domingo, 4 de diciembre de 2016

LA SUBIDA DE IMPUESTOS DE RAJOY PONE EN EVIDENCIA EL POPULISMO FISCAL DE UPN Y PP EN NAVARRA

El PP lo ha vuelto a hacer. Después de prometer en campaña como principal medida electoral una rebaja general de impuestos, de hasta dos puntos en todos los tramos del IRPF, la primera decisión del Gobierno de Mariano Rajoy tras su investidura ha sido una subida de impuestos. Una decisión controvertida pero previsible desde la misma campaña electoral, cuando el presidente del Gobierno se comprometió por carta ante Bruselas a tomar “las medidas que fueran necesarias” para hacer frente al déficit público. Pero que también deja en evidencia el populismo fiscal que tanto PP como UPN han venido practicando en Navarra durante el último año, en el que han dedicado todo tipo de calificativos a las medidas aprobadas por el Ejecutivo foral para mejorar los ingresos. Dibujando incluso un escenario apocalíptico en Madrid, donde han ofrecido una imagen distorsionada de Navarra y nada agradable para la inversión en la comunidad.
Como ya ocurrió tras las elecciones de 2011, cuando Rajoy aprobó una dura subida del IVA todavía hoy vigente tras haber anunciado una bajada de impuestos, la realidad económica se ha vuelto a imponer por encima de la demagogia fiscal. Un aumento de impuestos que tiene diferencias importantes con el que se aprobó hace un año en Navarra, aunque también sus similitudes.
En este segundo capítulo se incluye por ejemplo el efecto recaudatorio global de la misma, muy similar en ambos casos. Con las medidas aprobadas el viernes el Estado espera recaudar durante el próximo año 4.800 millones, lo que en proporción al PIB (1,6%), equivalen a 77 millones en Navarra. El Ejecutivo foral, por su parte, prevé con sus medidas ingresos adicionales de 82 millones en 2017. Así que en realidad la reforma "sanguinaria", en palabras de la portavoz del PP, Ana Beltrán, o que "cruje a impuestos" a los navarros, según el líder de UPN, Javier Esparza, es en términos recaudatorios casi idéntica a la anunciada por el ministro Cristóbal Montoro.
En ambos casos además, buena parte del esfuerzo fiscal recae en las grandes empresas. En Navarra, mediante el aumento del tipo del 25% al 28%, y del suelo mínimo del 10% al 13%. Y en el Estado por la vía de la eliminación de deducciones, lo que le reportará más de 4.000 millones. En términos económicamente proporcionales supone prácticamente el triple de los 23 millones que la Hacienda Foral prevé ingresar el año que viene con su reforma del Impuesto de Sociedades. "Queremos que el tipo efectivo del impuesto sobre sociedades se acerque al nominal", justificó Montoro el pasado viernes. El mismo argumento empleado en Navarra cuando se aumentó el tipo el mínimo, y que entonces provocó la airada reacción de UPN y PP. "Quieren una Comunidad Foral más pobre que acabe siendo una colonia más de esa Euskal Herria inventada hacia donde nos llevan. Que no nos extrañe que ese sea el objetivo de esta subida", llegó a escribir Esparza.
Paralelamente, el Ministerio de Empleo ha decidido incrementar un 3 % las bases máximas de cotización del sistema de Seguridad Social. Una competencia que no tiene Navarra, pero que se asemeja también al incremento en los tramos altos del IRPF aprobados por el Ejecutivo foral, que ha supuesto un aumento del 0,5 puntos a partir de los 32.000 euros de base liquidable, con un máximo de cuatro puntos para el tramo más alto. "Es un castigo brutal", denunció Esparza, que ahora prevé apoyar los presupuestos del PP.
Aumentar las aportaciones de las empresas, vía sociedades o seguridad social, ha sido así recurrente en las dos reformas fiscales, con críticas similares también por su supuesto efecto pernicioso en la economía según las patronales. Un mensaje azuzado en Navarra por UPN y PP. "Nuestra política es bajar impuestos porque así se recauda más", decía en junio el candidato de UPN-PP, Iñigo Alli. "Las políticas del PP son bajar impuestos y esa es la receta de lo que se debe hacer en Navarra", corroboraba su compañero de lista, José Cruz Pérez Lapazarán, durante la campaña electoral. "Las medidas tributarias aprobadas lastran la competitividad de las empresas y, a medio plazo, conseguirán una menor recaudación", replica ahora la CEOE al Gobierno de PP.
Ambos proyectos sin embargo también tienen grandes diferencias, motivadas en parte por una cuestión competencial. Navarra solo puede regular aquellos impuestos que tiene convenidos (IRPF, Patrimonio y Sociedades, fundamentalmente), mientras que el Estado tiene recursos adicionales, como el IVA o los impuestos Especiales (alcohol y tabaco), que junto con Sociedades van a cargar con mayor presión impositiva.
Este hecho no obstante revela también una cuestión de fondo. La reforma navarra aplica la subida progresivamente, de manera que el mayor esfuerzo fiscal recae sobre las rentas más altas. Con el aumento de la presión sobre los impuestos indirectos, como el IVA o los Especiales, todos los ciudadanos pagan igual al margen de su capacidad adquisitiva, lo que acaba afectando a la equidad del sistema. De esta forma, una persona con renta baja que fume o consuma bebidas azucaradas o alcohólicas pagará por una cajetilla o una copa en proporción a su salario mucho más impuestos que alguien con un salario más alto.
No obstante, el objetivo de las dos reformas sigue siendo el mismo, mejorar la recaudación para evitar recortes sin incumplir los límites de déficit impuestos por Bruselas. En ambos casos además después de sendas bajadas de impuestos en época preelectoral (en Navarra con UPN todavía en el Gobierno) que han acabado mermando los ingresos. Una tendencia que desde Madrid se tratan de revertir con una recaudación adicional de casi 5.000 millones.
En cualquier caso, son cifras pendientes de confirmar, y que el Gobierno del PP prevé complementar con una mayor recaudación gracias a una mejora de la actividad económica y lucha contra el fraude fiscal. Expectativas optimistas que sin embargo no están garantizadas, por lo que no están descartadas medidas adicionales a lo largo del próximo año. De hecho, el colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) ya avisó de que las nuevas medidas fiscales aprobadas este viernes por el Consejo de Ministros solo suponen un primer paso hacia más subidas fiscales durante la esta legislatura.

Diario de Noticias

sábado, 3 de diciembre de 2016

EL ABISMO SE ASOMA A LA UNIÓN EUROPEA POR AUSTRIA


Austria celebra el domingo unas elecciones presidenciales con un electorado muy dividido entre el ultraderechista Norbert Hofer y el candidato del Partido Verde. El resultado puede ser crucial para el futuro de la UE, donde los partidos xenófobos y euroescépticos ganan terreno.
El próximo 4 de diciembre, Austria se enfrenta a una de las elecciones presidenciales más cruciales de los últimos años. Se enfrentan, por segunda vez en siete meses, el independienteAlexander Van der Bellen (apoyado por el Partido Verde) y Norbert Hofer, líder del ultraderechista Partido de la Libertad de Austria (FPÖ). En las elecciones de mayo el resultado estuvo tan ajustado que Van der Bellen se impuso por tan sólo 31.000 papeletas tras el recuento del voto por correo. Sin embargo, el Tribunal Constitucional consideró que existieron irregularidades en el proceso y canceló los resultados. El domingo, el abismo de la ultraderecha se asoma a Austria por segunda vez.
Van der Bellen es el último obstáculo para que la extrema derecha se haga con la jefatura del Estado. A pesar de que concurre a las elecciones como independiente, Van der Bellen ha sido miembro del Partido Verde durante gran parte de su carrera. Procede de la Universidad de Viena, donde fue profesor de Economía hasta su jubilación en febrero de 2009. Su candidatura, basada en un discurso progresista y europeísta, es completamente opuesta al discurso xenófobo y euroescéptico de Hofer.
Algunos de los rivales políticos del FPÖ han anunciado que apoyarán a Van der Bellen el domingo. Christoph Wiederkehr, concejal en Viena por el partido liberal NEOS (que comparte grupo en el Parlamento Europeo con Ciudadanos y PDC), ya ha avanzado que votará por el político verde: “Aunque no sea oficial, la mayoría de los miembros de mi partido votarán a Van der Bellen. No creemos que sea el mejor candidato posible, pero es el mejor de los que hay. Especialmente porque es proeuropeo. Tememos que Hofer traiga el debate de dejar la UE, lo que debilitaría a Austria”.
Las últimas encuestas muestran un empate técnico entre los dos candidatos. Sin embargo, muchos austriacos temen que, una vez más, las predicciones estén infravalorando el potencial del ultraderechista. Wiederkehr no es optimista: “Las encuestas están igualadas, pero creo que Hofer puede movilizar a sus votantes mejor que los verdes. Me temo que el FPÖ puede ganar”.

Efectos sobre Austria y Europa 
En caso de que el FPÖ alcance la presidencia, Hofer se convertirá en el primer jefe de Estado abiertamente ultraderechista en Europa occidental. A pesar de que el candidato es la cara amable del partido, Wiederkehr se muestra preocupado por los efectos que pueda tener una victoria del FPÖ no sólo en su país, sino sobre todo el continente: “Será un paso muy importante para la derecha nacionalista y populista en otros países, como Francia y Alemania”.
Benjamin Opratko, politólogo e investigador en la Universidad de Viena, cree que la presidencia en sí misma no repercutirá en las políticas austriacas de forma significativa. El presidente es una figura con un rol meramente protocolario y de representación. No obstante, la fortaleza en las encuestas hace pensar que el FPÖ liderará el Parlamento a partir de las próximas elecciones generales (que se celebrarán en primavera u otoño de 2017).
“Si se alinea un presidente del FPÖ con un canciller del mismo partido y un apoyo amplio parlamentario, las cosas en Austria van a cambiar”, explica Opratko. En su opinión, el grupo de ultraderecha no tiene sólo un proyecto de gobierno: “Es un proyecto de Estado. Quieren cambiar las estructuras políticas y sociales para avanzar hacia un Estado autoritario del estilo de Hungría”.
Para Marcel Andreu, secretario general de las juventudes del Partido Verde, el papel de presidente reviste peligro si se pone en manos del FPÖ. Según Andreu, esta figura ostenta un gran poder constitucional, que no obstante “no se ejerce por la aplicación de un consenso entre los partidos tradicionales”. Andreu cree que Van der Bellen tratará de mantener el consenso, pero no está tan seguro en el caso de Hofer. “El presidente puede incluso disolver el Parlamento”, advierte el joven militante.

Un oscuro pasado
Esta semana, un vídeo protagonizado por una superviviente del holocausto, se ha convertido en un fenómeno viral en Austria. En él, una anciana, tan sólo identificada como Gertrude, avisa de las similitudes entre el ascenso actual de la ultraderecha y el experimentado en los años 30 del siglo pasado.
Las conexiones no andan lejos de la realidad. El FPÖ fue fundado a mediados de la década de los 50 por Anton Reinthaller, un antiguo oficial de las SS. El partido representó a una fracción pangermánica y filonazi de la población hasta finales de los años 70, cuando adoptó un discurso más moderado que le sirvió para entrar por primera vez en una gobierno de coalición junto al Partido Socialdemócrata Austriaco (SPÖ). En 1986, Jorg Haider se hizo con el control del FPÖ, haciéndolo girar de nuevo hacia posiciones explícitas de extrema derecha.
El FPÖ volvería a compartir el gobierno, esta vez con los conservadores del OVT, desde el año 2000 al 2008. Las contradicciones internas y la corrupción diezmaron a los votantes. Ese año, Haider murió en un accidente de tráfico, y el partido quedó en manos del vienés Heinz-Christian Strache, que lo ha llevado hasta donde está hoy. El grupo de extrema derecha ha liderado las encuestas de intención de voto en Austria desde hace más de un año.
“La historia de la extrema derecha austriaca es muy larga, y su estrategia política ha sido muy inteligente”, afirma el politólogo Benjamin Opratko, que explica que el partido de Strache ha conseguido utilizar su extremismo como un arma contra el establishment político: “Lo que decían era que no podían dejarlos fuera. Si los dejaban fuera, si se negaban a hablar con ellos, es porque los antidemocráticos eran los otros”. Ahora, sostiene el académico, “tanto los conservadores como los socialdemócratas están tratando de establecer alianzas con la extrema derecha”.

¿Dónde está la izquierda? 
Hace 16 años, cuando el FPÖ llegó al gobierno de la mano de Jörg Haider, la sociedad civil se movilizó. Grandes manifestaciones bloquearon los edificios institucionales en los que los ministros debían tomar posesión de su cargo. Y las escenas se repitieron en Viena cada semana, durante meses. Sin embargo, la sociedad parece no rebelarse contra la situación de la misma forma ahora. “La situación entonces condujo a una gran frustración“, afirma Opratko. “A pesar de toda la lucha, de todos los esfuerzos, no hubo recompensa”.
Dentro del Parlamento, la izquierda tampoco está presente. “No hay una verdadera oposición de izquierdas en Austria”, explica el politólogo. “El Partido Socialdemócrata ha gobernado la mayor parte del tiempo durante los últimos 50 años, y el Partido Verde se dedica sobre todo a votantes urbanos de clase media-alta, lo que ayuda a la normalización de la extrema derecha, ya que no hay otra alternativa de oposición antisistema”.
Marcel Andreu también reconoce la inteligencia de la estrategia a largo plazo del FPÖ: “La derecha lleva 25 años reconduciendo el discurso a la opinión pública”. Y ahí es donde, en su opinión, falla la izquierda: “Una estrategia a largo plazo, una filosofía clara al acercarnos a la gente, una manera de que los mensajes sobre la justicia social, la tolerancia y la solidaridad estén en el centro del debate público”. Para Andreu, esa es la razón más importante por la que Van der Bellen “debe ganar las elecciones” presidenciales.
“No es el final, pase lo que pase el domingo, no es el final”, repite Andreu. “Es sólo el primer paso de una batalla que está empezando en toda Europa, y ganemos o perdamos el domingo,debemos seguir peleando en los próximos meses y años en Alemania, en Francia, en Hungría y en todos los demás países del mundo para dar una respuesta de solidaridad y justicia a la gente que hoy se siente abandonada y votará por el FPÖ. Tenemos mucho terreno que recuperar”.

PREOCUPACIÓN EN OLLETA POR SU PUENTE MEDIEVAL

Los vecinos de Olleta, localidad situada en pleno corazón de la Valdorba, están hartos de esperar una reparación que nunca llega. En concreto la de su puente medieval, el mismo que el concejo (dependiente del Ayuntamiento de Leoz) se vio obligado a cerrar hace ahora cuatro años porque “amenazaba ruina”, confirman Ángel Larrasoaña Y Pedro Alfaro, presidente y miembro del concejo, respectivamente.
El puente, que conecta los dos barrios del pueblo y por el que han llegado a circular incluso vehículos, lleva al menos tres décadas presentando desperfectos. Su situación, sin embargo, ha ido empeorando de forma progresiva de un tiempo a esta parte, precisamente, por la falta de mantenimiento. Según relatan Larrasoaña y Alfaro, a principios de los años 90, coincidiendo con la elaboración de un proyecto de reparación del tejado de la iglesia local (del siglo XII), se estudió el estado del puente. “Ya entonces desde Príncipe de Viana (institución que forma parte del departamento de Cultura del Gobierno de Navarra) nos dijeron que no había dinero”, lamentan.
Hace cuatro años, a consecuencia de la inacción de las autoridades competentes en la materia, el concejo tuvo que impedir el tránsito de peatones debido a su mal estado. “Un ingeniero, mientras se hacía la renovación de redes y pavimentación del pueblo nos aconsejó su cierre. Ahora los peatones se ven obligados a cruzar la carretera”, explican.
Así las cosas, el pueblo tuvo que asumir los costes derivados del refuerzo de la cimentación del puente para evitar su hundimiento, obra que ascendió a más 10.000 euros. Además tuvo que limpiar la estructura del mismo y desbrozar la zona adyacente ante la promesa de que se iba a hacer otro estudio de valoración una vez acabada la obra del tejado de la iglesia. “De todo esto hace ya dos años”, recuerdan. “Pensábamos que aprovechando la obra de la iglesia lo repararían, pero no fue así. Por si fuera poco, durante su ejecución talaron ocho chopos situados alrededor del edificio, para mejorar la visibilidad del templo, con la promesa de que iban a reforestar la zona, pero seguimos esperando”.
Cansados de la situación, “escribimos cartas al Arzobispado y a Príncipe de Viana y de palabra, porque nunca nos contestan por escrito, nos dicen que es el concejo el que debe sufragar la obra , pero nosotros no tenemos dinero”, critican, no sin antes recordar que Olleta tiene menos de 40 habitantes censados.
En definitiva, creen que llevan décadas dándoles “largas”. Y es que “en 1992 la obra del puente estaba en el puesto número 25 en cuanto a prioridad se refiere y me parece que desde entonces no hemos avanzado ni un solo puesto”, critican. En este sentido, dicen sentirse “ciudadanos de segunda o tercera” porque “para los grandes monumentos sí hay dinero, pero no para los pequeños”. Recuerdan, por último, que sus impuestos “valen lo mismo que el de los vecinos de Pamplona o de Tudela”, de ahí que soliciten la implicación del Ejecutivo foral.
Diario de Noticias

DEL GOBIERNO DEL CAMBIO AL GOBIERNO DE TODA NAVARRA

El primer Debate del Estado de la Comunidad Foral de esta Legislatura ha sido un marco excepcional para escenificar los Relatos políticos e institucionales en torno al Cambio histórico que se dio en Navarra en Mayo de 2015.
Desde el día que nació el actual Gobierno de Navarra el Régimen caído de la Navarra de los Quesitos se ha atrincherado con una actividad febril, tanto desde sus centenarios cañones de Cordovilla como de algún libelo digital montado a golpe de talón, así como un activo ejército de fanáticos y troles en las redes. El Relato político de este Régimen caído se basa en el ataque despiadado y frentista a “un gobierno ilegítimo en su navarridad; que antepondrá cuestiones identitarias a la gestión económico-social; que, representando intereses de otra comunidad, paralizará iniciativas y obras estratégicas para el desarrollo de la Comunidad; y pervertirán el fuero para subir  los impuestos, de tal manera que se empobrezca a los navarros para facilitar la anexión euskadiana”. Admitiendo que cuando se lee este Relato nos entra la risa floja, también deberemos entender y admitir que hay una parte de nuestra sociedad que digiere este discurso con “el fanatismo del que sólo escucha aquello que quiere oír”. Ruido y titulares para unos tiempos en que el consumo adolescente, cortoplacista y superficial de la información política es el “pan populista de cada día”; un ruido y unos titulares que nos recuerdan que el “donaldtrumpismo” y la exageración no nos queda tan lejos.
GEROA BAI se ha mostrado desde que nació como un proyecto político que apostaba por dirigirse a la sociedad con discursos políticos adultos; horizontes ilusionantes, por supuesto, pero también alcanzables. Con esta visión impulsamos con otras fuerzas una mayoría parlamentaria de 26,  para construir el llamado Gobierno del Cambio desde un Acuerdo escrito y transparente, progresista en lo social y pluralista e integrador en lo identitario. Desde esta mayoría GEROA BAI se ha comprometido con unos determinados apellidos para el Cambio político: el Cambio tranquilo -sin revanchas- pluralista e integrador, alcanzable y duradero. Estos “apellidos” elegidos por GEROA BAI llevan implícitos en su desarrollo no pocos inconvenientes: “Todo parece poco y lento” a la parte de la sociedad navarra que más deseaba el Cambio; y, a la vez, cada iniciativa o decreto es vigilado, deformado y atacado por un discurso y un relato político fanatizados dirigido al extremo más derechista y más antivasco de la sociedad.
En este primer año de Gobierno del Cambio muchas personas hemos vivido una cierta zozobra por “la intensidad del ruido del Régimen caído”, y lo que hemos percibido como “silencio, inacción o falta de Relato Político” del Gobierno y de GEROA BAI. Decíamos, por simplificar, que “este gobierno y Geroa Bai no estaban comunicando”. Considerando además que hay decenas de miles de navarros y navarras que -habiéndonos votado o no- creían que a Navarra le vendría bien cambiar por pura higiene y alternancia. ¿No era éste el momento de poner las luces largas y fijarnos en el horizonte de 2019? Desde el punto de vista institucional sería pasar del Gobierno del Cambio al Gobierno de todas y todos; sin nuevas redes clientelares y con igualdad de oportunidades para personas, empresas o asociaciones. Desde el punto de vista político sería poner las condiciones desde GEROA BAI para “construir una nueva centralidad política” que responda a la mayoría social progresista y a la coexistencia de identidades en esta Navarra plural. En definitiva, completar en Navarra la Transición política rompiendo con el franquismo que sí se hizo en otros lugares como la CAV, Andalucía o Catalunya por poner algunos ejemplos.
En este marco descrito el primer Debate del Estado de la Comunidad Foral de esta Legislatura debemos tomarlo como el mejor punto de inflexión en la construcción del Relato Institucional y Político para la consolidación del Cambio. Así se puede entender el discurso que, como lehendakari de Nafarroa, ha hecho Uxue Barkos en el que ha construido el Relato Institucional de la gestión de este Gobierno; explicando con datos la pesada mochila que encontró del anterior Régimen, ofreciendo con detalle las iniciativas y leyes acometidas y el horizonte del Gobierno de TODA Navarra. Y Koldo Martínez, como portavoz de GEROA BAI, ha realizado el Relato Político que sitúa al régimen de la Navarra de los Quesitos como heredero y continuador de los valores de las élites y familias navarras de los últimos 100 años de la mano de sus colaboradores necesarios; del cambio de Prioridades y Actitudes para gobernar, y el dibujo de la Navarra que deseamos invitando a construir una “nueva centralidad política” desde la inmensa mayoría social pluralista.
¿Qué podemos aportar como militantes desde GEROA BAI y ZABALTZEN? Muy sencillo y evidentemente comprometido: No tenemos dudas en que los y las geroabaizales compartimos Visión y Valores, y nos falta concretar y comprometernos con la Misión: ser capaces de trasladar en nuestros ámbitos personales el Relato del Cambio tranquilo -sin revanchas- pluralista e integrador, alcanzable y duradero. Ser los mejores agentes del Cambio. Desde nuestro “discurso adulto” con objetivos ilusionantes y conseguibles, y con datos perceptibles de la gestión de este gobierno. Para esta Misión es importante tener INFORMACIÓN y FORMACIÓN. Y empezamos por invitaros a leer los discursos enteros, en los que encontraréis datos y argumentos. Os garantizamos además que os sentiréis orgullosos y orgullosas del contenido. Y en el futuro inmediato iremos metiendo el zoom y particularizando por temas para que podamos tener respuestas “adultas” sobre sanidad, educación, economía, cohesión social, cultura, …, ante el ruido y ataques “adolescentes, superficiales, viscerales o fanáticos”.

jueves, 1 de diciembre de 2016

EL GOBIERNO DE NAVARRA IDENTIFICA 224 SÍMBOLOS FRANQUISTAS PENDIENTES DE SER RETIRADOS

 El Gobierno de Navarra ha adoptado un acuerdo por el que ratifica el censo provisional de símbolos franquistas, compuesto por 224 elementos. Además, acepta las recomendaciones para la retirada de dicha simbología, elaborados por la Comisión Técnica de Coordinación en materia de Memoria Histórica.
En concreto, hasta el momento se han analizado 141 municipios, en los que se han identificado un total de 224 símbolos. De ellos, 220 están en edificios y espacios públicos (152 placas o baldosines en edificios de viviendas, 53 laureadas, 14 placas de caídos en fachadas de iglesias, y 1 cuadro de escenas vinculadas al régimen). Los otros 4 lo integran monumentos y conjuntos monumentales (2 cruces de honor de los caídos en espacios públicos, y 2 monumentos a caídos).
El censo sobre simbología franquista abarca toda una serie de símbolos, leyendas, menciones, distinciones, nombramientos, títulos honoríficos y demás formas de exaltación de personas vinculadas con el régimen franquista. Se trata de un censo abierto y no definitivo, ya que puede variar con la aparición de otros símbolos de los que todavía no se tenga conocimiento.
La finalidad de estas medidas, según se recoge en el acuerdo, es “recuperar una memoria democrática de Navarra, y retirar del espacio público símbolos que representen una agresión a los valores de la paz, la convivencia, la libertad y la democracia”. El texto indica también que “se trata de un mandato legal, pero es también un deber de memoria, un deber ético para nuestro presente y nuestro futuro”.

Principales recomendaciones
Las recomendaciones realizadas por la Comisión se refieren a cinco aspectos:
-Escudo con la Cruz Laureada de San Fernando: se recomienda la retirada de la cruz de todos los escudos de Navarra que sigan existiendo, siguiendo lo establecido en la Ley Foral 24/2003 y en la Ley Foral 33/2013. Esta cruz fue concedida a Navarra en 1937 por el dictador Francisco Franco y colocada en su escudo como homenaje y reconocimiento a los voluntarios navarros que el apoyaron en el golpe militar de 1936. La laureada en el escudo de Navarra es un símbolo que legitima como herramienta en la defensa de unas ideas políticas y distingue el sacrificio de vidas humanas en la guerra.
-Placas y elementos escultóricos para culto a los mártires y a los caídos: se trata de placas de piedra o mármol, así como de grandes construcciones escultóricas o arquitectónicas. Son elementos erigidos para la exaltación de la memoria de personas que murieron en una guerra civil a consecuencia del golpe militar. Se trata, además, de elementos en los que se recuperan los nombres de personas que murieron en el bando alzado, y son elementos que impiden avanzar hacia la convivencia al recordar la ruptura de nuestra sociedad, la violencia y la guerra. En este sentido, la recomendación propone, como primera medida, la retirada del conjunto, encomendando a la Institución Príncipe de Viana su conservación como elemento de patrimonio histórico para conservar la memoria de lo ocurrido. Si ello no fuera posible, se propone la retirada, dentro de cada placa o elemento escultórico y arquitectónico, de aquellas partes simbólicas que supongan la exaltación de la victoria del régimen franquista, como escudos, yugos y fechas, referencias a la Cruzada, al Generalísimo, a Primo de Rivera, o consignas exaltatorias, como Caídos por Dios y por España, etc.
-Placas del Instituto Nacional de la Vivienda y de la Obra Sindical del Hogar: el régimen franquista creó dicho Instituto para controlar el crecimiento físico de las ciudades, así como para impulsar un modelo social de desarrollo determinado, dependiente de FET y de las JONS. Así, en los últimos años de la dictadura se construyeron grupos de viviendas en los que se colocaron grandes letreros con símbolos de la Delegación Nacional de Sindicatos y del Instituto. Del mismo modo, se colocaron también pequeñas placas en muchas viviendas con simbología franquista, que aún perduran. La recomendación es la retirada de todos esos elementos.
-Designación de hijos adoptivos o predilectos: Durante la dictadura fue una práctica frecuente la concesión del título de hijo adoptivo o Francisco Franco y a otros personajes vinculados al régimen franquista como reconocimiento a su labor, suponiendo un ejemplo más de exaltación de la guerra y del propio régimen. La recomendación en este sentido es revocar los acuerdos de nombramientos como hijos adoptivos y predilectos de aquellas personas con algún tipo de responsabilidad en procesos de vulneración de derechos humanos que cualquier institución haya impulsado.
-Barrio de exaltación colectiva de la guerra: los caídos por “Dios y por España” se convirtieron en el “mártires la Patria” y colocados en el eje de la simbología franquista. En algunos casos fueron utilizados de forma colectiva (como el caso del barrio de Lourdes de Tudela o el de Chantrea en Pamplona) como un elemento de exaltación y justificación de la violencia como instrumento de defensa de unas ideas políticas. Los “logros” urbanísticos y de todo tipo del régimen franquista se presentaron en los años 40 y 50 como éxitos que la sociedad debía agradecer en sacrificio de quienes habían muerto en la guerra en el bando victorioso. La recomendación es la retirada de todos los nombres.
Respecto a nombres en el callejero y otros espacios públicos (deportivos, culturales o recreativos), se recomienda la retirada de todos los nombres. En algunos casos, previa justificación documentada, y atendiendo a sus méritos culturales o de otro tipo, podría adoptarse el acuerdo de resignificar algunos nombres, siempre y cuando no se trate de personas cuya participación en actos violentes o en vulneraciones de derechos humanos estuviera acreditada.

Diario de Noticias

lunes, 28 de noviembre de 2016

EL MILAGRO DE LA IZQUIERDA EN PORTUGAL FRENTE AL AUGE DE LA ULTRADERECHA

Cuando António Costa asumió el puesto de primer ministro de Portugal hace este sábado un año, pocos pensaban que seguiría en el cargo pasado seis meses. El conservador Pedro Passos Coelho había sacado mayor número de votos en las elecciones legislativas de octubre, pero a falta de seis escaños para lograr la mayoría absoluta en el Parlamento, las fuerzas de la izquierda se habían reunido por primera vez para facilitar un Ejecutivo alternativo al de la derecha.
La idea era inaudita y controvertida: los marxistas del Bloque de Izquierda (BI) y los diputados del Partido Comunista (PCP) ofrecían prestar apoyo parlamentario a un Gobierno minoritario de los socialistas lusos (PS) a cambio de la aprobación de una serie de ambiciosas medidas sociales que pasaran página a la austeridad.
Por simple que pareciera la propuesta, en realidad se hablaba de algo revolucionario. Costa tendría por delante la tarea imposible de aprobar las costosas medidas sociales sin cruzar las numerosas líneas rojas de Bruselas, siempre presionando para que los lusos redujeran la deuda y el déficit. Cualquier cambio en las condiciones de Banco Central Europeo (BCE) –poco entusiasmado ante la posibilidad de un Ejecutivo abiertamente contrario a la austeridad– y la frágil economía portuguesa podría colapsar, llevándose al Gobierno por delante. E incluso si no llegaba la amenaza del norte, el Ejecutivo minoritario siempre estaría a merced de sus dos socios en el Parlamento, partidos históricamente enemistados que en cualquier momento podrían retirar su apoyo y solicitar una moción de confianza para poner fin al experimento.
Unidos por el odio que le tenían a Passos Coelho y al último lustro de austeridad, el Ejecutivo de Costa –tachado por algunos medios extranjeros como un “Gobierno de extrema-izquierda” y de “radicales”– parecía nacer con los días contados. Sin embargo, doce meses más tarde, la alianza imposible se ha convertido en una de las más sólidas de la historia del país, y en un mundo de brexit, Trump y la sombra de Le Pen en Francia a pocos meses de las presidenciales allí, por citar algunos ejemplos, Portugal destaca por ser el inesperado baluarte de la socialdemocracia en Europa.
A lo largo del último año, el Gobierno Costa ha conseguido reestablecer gran parte de los servicios socialessuprimidos durante los peores años de austeridad de la historia del país.
Los sueldos de los funcionarios públicos, cortados drásticamente tras el rescate del país en 2011, han sido restaurados, como también lo han sido las pensiones recortadas a orden de la Troika. El nuevo Ejecutivo también ha cancelado la privatización de los transportes públicos de Lisboa y Oporto, y recuperado el control de la aerolínea estatal TAP, vendida en una polémica operación llevado a cabo por Passos Coelho cuando su Gobierno ya estaba en funciones. Mientras ha aumentado el salario mínimo, se ha reducido el número de colegios concertados, optando por la inversión en la red pública.
La aprobación de estas medidas sociales no ha supuesto la ruina financiera del país, como muchos auguraban. Todo lo contrario, el déficit se ha reducido al 2,7%, por debajo del 3% exigido por la Comisión Europea. Durante el tercer trimestre del año la economía nacional creció un 0,8%, convirtiéndose en la que más creció de toda la eurozona, según Eurostat. El país incluso se ha podido permitir el lujo de adelantar los pagos de su deuda con el FMI, reduciendo de esta manera los intereses que tendrá que pagar en el futuro. Parece que han logrado el milagro de las medidas sociales dentro de un contexto económico financiero sostenible.
João Galamba, portavoz del PS en la Asamblea de la República, se muestra contento, pero con ánimo de seguir adelante, pues confiesa a EL ESPAÑOL que “todavía queda mucho por hacer”.
Además de la restauración de los salarios y las pensiones, Galamba apunta a éxitos como la reducción de IVA de restauración del 23 al 13% –que resultó en la creación de 28.000 nuevos empleos– o medidas solidarias, como la supresión de las tasas judiciales para las víctimas de violencia de género, como señales de la filosofía progresista del Ejecutivo.
“Estamos demostrando que hay otro camino, hay una alternativa real a la austeridad, y que puede existir un Gobierno progresivo y de izquierdas en Europa. Estamos trabajando para que los ciudadanos se beneficien del sistema, y no que el sistema se aproveche de los ciudadanos”, saca pecho el político. Galamba afirma que el secreto del éxito del Gobierno entre antiguos rivales radica en las “negociaciones permanentes”.
“Hemos aprendido a apartar aquellos temas que nos dividen y trabajar desde los puntos que tenemos en común, dialogando siempre. Es saludable comparar posiciones y trabajar para llegar al consenso, no de manera puntual, sino de manera permanente”.
No todos comparten el entusiasmo de Galamba. Teresa Leal, diputada del conservador Partido Social Demócrata (PSD) , advierte que los datos económicos favorables podrían ser puntuales, y que "el rumbo general de la izquierda no es responsable".
"Seguimos discordando con las políticas del Gobierno, pues por mucho que alegren a los comunistas nacionalizando los transportes y rapartiendo fondos públicos de manera irresponsable, está mal: cada vez que Portugal ha tirado por este camino en el pasado la cosa ha terminado en el colpaso económico. Desde la oposición exigimos, de manera responsable, políticas económicas que no estén condicionadas por los socios radicales del Gobierno".
El columnista José Manuel Fernandes también pide menos fuegos artificiales y más cautela, afirmando que entre tantos supuestos éxitos "nos ahogamos entre tantas buenas noticias sin darnos cuenta del hecho de que nos ahogamos". Desde el Observador, el periodista señala datos que sugieren que los buenos resultados económicos han sido sobrevalorados, a la vez que destaca el mal estado de los transportes públicos, la falta de medios en el Servicio Nacional de Salud y los recortes en la investigación científica. "La gente dice que todo va bien mientras haya pan, y así estamos viviendo, dejando los problemas para otro momento [...] Entiendo que me llamen aguafiestas, pero es que al final son mis hijos quienes pagarán la cuenta".

NUEVA AUTOESTIMA NACIONAL
El veterano columnista político Daniel Oliveira, del diario progresista Expresso, opina que la salud del Gobierno es buena porque refleja los deseos de la ciudadanía.
“Esta alianza es fruto de la presión electoral de los votantes de izquierda, una presión que claramente faltó en España, en relación a Podemos y al PSOE”, afirma el periodista. “La gente se sentía al borde del abismo y sabían que si no se lograba un acuerdo en la izquierda ahora, estaríamos condenados a sucesivos gobiernos de derecha dura”.
Hay una diferencia de carácter entre España y Portugal, y Pedro Sánchez no tenía la experiencia política y capacidad de negociación de Costa como para lograr superar la vanidad de Pablo Iglesias
Oliveira opina que la economía lusa no ha cambiado radicalmente durante este último año, pero el dinero público se gestiona de otra manera. “Llega mucho más lejos. Este Gobierno se mueve entre los límites que le impone Bruselas por un lado y la izquierda por el otro, pero está logrando ayudar a los más necesitados con lo poco que tiene”.
El periodista señala que el cambio más evidente ha sido en la autoestima nacional. “Passos Coelho era un cura, siempre enunciando sermones severos contra los portugueses, criticándonos, asegurando que nos habíamos buscado esta mala fortuna. Siempre buscaba contentar a Bruselas. Costa es mucho más optimista y muestra empatía con el pueblo. Y en vez de intentar ser el alumno perfecto, insiste en negociar con Bruselas y buscar soluciones favorables para nosotros, incluso si eso implica que la Comisión se enfade”.
“Es trágico que esto no se haya logrado en España, pues Portugal servía de referente alternativo perfecto. Claro, hay una diferencia de carácter entre los dos pueblos, y [Pedro] Sánchez no tenía la experiencia política y capacidad de negociación de Costa como para lograr superar la vanidad de [Pablo] Iglesias”.

UN CAMBIO DE RUMBO
A pie de calle quienes más han notado cambios durante este último año son los funcionarios públicos, los pensionistas, y las personas más afectadas por la crisis, que se han podido beneficiar de nuevas ayudas sociales y el aumento del salario mínimo. La arquitecta lisboeta Rita Félix reconoce que no forma parte de esos grupos pero siente que se ha registrado un “cambio de rumbo” que notan todos los portugueses.
“Yo no voté a este Gobierno, ni a los partidos que lo apoyan, y cuando se unieron pensé que la iban a liar… Pero en la prensa veo que va mejorando la economía, y entre el boom del turismo y la reducción de los impuestos la gente empieza a tener más dinero. Se siente cómoda saliendo a tomar una copa o comprar ropa, y eso está muy bien".
"Vivimos con menos miedo. No es que sea el paraíso, pero comparado con cómo vivíamos hace cinco años, o incluso hace 12 meses, creo que la cosa va mejorando”.
El politólogo Nuno Garoupa opina que muchos portugueses probablemente se sienten como Félix, en que notan menos tensión política y un sentido de mayor bienestar incluso si las reformas del Ejecutivo no les afectan personalmente: “El Gobierno sobrevive en un margen estrecho, pero factible, y la gente entiende que la situación nacional ha mejorado. El país está menos polarizado, y las encuestas demuestran que sigue aumentando el apoyo a los tres partidos que apoyan al Ejecutivo mientras caen los números de los conservadores”.
En este primer aniversario del Gobierno Costa, el politólogo indica que no existen motivos para dudar que la alianza no sea capaz de completar la legislatura completa de cuatro años, siempre y cuando no intervengan factores exteriores.
“Si cae este Gobierno, será por influencia exterior, por un cambio radical en las reglas del BCE o algo que haga empeorar la economía. Pero dentro, el país se ve beneficiado por una estabilidad impresionante", argumenta. "Curiosamente, la crisis del Gobierno en España, y la resolución final del segundo mandato de Rajoy probablemente influye en eso. Ven una elección entre un pacto estable de la izquierda o la vuelta de una derecha desenfrenada, obsesionada con la austeridad".
“Veo este Gobierno mucho más estable que el español”, afirma Garoupa. “Hace un año había gente que temía la entrada de ‘radicales’ en el Ejecutivo, y ha pasado justo lo contrario: al llegar al poder, los radicales se han hecho centristas, y se ha convertido en un ejemplo de estabilidad de la izquierda que puede ser referente para el sur de Europa”.

elespañol.com

domingo, 27 de noviembre de 2016

CARTA PÓSTUMA DE PEPE MÚJICA A FIDEL CASTRO

Querido Fidel:
Recién me entero, la noticia ha sido devastadora. No dejo de imaginarte a vos, tendido en la escueta cama de madera que se convirtió en tu último refugio. Y aquí estoy, sentado en la entrada de la chacra pensando en lo que diré al mundo y cómo ocultaré esta lágrima, aunque dirán algunos publicistas que será mejor que se vea, que así se construyen las leyendas.
Las leyendas no se pueden construir, vos eres una, forjada con el mismo golpe de la metralla y la bandera ondeando en el campamento, ahí en la sierra, sin importar si es selva o pampa, siempre es igual, la batalla duele en la entraña de lo que llamamos nuestra tierra, ese pedazo de geografía que podemos recorrer pero que nos recorre a nosotros.
Y pienso que tuve suerte porque llegué a la silla viejo y la cara de bonachón nunca se me quitó, a pesar del encierro y la tortura; las críticas fueron menos, no tuve que enfrentar el rigor del escrutinio público al que vos hiciste frente con esa estatura de gigante con la que diste ejemplo al mundo y no fui forzado a debatirme entre patriotas y traidores, nadie me tildó de tirano. Pero esa suerte también se puede entender diferente.
El mundo que yo encaré es el de las tarjetas de crédito y las vidas consumidas en una lucha para la que no hay guerrilla posible, todos me escuchan con atención, sonríen, aplauden y continúan tratando de llenar sus vacías vidas con cosas que los consumen, a plazos, pero inevitablemente. A vos te queda Cuba que seguirá ahí, sin analfabetismo, con el mejor sistema de salud pública, con la mejor educación del continente y yo aún aquí, en la batalla, no por la vida, sino contra el olvido, enfrascado en una lucha que no tiene sentido porque el Sur se convierte en más Sur cada día, los monstruos insisten en su avance y ahora nos copan por todos los flancos.
La breve ilusión del continente bolivariano vuelve a desvanecerse, con la partida de Hugo, la ignominiosa salida de Dilma y de Cristina, mi confinamiento a un escaño del parlamento y la orfandad en que nos dejas, seguramente pronto el sinsentido de un mundo que no aprende de su historia nos devorará nuevamente.
Las sombras nos acechan y por hoy, querido amigo, vos has partido y no tendremos, por lo menos en este ciclo, una más de esas charlas interminables que insuflaban amor y victoria, de las que yo salía rejuvenecido, sintiendo que podía enfrentar a la más temible de las gárgolas o cruzar el abismo de un solo impulso, la tristeza es inevitable.
Pero ¿qué dirías vos? “Anda loco, que no es para estar tristeando ¿y qué más da? Que sólo es carne y pellejo, no te hagas al muerto vos, que la lucha sigue y es pa’lante nomás”, y yo digo a mi mente desvariando “Que él no hablaba así, no seas irreverente”, mejor pensar que habrías dicho algo más brillante, no los cuentos de este viejo loco que hace aplaudir a multitudes, pero no ha podido mover a su pueblo como tú, ¿Qué de la Oriental surja una batalla final? Difícil, no imposible… mientras tanto a vos, en esa estrella del Caribe, un guiño y un ¡Hasta la victoria… siempre!
El Pepe