el Ayuntamiento de Iruñea. Y ambos fructificaron. El Gobierno concedió una partida nominativa para crear Kattalingune, un centro LGTB para asesorías y donde articular campañas antidiscriminatorias. Para ello, también les cedió el espacio de coworking en Abejeras desde el que Sánchez va relatando la historia de esta lucha.
El Ayuntamiento de Iruñea tomó otro camino. Primero creó el centro, Harrotu, y luego sacó su gestión a concurso. A la postre, también fue Kattalingorri quien se quedó la gestión del local. Y así, a través de una misma entidad gestora, Nafarroa cuenta con dos centros para dar asesoría sexológica y legal que actúan de forma coordinada y con los mismos métodos. Harrotu atiende a Iruñea desde la calle San Gregorio y Kattalingune da servicio a toda Nafarroa, también desde la capital, aunque con otra oficina que abre algunas horas a la semana en Tutera.
Erika Salvatierra es una de las sexólogas que trabajan en Harrotu. «Las asesorías parten de cómo somos y nos identificamos hombres y mujeres. Las asesorías individuales se realizan con cita y son cara a cara. Les ayudamos en lo que podemos y, en lo que no podemos, les derivamos a quien pueda echarles una mano», asegura. Muchas de esas derivaciones van a Transbide, el programa dentro de Salud que lleva los asuntos de transexualidad: hormonas, operaciones, etc. También se le pone en contacto con otros grupos o departamentos. «Nosotras acompañamos, no dirigimos. El ritmo lo marca siempre la persona», remarca Salvatierra. Las consultas son confidenciales y están protegidas por el secreto profesional. Suelen durar una hora. A ellas acuden personas de todas las tendencias ideológicas, religiones, colores y países de origen.
Además de estas consultas, se crean grupos de apoyo mutuo (GAM) para trabajar dilemas complejos: ¿cómo se lo cuento a mis padres? ¿cómo salir del armario? etc. En estos grupos participan todas las siglas juntas, aunque se articulan por edades, ya que los retos que se afrontan son distintos. Una de las novedades de este curso que arranca tras el verano, el segundo de andadura de Harrotu, será un GAM para menores, no ya tan centrado en trabajar cosas en concreto como en el ocio y fomentar el conocimiento de uno mismo y qué es lo que de verdad se quiere. Los GAM del año pasado fueron un éxito, con listas de espera en todos ellos. Se remataron con un fin de semana juntos. También se plantean organizar encuentros.
«También tenemos a Ana Belén, que da asesoría jurídica», prosigue otro de los trabajadores de Harrotu, Ander Iribarren. Cambios de nombre en documentos oficiales, qué entra y qué no en la Seguridad Social, como constituir una nueva asociación... esa es la labor de la abogada. Iribarren se encarga de la participación y activación del tejido asociativo, organizar charlas... Ahora tienen el proyecto para entregar tarjetas a los colectivos para que puedan abrir la puerta y usar el espacio siempre que lo necesiten.
Los métodos de trabajo Kattalingune y Harrotu son los mismos. Mientras continúan con apoyos personales, ponen en marcha otras campañas de sensibilización, que el movimiento LGTBI nunca ha dejado desde que nació. La última impulsada por Kattalingune está destinada a declarar espacios libres de homofobia con carteles como el que decora la parte superior de esta página (y la oficina de GARA en Iruñea).
Esta reversión de la situación agónica de 2013 y 2014, está obteniendo reconocimiento más allá de las mugas del herrialde. En noviembre, Iruñea acogerá por primera vez un encuentro estatal para debatir sobre la identidad sexual.

Aritz Intxusta, en GARA


PSN: UNA COSA ES PREDICAR Y OTRA DAR TRIGO

Allá por mayo, el portavoz del PSN en Educación, Carlos Gimeno Gurpegui, pidió al Gobierno de Navarra un Plan Estratégico para la Escuela Pública, porque analizadas las prematrículas en la enseñanza pública y concertada, concluía que el Departamento de Educación no estaba apostando por la red pública. 

Sin embargo, según acuerdo de pleno de 7 de septiembre, en las Escuelas Infantiles de cero a tres de Tudela, dependientes de la Concejalía de Educación en manos del PSN, 12 familias con niños/as de esas edades se quedaron “en lista de espera” cuando, en realidad, la Escuela Infantil de Lourdes tiene una plaza de Educador/a Infantil vacante en plantilla orgánica sin cubrir y, por tanto, existía la posibilidad de aumentar una unidad en este centro…Cosa que PSN no hizo avocando a las familias a buscar plaza en centros privados porque no abrió el número de plazas máximo en el Centro Bilingüe de Cero a Tres pese a haber, por vez primera tras todos estos años de mayor incidencia de la crisis, más prematriculaciones que plazas ofertadas.

Es decir, para abrir una línea (subvencionada, además, por el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra) se necesitan unos ratios mínimos atendiendo a las edades del alumnado que, en este caso, son superados por el número de niños/as que hay en lista de espera… y con una adecuada reordenación podrían haberse admitido a todos/as. Incluso se podría haber reducido las 37 renuncias de plazas presentadas, tal vez muchas de ellas debidas a que el Ayuntamiento les asigna plaza pero en un centro distinto al elegido inicialmente por la familia y, este traslado unilateral de centro, puede provocar que las familias busquen alternativas en los centros privados en lugar de en la Enseñanza Pública como defiende el Sr. Gimeno.

Pero, entonces: ¿Por qué no se ha activado una nueva línea en un centro público, bilingüe (castellano e inglés) y, además, creando empleo local? ¿No son todas estas excelencias que glosa, canta y loa el parlamentario y concejal ribero de PSN en sucesivas intervenciones públicas? ¿Por qué no ponerlas en marcha aquí, en Tudela, donde es edil y puede, de manera práctica y concreta en una concejalía gestionada por su propio partido, el PSN, llevar a término sus postulados en lugar de reivindicarlas en genérico y en Pamplona donde no tiene capacidad de gobierno?

Pues porque una cosa es preocuparse, de verdad por la educación, los servicios y el empleo público, y otra son los brindis al sol… Porque una cosa es predicar y otra es dar trigo.

Es cierto que queda mucho por hacer en Educación, sobre todo para revertir los recortes y el estado de abandono que UPN–PSN dejaron a toda la comunidad educativa navarra. Ha sido necesario priorizar y quedan muchos temas pendientes, pero hay que reconocer que se han mejorado: las infraestructuras  educativas cuadruplicando el presupuesto, las condiciones laborales del profesorado, con reducción de ratios y aumento de plantillas en especial en personal de apoyo (1,5 millones más de euros para profesorado y 1,8 millones más para personal cuidador) y la calidad de la educación pública con numerosos proyectos pioneros. Además está prevista la contratación de 136 docentes más en Infantil y Primaria y un aumento de la asignación para centros con alumnado socio-cultural desfavorecido (de 130.000 € se incrementa a 650.000 €) para el curso 2018/19.

Esperamos que la población navarra y la ribera en especial no se deje llevar por la letanía tóxica del señor Gimeno y contraste la información que él da con los datos objetivos y reales. Que cada persona valore la coherencia del PSN y saque sus propias conclusiones. 

Patricia Lorente, concejala de CUP Tudela -Tutera

YO ACUSO

Rompo con esta carta la obligación que me impuse hace ya más de 13 años, cuando mi mujer Uxue Barkos decidió dedicarse a la actividad política. Entonces me comprometí conmigo mismo en no emitir opinión pública alguna sobre lo que a su alrededor pudiera suceder en forma de hechos o informaciones. Si hoy me salto aquella condición se debe a la necesidad que siento de compartir la experiencia de acoso e intento de derribo vivida por ella en los últimos 5 años. Lo hago desde la perspectiva de un profesional de la comunicación con casi 40 años de ejercicio, aunque sea obvio que no puedo desligarlo del daño causado a mi familia.
Esta persecución político-mediática se inició el 2 de mayo de 2013 mediante la publicación de una información en un periódico que le imputaba el cobro de dietas del Ayuntamiento de Pamplona inventándose reuniones. De la misma forma se le imputaba la falsificación de su propia firma, para lo que se llegó incluso a contratar un perito caligráfico. El sistema de cobro de dietas lo había aprobado la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, por entonces, presidenta del Gobierno de Navarra y fue ratificado por su sucesor como primer edil, Enrique Maya, ambos miembros de Unión del Pueblo Navarro. Por supuesto, pese a lanzarse sobre mi mujer tan graves acusaciones, el medio de comunicación en ningún momento se puso en contacto con ella para conocer su versión de los hechos.
Desde ese jueves de infausto recuerdo, 8 han sido las resoluciones administrativas y judiciales exonerando de responsabilidad alguna a Uxue Barkos en este caso inventado. En primer lugar, el propio Ayuntamiento de Pamplona, a través de informe de su secretario y después, la Fiscalía de la Audiencia de Navarra, el Tribunal de Comptos, el Tribunal Supremo y el Tribunal de Cuentas, en tres ocasiones -instrucción, sentencia y recurso- han demolido con sus resoluciones el falso caso de las dietas Barkos. Un paseíllo por distintas instancias judiciales, al que yo no he encontrado hecho similar con cualquier otro político. Y todo ello, mutando la adscripción de responsabilidades. Lo que empezó siendo una supuesta mentira y falsedad en documento público acabó siendo en el Tribunal de Cuentas, alcance contable por cobro irregular de dietas. Una acusación que se vertía sobre ella en exclusiva, cuando todos los concejales del Ayuntamiento de Pamplona cobraban dietas por el mismo sistema.
Si un medio de comunicación tiró la piedra y escondió la mano, una asociación de nombre tan pretenciosa en sus términos, Justitia et Veritas, como desconocidos sus impulsores y otras causas, puso cara a las demandas contra mi mujer. ¿Quiénes están detrás de esta persecución judicial? Imposible saberlo tras cinco años, pues, salvo el abogado de la acusación, un extraño personaje al que algunas informaciones vinculan a narcos colombianos, no ha habido forma de desenmascarar a los verdaderos instigadores de esta auténtica trama. Una vez más la mano escondida, una vez más la infamia del cobarde anonimato. Especialmente, cuando es evidente que quienes podían sacar partido político del caso conocían perfectamente la inocencia de la persona a la que se pretendía imputar. El silencio de los corderos es tan cómplice como el responsable desconocido.
El suplicio de soportar indefensa la sombra de sospecha de la difamación es uno de los sufrimientos peores que puede soportar una persona, especialmente, si se trata de alguien que por convicción está en política y, por tanto, ante el foco diario de la opinión pública. Ese sufrimiento se le causó a Uxue, con alevosía de inhumanidad, cuando estaba saliendo de un cáncer que había mermado considerablemente sus fuerzas. Algo que a nadie le era ajeno y era conocido porque ella en ningún caso quiso ocultar su proceso de batalla contra la enfermedad.
Todo este amargo episodio vital me deja en la obligación de acusar a cuantos por acción o por omisión de ponerse del lado de la verdad han contribuido al intento de linchamiento de una persona. En una sociedad del siglo XXI, algo así nunca más puede volver a ocurrir. Quienes creen que pueden someter a la sociedad a su juicio y sentencia político-mediática deben saber que los tiempos de La Regenta o de Dreyfus han pasado y están recluidos en el olvido. Nadie es más que nadie, ni nadie puede tener la potestad de hacer y deshacer en base a falsedades y difamaciones. La maledicencia provinciana quedó enterrada en el rincón de lo ultra hace tiempo. Por fortuna, vivimos en una sociedad abierta y plural, que mira hacia adelante y no quiere saber nada de los fantasmas y pesadillas del pasado.
Junto a la acusación, me queda la exigencia del reconocimiento por parte de los culpables. Aunque solo fuera por dignidad, alguien debería reconocer en los medios y partidos políticos que se apuntaron a este acoso que mi mujer es inocente. Pero sé que en los campos de la miseria no hay cabida para que la semilla de la valentía crezca. En el infierno de Dante, los fosos más profundos están destinados a los calumniadores.

Jesús González Mateos, periodista

lunes, 10 de septiembre de 2018

ÁNGEL FRAILE ESCUDERO: VOLUNTARIO NO, FORZADO

No ha pasado desapercibido el reportaje de la Voz de la Merindad del pasado mes de julio,  "Tafalleses muertos en la Guerra Civil", con la relación de fotografías de todos los "Caídos por Dios y por España", también llamados "Víctimas de la Cruzada de Liberación".
En el mismo ya advertíamos que de los 61 tafalleses muertos en el bando franquista, 25 murieron bajo las banderas carlistas, 14 bajo las de Falange y 22 en unidades del Ejército, con sus quintas. Salvo un par de docenas que salieron al frente en los primeros momentos del golpe militar, la mayoría se quedaron pasivos en sus casas, hasta que los primeros fusilamientos y la orden expresa de ir "Al frente o al Fuerte" o "Al frente o a la cuneta", obligaron a muchos a alistarse y a morir por una causa impuesta.
Es el caso de Ángel Fraile Escudero. Su hija Carmen ha venido a decirnos que "su padre no murió en el frente, lo mataron" y nos ha explicado su dolorosa historia.
Ángel Fraile había nacido en Grávalos, en la Rioja, y en Tafalla se casó con Teófila García. Jornalero, durante la República se afilió al Sindicato de Obreros Vascos (SOV), el precedente del sindicato ELA, entonces ligados al Partido Nacionalista Vasco. El SOV compró colectivamente unas tierras en el Quiñón y Latiain y las repartió en lotes entre sus afiliados. Ángel fue uno de ellos.
A la llegada del golpe militar del 18 de julio de 1936, los locales de la "Soli" de la calle Santa María (donde la antigua taberna La Petra) fueron asaltados, como lo fueron los del resto de las organizaciones republicanas, de izquierda o nacionalistas. Tafalla quedó en manos de la Guardia Civil y las milicias de Falange y Requeté. Ángel se quedó quieto, como la mayoría, hasta que un día de octubre un grupo de milicianos armados se presentó en su casa con intención de llevárselo. Carmen apenas tenía 10 meses. Su madre intentó impedir que se lo llevaran y allí mismo le dieron una paliza y la dejaron largo rato inconsciente en el suelo. Ángel se alistó o lo alistaron, en el Requeté el 10 de octubre de 1936. Cuarenta días más tarde, el 19 de noviembre, lo mataban en el frente de Quinto de Ebro, en Aragón. Por Dios y por España, dijeron.
"Yo digo que no murió sino que lo mataron, porque de los pueblos enviaban informes sobre la anterior ideología y afiliación de los alistados y a estos los ponían en primera fila, como carne de cañón".
Quede aquí su testimonio. Como el caso de Carmen, puede haber más casos similares, y les animamos a que nos lo cuenten. Todo el mundo tiene derecho a defender la memoria de sus padres.

Jose Mari Esparza Zabalegi, en La Voz de la Merindad

GEXAN ALFARO: "GURE IDEIEN PLAZARATZEKO ZIREN KANTALDIAK"

«Kultur mundua hemen Iparraldean bizi baldin bada, talde lanari esker da». Garrantzi handia ematen dio Gexan Alfarok (Urepele, Nafarroa Beherea, 1941). Txiki-txikitatik bere bizi moldea izan da; «denbora hartan, sozializazioa etxetik ikasten genuen». Euskal Herrian gaztetxo asko bezala, apaizgai ikasketak egiten hasi zen etxetik horretara bideratuta. Gauzak aldatzeko gogoek bultzatuta, bide hori utzi eta beste batzuk urratzen hasi zen.
Lantziria, zure sortetxearen izena, gero goitizentzat hartu zenuen idazle gisa. Nolako haurtzaroa gogoratzen duzu?
Urepelen haur guztiek bezala iragan dut nire haurtzaroa, baserri munduan, laborantzan. 6-7 urtetan abiatu nintzen ez ikastolara, orduan frantses eskola bakarrik baitzen, eta bistan dena: gure euskara atean uztea galdegiten ziguten, denei bezala, baina gu bihurriak ginen pixka bat, eta euskaraz aritzen ginen, frantsesa nekez ikasten genuen bitartean.

Isiltasuna nekez ezagutu duzue etxean.
Orotara, baginen hamazazpi haurride bizi, baina gure amak hogei haur sortu ditu hemeretzi haurdunalditan.

Meritu galanta.
Bai, segur! Beti erraten dut orduko emazteak atletak zirela! Hainbeste haur ukaiteko, kanpoko lanetan barnekoetan bezain usatuak ziren, zinez azkarrak behar zuten izan.

Apezgai gisa ikasketak segitu zenituen; gero, ordea, baztertu egin zenuen bide hori.
Denbora hartan, apezak eta serorak segidaren segurtatzen ibiliko ziren, eta ikusiko zituzten mutiko edo neskak itxuraz haien iduriko apezgai edo seroragai egin zezaketenak. Pentsatzen dut orduan familiarekin harremanetan jarriko zirela, eta, beraz, eskolara bideratzen zuten, eta ni Hazparneko kolegiora igorri ninduten apezgai gisa; 10 urte nituen orduan.

Ume kozkor bat oraindik.
Garai hartan, 10 urtetan handiak ginen jada! 10 urterekin, hiru hilabeterentzat joaten ginen etxetik, eta moztura handia zen; etxeko goxotasuna galtzen genuen.

Zerekin egin zenuen topo?
Urtez urte gure bidea egin genuen; kolegioan lagunak atzeman genituen, gu bezala euskaldunak, zorionez. Hazparnen bost urte iragan nituen, gero beste bospasei Uztaritzeko seminario ttipian. 17-18 urtetan, hasiak ginen anitz gauzei ohartzen, eta bereziki erranen dut bagenuela gure taldean aitzindari bat: Manex Pagola. Hark bazituen beti ideia berriak; kantu berriak egiten hasia zen jadanik 1953an, Uztaritzeko kolegioan, eta horrelaxe, gauzak berritu nahi genituen gure artean.

Zuen aldarrikapenak plazaratzeko aldizkari bat ere ba omen zenuten.
Uztaritzen bazen apaizgaien artean argitaratzen zen aldizkari bat; Milizia deitzen zen. Armadako izen bat da, baina… Beraz, hartan argitaratzen zuen nahi zuenak, eta guk, gure ideia arraroekin, bistan da, ez genuen sarbide handirik aldizkari horretan. Hor ere Manex Pagolaren ideia izan zen gure gisako aldizkaria eginen genuela euskaraz: Txantzikitin izena eman genion, eta hor gure ideiak argitaratzen hasi ginen.
Gure aldetik, Eliza berri baten aukera ikusten genuen; urrats ttipi batzuk ziren, zinez, eta galdegiten genuen euskarazko formakuntza bat, Euskal Herriko apaiz izan nahi genuela eta. Meza euskaraz, ateraldiak parrokietarat… Gure gisako moldaketa bat egin genezan jendearen artean ere, baina ideia sobera barrabasak ziren; ez zituzten onartzen.

Inoiz ez zenuen zalantzan jarri apaiz izan nahi ote zenuen?
Zerbait egiten da, baina bide batean engaiatua zara edo engaiatu zaituzte, eta gustura aurkitzen duzu zeure burua, lagun talde batean… Eta nik ez nion galdeketa berezirik egin nire buruari; bide hori nahiko egoki atzematen nuen. Bagenuen helburu ideologiko edo espiritual bat; helburu ederra zen Euskal Herriaren zerbitzuko aritzea. Ongi bizi genuen, baina gure gisakoa nahi genuen, hala ere, eta haiek, zuzendaritzakoek, erraten ziguten ezetz, edonora deituak izaten ahal ginela, eta beraz frantsesezko formakuntza hartu behar genuela. Hor ziren gure gatazkak.

Noiz erabaki zenuen uztea?
Giro nahasi horretan, Manex Pagola kanporatu zuten, eta, hori ikustean, nik deskargua eman nion idatziz zuzendariari, eta gure euskal mundura joan ginen.

Ordutik makina bat lanetan aritu izan zara.
Hastapenean, atez ate ibili ginen, eta galdegiten ziguten zer diploma genuen. Teologia ikasi genuela erantzuten genuen, eta hori zer zen galdegiten ziguten harriturik! Laborantzan ibili nintzen zakuak kargatzen Bokalen, eta gero beste hainbat enpresatan. Seminariotik atera eta Baionan finkatu aitzin, Iruñera joan nintzen; Donapaleuko lagun batek proposatu zidan —Iruñeko ikastolako frantses irakaslea zen— Iruñeko komertzio eskolan zerbait ikasten ahalko nuela, eta, zerendako ez, Nafarroa ezagutzeko gogoa nuen, gainera. Orduan, industrializazioa garatzen ari zen Nafarroan, eta herri anitzetan lantegi berriak sortzen ari ziren.

Kazetaritzan ere ibilia zara.
Enpresetan ibiltzen ginen, eta garai hartan HerriaZeruko Argia edota Anaitasuna aldizkarietan izkiriatzen aritzen nintzen, eta erreportajeak egiten nituen. Gustukoa nuen lan hori; euskarazkoak Herria-ri pausatzen nizkion, eta frantsesezkoak, berriz, Marijane Minaberriri ematen nizkion. Basque Eclaire-n idazkari zen, eta horrela ezagutu nuen. Gustukoa atzeman zuten nire lana. Horrela egin nituen zazpi-zortzi bat erreportaje, eta, Baionara itzultzerakoan, Zelai garraiolariaren etxean hasi nintzen lanean. Han ari nintzela, Minaberri jin zitzaidan egun batez, proposamen bat egitera: Janbattitt Dirassar kazetaria Sud Ouest-era joatekoa zen; beraz, toki bat libre gelditzen zen, eta toki hura hartzea zen proposamena. Nik izkiriatzea gustukoa nuen, eta, beraz, zerendako ez? Eta horrela sartu nintzen Basque Eclaire-n, eta bospasei urte egin nituen. Gero, Sud Ouest-ek erosi zuen, eta itxi egin zen. Pauera joateko proposamena egin zidaten, baina nik nahiago nuen aitzur lanean ari izan Pauera joan baino!

Nola hurbildu zinen kantuaren mundura?
Piarres Laffitek Uztaritzeko seminario ttipian kantua erakusten zion nahi zuenari, eta hark, batez ere, kantu zaharrei gustua hartzean izan du nigan eragina. Sekula oroitzen naiz berak sustaturik parte hartu genuela kantari lehiaketa batean; jendea kantura bildu nahi zuten, eta lehiaketa gisako bat antolatu zuten —pentsatzen dut Euskaltzaleen Biltzarrak antolatu zuela—. Uztaritzeko besten kari izan zen, fraideen plaza handi horretan. Parte hartzeko 40 kantu zahar ikasi behar ziren gogoz! Gu aspalditik ari ginen kantu zaharren ikasten, eta Manex eta biak joan ginen. Nonbait heldu ginen 40ak ikastera, eta parte hartu genuen. Galdegiten ziguten horrelako kantuaren lehen kopla, bosgarrena, hamargarrena… Egia da kantu zaharren gustua horrela hartu nuela nik, eta horrek naturalki ekarri zuela bertsoetako gustua, pentsatzen dut, zeren eta geroztik bai bainuen gogoa mementoko pentsamoldea idatzirik uzteko. Denborarekin, berriz irakurtzen dituzu, eta harritu ere egiten zara [barreak].

Kantaldiak antolatzen ere hasi zineten.
1968tik aitzina hasi ginen horretan. Tartean zeuden Beñat Sarasola kantaria, Manex Pagola, Joanes Borda… Hegoaldeko kantari zenbait ezagutzen genituen, Ez Dok Amairuren inguruko Lertxundi, Lete, Lourdes… Beraz, beti horietako bat jiten zen Euskal Herriaren batasuna erakusteko eta han eta hemen euskaldunak garela erakusteko. Gure ideien plazaratzeko bide bat ziren kantaldiak; gustuko genuen, eta ohartu ginen jendeak ontsa hartzen zuela. Giro ona sortzen zuen, eta sekulako ametsak egiten genituen, independentzia eta hori dena, eta aitzinatzeko horrelako ideiak behar zirela…

Zerk bultzatuta sortu zenuten Elkar argitaletxea?
1972an, Goiztiri argitaletxea, Jakes Abeberrik Enbataren inguruan sortu zuena, gelditu egin zen. Manex Pagolak erraten zuen absolutuki ordezkatu behar zela, Baiona ez zela argitalpenik gabe utzi behar. Gure artean mintzatuz deliberatu genuen argitaletxe bat sortzea, eta dirua biltzen hasi ginen. Bakoitzak orduko 1.000 libera eman genituen. Proiektu hartan hogei idazle eta kantari bildu genituen; Elkar izena eman genion. Elkarrekin, baina bazen ere Euskal Liburu eta Kantuen Argitaletxea. Urte berean sortu genuen Zabal aldizkaria, idazle multzo baten inguruan.
1975ean, beraz, galdu nuelarik Basque Eclaire-ko lana, Zabalen lanean ari ziren Joseba Jaka eta Jokin Apalategi. Jaka jin zen niregana jakinik langabe nintzela —ez nintzen batere gaizki langabezian, pixka bat pausatzen ari nintzen—, hirugarren batentzat tokia bazutela zabalkundea egiteko. Harritu nintzen hirugarren pertsona batentzat lan saria aterako zutela pentsatzean, baina beraiek baietz, lortuko genuela eta horrela hasi ginen. Parioa egin genuen; lagunak ginen, eta engaiatu ginen. Zaku handietan sartzen genituen gure liburu eta diskoak, saltegietan erakutsi… Anitzetan, bistan da, gure itzuliak egiten genituenean bizpahiru kasete baizik ez genituen saltzen, baina orduan ez zen beste biderik eta horrela ibili ginen ttuku-ttuku.

Patxika Erramuzperekin batera Kantuz kantu albuma sortu zenuen 1980ko hamarkada hasieran, haurrei zuzendua. Orduko haur euskaldunek gaur egun seme-alabei kantatzen eta kontatzen segitzen dizkiete istorio horiek. 
Bai, harrigarria da; ez genuen uste albumak horrelako oihartzunik ukanen zuenik. Istorio eta kantu horiek denak xoko batean neuzkan, eta, gure haurrak ikastolara abiatu zirelarik, irakasle batek galdegin zidan ateratzeko, eta Elkarrek argitaratu zituen. Orain dela bi urte, gainera, berriz argitaratu dira, gaur egungo garaietara egokitutako formatuarekin.

Aire berri bat ekarri zuen album horrek? Batik bat gaiei dagokienez, beharbada?
Bai, garai hartan kantu eta istorio guziek errege-erreginak eta horrelakoak kontatzen zituzten. Hori hautsi nahi genuen.

Seaskan ere engaiatu, eta lehendakari ere izan zinen.
Ahantzia nuen hori [barreak].

Zer momentutan zegoen orduan Seaska?
1985-1986an hartu nuen kargua, eta momentu txarrak ziren; manifestaldiak, negoziazioak… 1986an, Seaskako Bulegoa berritu zen. Aurrekoek denek utzi zuten aseak leporaino, bistan da, akituak, eta segida segurtatu behar zen. Ni, orduan, Seaskako pedagogia taldean ari nintzen, eta nehork ez zuen bere burua lehendakari presentatu nahi. Azkenean, eskua altxatu nuen; denak ados ziren, bistan dena! Urtebetez arituko nintzela izan zen jarri nuen baldintza, eta hala izan zen.

Kartzela ere ezagutu zenuen urte batzuk geroago.
Bai egia da, hori ere gertatu zitzaidan. Denbora hura errefuxiatuen denbora zen; baziren jadanik zenbait urte gure etxea ezagutua zela errefuxiatuengandik, gure etxean bazuten sustengua eta ostatua. Gau batez, atea jo zuten; ireki, eta adiskide handi bat zen: «Badiat hemen lagun bat; lekuz aldatu behar dik, eta ez du nehon lekurik atzematen. Hartzen ahal duzue?». Adiskide bati nola errefusa laguntza? Etxean hartzen genuen azkena izan zen.

iparraldekohitza.eus