lunes, 17 de febrero de 2020

GRITO POR LA IGUALDAD

Hace cuatro años, en plena manifestación del 8 de marzo en Madrid, Sara Brun (Carcastillo, 1972) abrió los ojos y se dio cuenta de la injusticia pasada y la revolución pendiente. "En ese momento me puse las gafas moradas, y desde entonces todo lo que veo es feminismo en mi vida", asegura.

Escritora y realizadora de documentales y cortometrajes en los que lo rural es protagonista, Sara Brun ha llevado a su terreno profesional esa convicción que se inyectó en lo más hondo de su ser aquel 8 de marzo, y fruto de ello son varios libros publicados en torno al feminismo –el último editado por Penguin Random House– y un cortometraje muy reciente que está logrando un buen recorrido por festivales, pero con el que sobre todo su autora quiere llegar a la gente de a pie, tanto de las ciudades como de los pueblos, para dignificar a estos últimos.

El mundo en femenino es el título del libro ilustrado por Montse Galbany en el que la carcastilleja rescata a 50 pioneras españolas de todos los tiempos, cinco de ellas navarras, a las que devuelve al lugar que deben ocupar en la Historia. Un "grito por la igualdad", dice su autora, que pone en valor a cincuenta mujeres extraordinarias, valientes y vitales, de personalidad fuerte y cuyas hazañas, decisiones, aventuras u obras fueron tan (y a veces incluso más) importantes como las de sus contemporáneos masculinos, pero nunca se les ha reconocido.

"Antes de que el Códice Calixtino fuera escrito por un monje francés en el siglo XI y se convirtiera en la primera guía de viajes sobre el Camino de Santiago, Egeria, una gallega, había recorrido todos los lugares santos y también había dejado escrita una guía precisa y preciosa de todos ellos. Esto ocurrió en el siglo III, pero claro, como Egeria era mujer, su legado pasó desapercibido", cuenta la autora. Con Egeria inicia la travesía en esta obra ilustrada que llega hasta el siglo XXI con mujeres que, hijas de su tiempo, están labrando la historia del feminismo con su ejemplo, como la granjera de Figarol Silvia Lázaro, o la madre coraje además de abogada, psicóloga y experta en autismo Amaya Ariz.

Toda Aznárez, Juana la Loca, María Moliner, Ángela Ruiz Robles, Rebeca Atienza o Manuela Carmena son otras de las mujeres que figuran en este libro, que surge de la inquietud de Sara Brun por investigar sobre los efectos del patriarcado en la Historia y en nuestra vida actual. "El patriarcado lo empaña todo. Toda la existencia de la humanidad se levanta sobre él. Las mujeres hemos vivido siempre como si fuéramos menores de edad, y siendo consentidoras de eso porque en realidad no sabíamos que había otra cosa", reflexiona la escritora navarra, quien tiene la teoría de que la mujer ha sido relegada históricamente a un segundo plano "por su capacidad de parir". "Su valor reproductor le hizo ser moneda de cambio con el surgimiento de la agricultura y de la propiedad. Luego llegaron las religiones y todo lo que ello conlleva... y en la Ilustración también perdimos mucho. La mujer no podía ir a las universidades y se la retuvo todavía más en casa", cuenta. El momento que vivimos ahora, dice, es "un hito histórico". "Somos afortunadas de estar en el siglo XXI y poder ir todas, y todos, a lo mismo, a luchar por la igualdad". Ella es optimista en este cambio: "Quizá dentro de 50 años esto se estudie como historia porque ya estemos en el feminismo pleno", desea.

Las 50 mujeres que ha elegido para componer El mundo en femenino tienen ocupaciones muy diversas. "Si buceas en la historia, las que más aparecen son reinas, pero dentro de las reinas he querido coger a las que casi no se nombran. Muchas, y esto es triste, destacaron por actuar como hombres. Porque no había una manera propia de hacerlo como mujeres. Ahora es cuando vamos a empezar a tener un comportamiento puramente de mujer y vamos a ser poderosas por eso", augura Brun, quien desde el siglo III ha ido avanzando y descubriendo "a escritoras de las que nunca había oído hablar y que tienen textos maravillosos, pintoras, aventureras, piratas... de todo, igual que sabemos que hay hombres que hicieron y hacen de todo. Pero se nos ha contado la Historia desde un solo sexo que es masculino".

Toda Aznárez (875-958), el personaje más influyente de la corte navarra del siglo X y para Sara Brun "una superabuela"; la republicana y maestra asesinada Camino Oscoz (Pamplona, 1910-Pamplona, 1936); la "indomable" Fátima Djarra (Guinea- Bisáu, 1968), que desde Médicos del Mundo Navarra lucha para que la mutilación genital femenina deje de ser una realidad y deje de practicarse por desconocimiento; Amaya Ariz (Pamplona, 1971), "madre coraje", abogada, psicóloga y experta en autismo que lucha para ayudar a su hijo y a todos los niños con esta condición; y la ganadera de Figarol Silvia Lázaro (1983), quien personifica el avance de que "las granjeras ya no son solo las mujeres de los granjeros, sino granjeras con oficio propio", son las cinco navarras incluidas en El mundo en femenino, cuyas ilustraciones creadas por Montse Galbany inmortalizan a "mujeres guapas a la vez que extraordinarias. Grandes, con mucha personalidad, fuerza y vitalidad. Mujeres que gritan o que gritaron aunque no se les hizo caso. De todas ellas he aprendido algo", destaca Sara Brun, quien vive a caballo entre Carcastillo y Madrid, donde trabajó durante veinte años como productora de televisión.

El libro, que se publicó el pasado 6 de febrero, se presentará en Katakrak el próximo jueves, y el 7 de marzo en Carcastillo –en los dos sitios se proyectará además el cortometraje Rural es Feminista–. En fechas todavía por cerrar, habrá próximas presentaciones en Zaragoza, Madrid y Cáceres.

Sara Brun está convencida de que "va a llegar un momento en que vamos a tener que comernos la lechuga de nuestro huerto", y cree que las mujeres van a tener "un papel primordial ahí, en que la tierra vuelva a escribirse con T mayúscula; en su cuidado y su cultivo". Por eso termina su libro El mundo en femenino con una ganadera de este tiempo, y por eso se empeña en dignificar el medio rural a través de su trabajo audiovisual.

Muestra de ello es el cortometraje Rural es Feminista, que ha dirigido junto a Xavi Berraondo. Rodado en junio del año pasado entre Carcastillo, Murillo el Fruto, Santacara, Mélida y Figarol, plantea una historia de feminismo rural a través de "una señora mayor que es feminista, y a la que el feminismo le ha venido como a todas, de repente, y dice: ¡ostras!, que el cuadro es de este color, y llevo viéndolo de este otro toda mi vida...". Con este corto, sus directores buscan "visibilizar el feminismo en lo rural, y gritar que no nos vamos a quedar atrás en esta cuestión. De hecho, hay mucha conciencia feminista en el medio rural, y en él las asociaciones de mujeres van para adelante, van como un tiro", afirma Sara Brun. "Lo rural está invisibilizado del todo, e infravalorado. Y tenemos que gritar y defender lo nuestro, y sentirnos orgullosos de ello. No somos unos paletos por ser de pueblo. Porque los que viven en las ciudades se creen que todos queremos vivir como ellos, en la ciudad. Pues no es así. Lo que necesitamos son carreteras y servicios, pero no nos queremos mover de aquí", defiende Brun, quien en estos momentos rueda otro corto en Bardenas, "otra historia rural y feminista, en este caso de madres e hijas", y trabaja además en un futuro libro sobre la menstruación, "que siempre ha sido tema tabú".

La escritora y realizadora navarra tiene muy claro que el verdadero avance en la humanidad llegará cuando "los cuidados se valoren como el trabajo primordial". El cuidado de niños y ancianos, del Planeta... "Ahora son lo último de la lista, pero no podemos seguir sin cuidados. Hay que ponerlos en el nivel que tienen que estar. O nos destruiremos como raza".

Diario de Noticias

lunes, 3 de febrero de 2020

NAVARRA SUMA NECIOS

Hay algo que aterroriza mucho más que tener enemigos crueles o poderosos. Y es tenerlos necios. Esa es la mayor tragedia que uno puede sufrir en el debate social, porque del mentecato nada se aprende y todo se devalúa. Para discutir hay que ponerse a su altura, y en ese nivel siempre te gana. Además, decía Ortega y Gasset, “el malvado descansa algunas veces, el necio jamás”.
Sentí esa sensación de hastío al leer que Navarra Suma va a cambiar el programa educativo Conociendo Pamplona, porque les molesta que se hable tanto de los vascones y de su idioma, y poniendo en duda que fuera la lengua utilizada desde hace siglos por sus habitantes. Otra vez, vuelta la burra al trigo.
Jamás, ni durante el franquismo, ningún alcalde se hubiera atrevido a poner en duda que Iruña era una ciudad vascona y el vascuence su lengua primigenia. Antes bien, algunos hacían bandera de ello desde su españolidad, precisamente para diferenciarse del separatismo vasco disgregador. Ahora sin embargo llevan décadas negando la mayor y obligándonos a todos a discutir majaderías. En su desvarío senil, Del Burgo ha llegado a escribir que “la huella del vascuence como forjador de la identidad navarra es inapreciable”, lo cual es una memez, y más en él, que ha forjado su identidad precisamente en la persecución de la lengua.
Iruñea es “la Civitas vascona por antonomasia –decía Jimeno Jurío- Las gentes la llamarán Pompaelo, Pompeluna. Los vascones la conocerán con su nombre sustancial ‘la Ciudad’, Irunia, Iruña, Iruñea. Posiblemente los indígenas la llamaron así en reconocimiento de su capitalidad. Iruñea, la Ciudad, la cabeza de Vasconia”. Vasca por los cuatro costados, en su toponimia medieval rebosa el euskera. Las hablas romances, como el occitano, gascón o navarro, apenas incidieron en ella. 
Siendo Presidente del Gobierno, Miguel Sanz declaró que en las escuelas de Navarra había que enseñar “la verdadera historia”, no la de los vascos, “sino la de José María Lacarra”. Ergo, el corellano jamás leyó nada del ilustre estellica para quien “el núcleo originario del reino lo forman gentes de estirpe vasca”. Su capital, Iruñea, “vasca de lengua”.
Estas afirmaciones se vienen repitiendo desde los primeros manuscritos hasta el Espasa Calpe. El cronista Moret, autor en el siglo XVII de nuestros Anales, fue irunseme, bautizado en la parroquia de San Saturnino a la que, según dijo, “llámanle los naturales en su lengua vascónica Jaun Done Saturdi”. Según Moret, “précianse los navarros, como también sus finítimos los guipuzcoanos, alaveses y vizcaínos, traer su origen de los primitivos y originarios españoles”. El vascuence, “la lengua de los Navarros”. Estamos hablando de los Anales del Reino y no del Vasconia de Krutwig. Del padre Moret, y no de Sabino Arana.
Era 1645 cuando el vicario de San Cernin afirmaba que “la lengua bascónica es la lengua natural y materna de esta Ciudad de Pamplona y su Montaña, y la accidental y advenediza es la Castellana”. Y otro cura lo ratificaba: “de cien personas que confiesan, las noventa son en lengua bascongada”. Eran los parroquianos quienes exigían curas bascongados, “porque muchas personas que en la dicha ciudad hay de ordinario no saben ni entienden otra lengua”. En 1712, el doctor Joannes Etxeberri escribió Iruña eskualdunen hiri buruzagia. Pamplona, capital de los euskaldunas.
La castellanización fue avanzando inexorablemente, gracias al protervo trabajo de los Navarra Suma de entonces. En 1767, los leguleyos del Consejo Real, predecesores del actual Tribunal Superior de Justicia de Navarra, se alegraban del avance del castellano, gracias a los maestros que prohibían “hablar en bascuence” a los niños. Hoy día el TSJN no impone el castigo del anillo a los euskaldunes, pero están en ello.
Pese a todo, en 1784, ayer mismo, el bearnés Jaccques Faget de Baure escribía que “en Pamplona se habla español y euskara, la gente del pueblo usan indiferentemente las dos lenguas: la propia ciudad tiene dos nombres. En el idioma vasco se llama Irouna, buena ciudad, y en español, Pampelouna”.
En 1926 Joaquín Ilundain, alcalde derechista Pamplona, como Maya, escribió una guía de Pamplona, que podría servir de ejemplo al concejal Fernando Sesma: “Lo que hoy es provincia foral de Navarra fue, desde los orígenes de la historia de la península Ibérica, tierra de los vascos. Raza viril, fuerte y austera (…) los vascos del Pirineo constituyeron el Reino de Navarra”.
Todo esto se repite machaconamente en nuestra bibliografía. Hasta llegada la Transición, nadie osó llevar la contraria a una corriente historiográfica que unía a los navarros en lo más elemental: Fueros, Lengua y Vasconidad. Algunos de Navarra Suma lo saben, pero dejan obrar a sus peones, quizás porque piensan que este saqueo a la casa común de nuestra personalidad les conviene para levantar un edificio de nueva planta, basado en los cimientos exclusivos de la españolidad y el facherío carpetovetónico.
Yo al menos necesito pensar que esa suma de necios, que de forma tosca y ridícula dinamita lo más nuestro, está dirigida por alguien taimado, pero inteligente, que sabe lo que se hace: desgastarnos hablando del pasado para no hablar del futuro. Y de paso, lograr el “Domuit Vascones” con el arma letal del aburrimiento.

Jose Mari Esparza Zabalegi

domingo, 2 de febrero de 2020

"CERRADO POR INMATRICULACIÓN", EL LADO OCULTO DE UXUE

Uxue es un pueblo que se muere de lo que se mueren todos los pueblos: de falta de niños. Entre los 4 y 11 años hay diez chavales, por lo que su escuela se mantiene muy en precario. «Dos son míos», comenta el alcalde, Rubén Sánchez. La localidad necesita explotar al máximo su potencial para afincar población. Anclado a 815 metros de altitud, tiene algo de cereal y un poco de viña. Pero, fundamentalmente, su riqueza viene del turismo.

La basílica-fortaleza anima a miles de visitantes a trepar por la NA-132 y torcer por la serpenteante carretera local 5310 hasta este pueblo donde viven cien personas. Recorrer los 19 kilómetros desde Tafalla, la localidad de cierto tamaño más cercana, lleva unos 25 minutos. Así, en Uxue hay abiertos cuatro restaurantes y varios establecimientos donde venden productos típicos, siendo sus emblemas el pan de hogaza y las almendras garrapiñadas.

En las últimas semanas, ha estallado un conflicto que se había ido cociendo a lo largo de la última década. La basílica-fortaleza que corona la atalaya de Uxue (en realidad, el pueblo entero conforma una fortificación, en tanto que está dispuesto en calles laberínticas pensadas para dificultar el avance del enemigo) fue sometida con fondos públicos a varias intervenciones de envergadura entre el año 2000 y el 2010, destinadas a consolidarla, protegerla y hacerla más accesible y atractiva.

La discusión actual discurre entre el párroco y los vecinos. Pues en 2008, mientras se producían las obras de mejora, el Arzobispado se inscribió como suya la iglesia fortaleza. Y, a consecuencia de aquella inmatriculación, hoy las llaves no solo ya del templo, sino también del torreón y la sala donde guardan los paneles explicativos del conjunto arquitectónico las tiene el párroco. El principal motor turístico del pueblo no está, por tanto, accesible al público.

José Luis, el cura, nos ha citado en el interior de la basílica. Permitirá que GARA y NAIZ graben todo lo que de normal está cerrado por decisión del Arzobispado, a cambio de dos condiciones: no se le puede entrevistar y tampoco sacarle fotos. Las imágenes que ilustran esta información pertenecen a ese Uxue oculto y el vídeo se ha subido a la web de NAIZ.

En el interior de la basílica hay dos zonas que no se pueden visitar. La más evidente es la zona del altar que protege un enrejado. Allí se encuentran dos de piezas clave que reflejan la dualidad del edificio: la virgen que refleja su valor religioso y el corazón del rey Carlos II, que evidencia su valor histórico como enclave del extinto reino.

La virgen y el corazón
El lugar principal lo ocupa virgen de Uxue, que es negra, como la mayoría de las tallas que fueron descubiertas de forma milagrosa. Verla de cerca es un lujo. La tallaron en palisandro en el siglo XII. Cuenta la leyenda que un pastor la encontró gracias a una paloma y que de ahí le vino el nombre después al pueblo, como una variación de uxoa, que en euskara es paloma. La escultura fue distorsionada con un trono postizo en los 50.

El corazón momificado en un tarro de Carlos II se guarda en un pequeño cubículo abierto en la propia piedra. El rey dispuso que su corazón quedara allá, para mostrar cuánto le gustaba aquel lugar. Las entrañas estaban en Orreaga, pero se perdieron. Carlos II encaró la última gran ampliación del recinto, cuando construyó una universidad que no funcionó apenas, pues sobrevino la peste. Hoy solo quedan las paredes de la primera universidad de Nafarroa.

Es en esta dualidad donde reside el principal problema. ¿Qué pesa más? ¿Su valor de culto o el patrimonial-histórico? La inscripción por parte del Obispado de Córdoba de la Mezquita desató una enorme indignación. La basílica de Uxue no tiene tanto valor como la Gran Mezquita de Abderramán I. Y sin embargo, es de las pocas fortificaciones que sobrevivió del reino de Nafarroa, pues todos sus castillos fueron derribados a partir 1535, para acabar con los levantamientos posteriores a la conquista de 1512. El Cardenal Cisneros decretó tirar todas las fortificaciones... pero tirar una basílica era harina de otro costal. Por eso se salvó Uxue.

Bajando del debate teórico a lo concreto, el párroco abre ahora una puertecita lateral de la nave central y comienza a subir por las estrechas escaleras de piedra que dan al coro. Pasa junto a un delicado capitel que representa a Dalila cortándole el pelo a Sansón y, a su lado, a otro Sansón ya ciego siendo guiado por el lazarillo hasta el templo que derribará cuando le vuelva su fuerza sobrehumana.

Aunque el párroco no quiere entrevista alguna, va salpicando sus explicaciones con consideraciones de por qué gran parte está cerrado. Cuenta que le robaron la tablet y unos termostatos, que un anciano se cayó en esas escaleras y que alguien arrancó una página del enorme libro de canto gregoriano que habían colocado en el facistol. Dice que la iglesia está siempre abierta, que pocas están así, y que allá se ve lo fundamental.

Antes de salir afuera, pasa por la sacristía, abre una caja de pastas y ofrece unos chupitos de vino de comulgar. Y, a partir de ese momento, comienza otra parte una parte de la visita mucho más difícil de entender.

La torre y el ascensor
José Luis saca el manojo de llaves entra a una sala anexa, en la que hay una larguísima escalera metálica de caracol moderna, de las obras de 2010. Por ahí se sube en un primer lugar a una zona en la que se ven desde arriba la triple bóveda prerrománica del ábside, que está iluminada al detalle. Es, quizás, lo más impresionante de la última intervención del Gobierno. Este primer rellano también da al exterior por un pasillo que comunica las dos torres y que ofrece unas vistas increíbles.

Volvemos a subir por el estrecho caracol. Parada en las campanas y otro trecho todavía más largo. Serán unos 140 escalones en total, desde la base. José Luis justifica mantener esta parte cerrada en lo empinado y en el vértigo. Dice –y es cierto– que son complicadas si se va con tacones o si se tiene una edad. Afirma que llega a subir hasta tres veces acompañando a turistas. Tiene 79 años. La subida, eso sí, merece la pena. Se ven, a su vez, La Rioja y Aragón (Sofuentes y Catiliscar) con el Pirineo recortando el fondo. Por mucho que se hable de la paloma, ahí arriba se hace evidente la prioridad militar: se construyó para controlar del territorio.

Si no es lógico que haya que depender de un anciano para subir a la almena del torreón, menos lógica tiene todavía las dos salas que se abren ahora. La primera corresponde a la vieja morada de Carlos II, que hoy pasa por ser la casa parroquial. En ella se instaló un ascensor que da paso al paseo de ronda y al templo, que constituye más interesante del conjunto abierto. Las personas de movilidad reducida dependen del manojo de llaves del cura.

En la última sala están todos los paneles que elaboró Turismo explicando de cuanto se puede ver. Hay también un audiovisual de seis minutos que contextualiza y da sentido a todo el monumento, el apoyo básico a toda la visita. Esa parte también está oculta.

Sánchez, el alcalde, cuenta que con el cura se puede hablar de cualquier cosa, menos de las visitas. Además del propio párroco, una empresa de Iruñea tiene la exclusividad de visitar, por decisión del Arzobispado. Pero toda visita hay que concertarla por adelantado y solo bajan de la capital (son 50 minutos de viaje) si hay un grupo de más de diez.

El alcalde de Uxue dice que las obras no se hicieron pensando que esto acabara así, que hay otras empresas interesadas en visitas y que el pueblo vive del turismo. Las obras para adaptar el conjunto para hacerlo costaron 5.576.189,62 euros.

Aritz Intxusta, en GARA

viernes, 31 de enero de 2020

LA DESTITUCIÓN DE IBAI CRESPO ELEVA LA CRISIS DEL PSN EN ESTELLA

El concejal Ibai Crespo fue depuesto de todos sus cargos en el partido por la ejecutiva local del PSN. Un paso que agrava más la crisis del PSN en Estella-Lizarra que se inició con la fallida moción de censura el pasado viernes, luego revocada por la misma agrupación local que la puso en marcha y que se cobra así su primera víctima en la persona del concejal Crespo que actualmente preside la comisión de Patrimonio, Arte y Euskera.

La decisión contaría con el visto bueno de la ejecutiva local compuesta por Alfonso Espejo, Magdalena Hernández, Lorena Juaniz, Ignacio Sanz de Galdeano y Jesús Martínez como vocales. La destitución de Ibai Crespo de todos los cargos en la Agrupación local fue transmitida al concejal destituido por el propio Jorge Crespo como secretario general del PSN de la ciudad del Ega. Respondería a la "escasa dedicación" que Ibai Crespo aportó al grupo municipal. "Ibai simplemente no está aquí en el ayuntamiento y lo que no puede ser es que no podamos tener ejecutiva si no puede acudir", explicaron.

Otro de los motivos que pudieron influir en la determinación de la Junta para destituir a Ibai Crespo podría ser el acercamiento de este hacia Navarra Suma: "sé que ha tenido reuniones pero no porque él nos lo haya dicho". Finalmente, también las filtraciones que se han realizado a la prensa con los datos de las votaciones secretas de la Agrupación, podrían haber sido el detonante de la destitución, en mayor grado que las discrepancias mantenidas en la pasada asamblea del pasado viernes donde, un 70% de los presentes votó a favor de "trabajar una moción de censura al alcalde Gonzalo Fuentes de Navarra Suma". Una moción a la que, según fuentes del propio partido, el concejal destituido se opuso y en la que, por cierto, el mismo secretario general, Jorge Crespo, se abstuvo. Esta decisión de "trabajar en una moción de censura" se tomó en la asamblea ordinaria del pasado viernes 24 de enero, pero fue revertida al día siguiente de su declaración tras recibir, al parecer, diversas presiones "desde la ejecutiva de Pamplona".

Ayer mismo, el secretario de organización del PSN, Ramón Alzórriz afirmó que Jorge Crespo, "no puede cesar a nadie" y remarcó que "los estatutos marcan muy claramente quién puede y quién no puede cesar". Afirmó que en Estella "no ha pasado nada". "Los órganos internos del partido iremos viendo cuál es la situación y tomaremos las decisiones que hagan falta para subsanar una situación que en estos momentos parece deficiente", finalizó sin aclarar su papel en las reuniones mantenidas por él en Estella.

Unas palabras que Jorge Crespo dijo no haber escuchado: "Alzórriz puede decir lo que quiera pero la decisión de destituir a Ibai Crespo, ha sido unánime de la Comisión ejecutiva y no creo que él mismo pensara que no se iba a tomar". "Si Ibai Crespo no está en el ayuntamiento y sus labores en el Gobierno de Navarra (tiene un cargo de libre designación en Cultura y Deporte), requieren mucho tiempo, lo lógico es que no esté. Está en los estatutos: una persona, un cargo" finalizó Jorge Crespo.

Por su parte, el concejal destituido de sus cargos en el partido, Ibai Crespo, aseguró que se encuentra "triste. No es agradable y estoy mal" señaló a este periódico. Con todo explicó su determinación es de "defenderme" y para eso "me han aconsejado que no diga nada ahora".

Así las cosas, no parece que la crisis socialista en la Agrupación y en el grupo socialista en el Ayuntamiento acaben aquí. La ajustada mayoría de UPN que cuanta con siete representantes necesita de los tres votos socialistas para continuar al frente del Gobierno. Al mismo tiempo, dos de los votos socialistas serían necesarios para forjar una alternativa que podrían conseguir al sumarlos a los seis de EH Bildu y al de Geroa Bai. Dos opciones que pasan por los tres concejales del grupo socialista y que no tendrían consecuencias en el caso de que, el ahora destituido Ibai Crespo, decidiera abandonar, o no, el grupo municipal.

Javier Arizaleta, en Diario de Noticias

martes, 28 de enero de 2020

EL MPAIAC CANARIO

El 17 de febrero de 1972, el Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC) dijo mediante un comunicado interno que el ex combatiente republicano Juan Tavira Golas era un agente del franquismo infiltrado en sus filas. Décadas después, la desclasificación de un cable estadounidense revela que en 1975 esta persona se ofreció a Washington para bloquear la ayuda de Argelia en el proceso descolonizador impulsado por el MPAIAC. Y no es todo. Una ficha encontrada en la Fundación Pablo Iglesias asegura que era militante del PSOE desde 1962.

Uno de los cables desclasificados por el Departamento de Estado de los Estados Unidos en el año 2006 ha pasado totalmente inadvertido para periodistas e historiadores. Bajo el título de «Conversación con líder del movimiento de liberación canario», en él se relata cómo el 18 de noviembre de 1975 «un hombre de cincuenta y pico años, que no quiso dar su nombre real» pero que decía operar bajo el nombre en clave de «profesor José Vegueta», se puso en contacto con oficiales estadounidenses de la capital francesa en calidad de «uno de los siete miembros del Comité Central del Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario» (MPAIAC).

Así, actuando bajo el manto de un personaje fabricado (extremo que los verdaderos exdirigentes del MPAIAC consultados en el curso de esta investigación confirman como totalmente falso) dijo a los oficiales que «se había producido una división» en el seno de la organización independentista y que él hablaba «en representación de los tres miembros que aún viven en Canarias pero no de los otros tres que viven en Argel», donde el líder y fundador de la organización, Antonio Cubillo, tenía su sede al amparo del Frente de Liberación Nacional argelino que gobernaba el país y acogía a numerosos movimientos anticolonialistas y antiimperialistas de diversas partes del mundo.

El cable recoge que después de haber dado «una larga exposición sobre la historia de las Islas Canarias», dijo a los oficiales de la Embajada que «en cinco o seis años el archipiélago sería independiente dados sus contactos con africanos y comunistas de todo el mundo». Cabe recordar que esta previsión no era disparatada para la época, dado que poco después, en 1978, el MPAIAC estuvo a un paso de llevar el debate sobre la descolonización de las Canarias a las Naciones Unidas, gracias a que el Consejo de Ministros de la Organización para la Unidad Africana votó a favor del reconocimiento de las Canarias como Territorio No Autónomo, lo cual brindaba una entrada directa al Comité de Descolonización de Naciones Unidas. Un hecho que en Madrid desató todas las alarmas y precipitó el intento de asesinato de su líder, Antonio Cubillo.

Atentos a todo detalle, los oficiales norteamericanos recogían en su informe secreto cómo el «profesor Vegueta» expuso «una visión verdaderamente democrática del futuro de un país no alineado y con una economía mixta». Además, este les advertía falsamente de que los líderes del MPAIAC en Argel preferían «una solución marxista» y se encontraban «preparados para hacer del país un satélite soviético con tal de conseguir sus fines».

Finalmente, y ya sin más rodeos, el falso emisario del MPAIAC desveló lo que verdaderamente ocultaban unos planes, que tal y como han señalado los exdirigentes del MPAIAC consultados por este medio, solo buscaban intoxicar y hacer daño al proceso independentista. Los oficiales estadounidenses lo redactaron así: «Después de subrayar la importancia estratégica de las islas, preguntó si Estados Unidos querría apoyar financieramente a su facción para combatir a soviéticos, argelinos y otros árabes y comunistas…». A continuación, el tal Profesor Vegueta pidió ser invitado a Estados Unidos para discutir su estrategia, terminando con un críptico: «Podéis localizarme llamando al número 325611 y preguntando por Juan al profesor Kante». Y se esfumó, sin poderse constatar cómo terminó esta invitación a obstruir el camino emprendido por Cubillo gracias al FLN argelino.

Así las cosas, ¿quién era en realidad este profesor Vegueta que buscaba apoyo para estigmatizar y dividir a un MPAIAC del que no hacía parte? Es sabido que Vegueta es el barrio fundacional de la ciudad de Las Palmas, así como uno de los lugares donde la Corona de Castilla dio inicio a la conquista de las Islas Canarias, pero del nombre en clave, «profesor Vegueta», no se halla rastro ni en ningún archivo ni mucho menos a primera vista en el buscador Google. Finalmente ha sido un comunicado interno del MPAIAC, con fecha del 17 de febrero de 1972, y salvado en su día por Mario Albano (un italiano amigo de Antonio Cubillo) el que resuelve la incógnita. Decía así:

«La Secretaría General del MPAIAC comunica a sus camaradas y amigos, a las organizaciones políticas revolucionarias y a las embajadas amigas, que Juan Tavira Golas, apodado José Vegueta, nacido en Las Palmas, Canarias, en 1920, ya no forma parte de nuestra organización. Regresó a Argel el año pasado proveniente de Accra para trabajar en la Secretaría General y le fue encontrado un pasaporte español en regla, expedido por la Embajada de España en Ghana.

Después de una investigación, se descubrió que estaba registrado en el consulado español en Accra con el que mantenía excelentes relaciones. Para engañar a la gente, sin embargo, todavía conserva su título de viaje de las Naciones Unidas como refugiado de la guerra española, un título que ha conservado con el consentimiento de la Embajada de España en Ghana. Fue expulsado de nuestra organización por traición en septiembre de 1971 después de que toda la información fuera comprobada en diciembre de 1971. Actualmente está siendo remunerado al servicio del gobierno colonialista español. Desde octubre de 1972 trabaja en Madrid para los servicios especiales franquistas. Para obtener más información, póngase en contacto personalmente con nuestra Secretaría General en Argel».

Desvelada la verdadera identidad del «profesor Vegueta», Internet arroja un par de datos superficiales con el perfil de un joven combatiente republicano en las trincheras de Castilla. También un libro autoeditado que lleva por título, ‘Memoria de un ex combatiente republicano’, del que se desprende que al perder la guerra pudo haber escapado de la Comunidad Valenciana rumbo a la Argelia francesa, de ahí tanto su relación con la posterior Argelia (ya independiente) que dio cobijo al MPAIAC como con la Francia por la que pasó antes un Cubillo desencantado con la Unión Soviética y el Partido Comunista de España –tras comprender que nunca recibiría apoyo de la órbita soviética, Cubillo optó por la vía africanista que tenía Argelia como refugio y vivero de innumerables movimientos de liberación nacional–.

Por otro lado, y este es un dato importante, Juan Tavira Golas, nacido en 1920 tal y como rezaba la denuncia del MPAIAC, figura en el archivo de la Fundación Pablo Iglesias como afiliado del Partido Socialista Obrero Español desde 1962, un año importante no solo para Argelia (que conseguiría su independencia de Francia) sino en menor medida, también para el futuro del régimen español, pues el actual modelo de Estado se fue configurando a partir de esa fecha, con un príncipe Juan Carlos al que estratégicamente Franco hospedó en la Zarzuela, y una histórica reunión de opositores (a la que el franquismo denominaría como «contubernio de Múnich») en la que el liberal Salvador Madariaga cerró las conversaciones con un profético: «Hoy la guerra civil ha terminado».

De este modo, y sumándose a la política de «reconciliación nacional» iniciada por el Partido Comunista de España ya en 1956, muchos partidos y personalidades que hicieron oposición al régimen iban apuntando hacia una «unidad» que no solo deseaba ser política en previsión de la muerte de Franco, sino también territorial. No en vano, la Junta Democrática que en el ocaso de la dictadura jugó un papel clave aglutinando a importantes sectores de la política –y nobleza– española, tenía como noveno punto la unidad de España.

Fieles a este precepto de «unidad nacional», varios de los más destacados opositores al régimen viajaron hasta Argelia para exigir el fin del apoyo del FLN al MPAIAC. En primer lugar, lo hizo Santiago Carrillo, quien comenzó a exigir el cese de la emisora con sede en Argel, ‘La voz de Canarias libre’. Y tras él, los dirigentes del PSOE que dieron la estocada final: Felipe González y Alfonso Guerra. De este último José Luis Espinosa (el hijo de un combatiente republicano que el Ministerio de Interior español infiltró en el MPAIAC para planificar el atentado que casi termina con la vida de Cubillo) dijo que en las negociaciones sobre la compra del gas argelino el Gobierno del PSOE pagó más de la cuenta a cambio de que cortaran definitivamente con toda ayuda al debilitado MPAIAC, hecho que fuera por esto o no, sucedió casi de forma inmediata.

Unai Aranzadi, en naiz.eus

sábado, 18 de enero de 2020

LOS NIÑOS NO PERTENECEN A NADIE, TAMPOCO A LOS PADRES

El único partido en democracia que tiene varias causas abiertas en Fiscalía por presuntos delitos de incitación al odio es el mismo que defiende la libertad de los padres de sacar a sus hijos de clase cuando en estas se hable de derechos humanos. Vox ignora (o quiere ignorar) que el que los padres tengan la patria potestad sobre sus hijos no significa que les pertenezcan y puedan decidir por ellos a su propia conveniencia.

Los hijos son una responsabilidad, no una propiedad, y es el Estado el que está obligado a velar por su protección, para que sus derechos (los de la infancia y la adolescencia) se respeten. Este reparto de roles –obligaciones (Estado), responsabilidades (progenitores) y derechos (menores de edad)– no es invento de la ministra Celaá, tampoco del PSOE ni de Unidas Podemos. Es, ni más ni menos, fruto del ordenamiento jurídico sobre el que se basa todo nuestro sistema de protección a la infancia y adolescencia desde los años 80. Esto significa que cada progenitor es responsable (en forma prioritaria e igualitaria) de asegurar el desarrollo y bienestar de sus hijas e hijos, y de que estos disfruten plena y efectivamente del ejercicio de sus derechos. No son los derechos de los padres los que están en juego con el veto parental, sino los de los niños. Plantearlo de otra forma es tratar a estos como sujetos pasivos sin voz ni derechos, es usurparles la titularidad de su vida, tratarles como objetos.

Nuestro sistema de protección se basa en la lógica de los derechos humanos, que reside en la Convención de los Derechos del Niño (ratificado por España y de obligado cumplimiento), y superó hace ya muchas décadas otra lógica, la del Derecho Romano. En aquella, los miembros de la familia eran propiedad del pater familias, es decir, el padre tenía plena autoridad y derecho para disponer de la vida de sus hijos e hijas, sin necesidad de contar con su opinión ni de atender a sus intereses y necesidades. Es precisamente esta idea del pater familias (idea que también abrazó el franquismo) la que busca rescatar Vox con su defensa de un "derecho fundamental" que en realidad no existe.

No es verdad que los padres tengan derecho a elegir los contenidos obligatorios que reciben sus hijos en los centros educativos. La libertad de enseñanza que recoge la Constitución no consiste en eso, de lo contrario –tal y como ha señalado el Tribunal Supremo– se estaría haciendo depender la enseñanza a cada una de las conciencias individuales de los padres y madres cuyos hijos e hijas van a la escuela. Ese derecho que menciona la ultraderecha no es un derecho, es un capricho. Un capricho de incompatible encaje con nuestro marco normativo.

El veto parental no solo es contrario a la obligatoriedad de los contenidos curriculares que establecen las leyes educativas o vulnera el artículo 20 de la Constitución al censurar la libertad de cátedra de los docentes. Esta pretensión va en contra del interés superior del niño al anteponer la ideología de los padres por encima de los derechos de sus hijos, al exigir a los centros educativos que sean cómplices en un adoctrinamiento familiar que prefiere aislar a los menores de conocimientos que se consideran objetivamente imprescindibles para su formación personal y académica. Si esos contenidos sobre los que se quiere usar el veto parental son contrarios a los valores familiares, igual lo nocivo para los niños no son las materias que defienden el respeto y la convivencia desde los derechos individuales y también colectivos, igual lo nocivo son esos valores que van contra los principios constitucionales.

En medio de toda esta polémica es necesario subrayar la enorme irresponsabilidad con la que están actuando Ciudadanos y Partido Popular. Permitir que se siembre este clima de oposición y criminalización hacia unos contenidos positivos para el crecimiento y desarrollo de las niñas y niños es ser parte del problema de acoso escolar, violencias machistas y de lgtbfobia que sufren millones de personas en nuestro país. Es hacer una amnistía educativa a la impunidad, algo que no podemos aceptar quienes preferimos construir una sociedad desde la cultura de la paz en vez desde la cultura del conflicto, para quienes preferimos invertir en educación antes que en cárceles.

El principal derecho que está en juego con el veto parental es el de las niñas, niños y adolescentes cuyos padres piensan que materias obligatorias que promueven la convivencia les pueden perjudicar. Son esos niños los que más necesitan recibir una educación que favorezca el pleno desarrollo de su personalidad desde el respeto a los principios democráticos de convivencia (artículo 27 de la Constitución). Si hay algo ideológico en el veto parental no es defender los derechos humanos, sino atacarlos. Si hay algo verdaderamente ideológico es el veto parental.

Violeta Assiego, en eldiario.es

jueves, 16 de enero de 2020

EL AYUNTAMIENTO DE TAFALLA HACE BALANCE DE SU PROGRAMA DE COOPERACIÓN INTERNACIONAL AL DESARROLLO




COOPERACIÓN AL DESARROLLO. PROYECTOS SUBVENCIONADOS 2019

GARAPENERAKO LANKIDETZA. DIRUZ LAGUNDUTAKO PROIEKTUAK 2019

Las actuaciones en materia de Cooperación Internacional al Desarrollo que se realizan desde el nivel local, como estructura de la administración más cercana a la ciudadanía, son una muestra clara de que se puede hacer cooperación solidaria y de que los problemas que afectan a comunidades de otros países son también problemáticas que nos deben afectar a nivel local.

El Ayuntamiento de Tafalla promueve un Programa de Cooperación al Desarrollo con el fin de apoyar el desarrollo humano y las potencialidades socio-económicas en comunidades de países en vías de desarrollo.

Para el año 2019 dicho programa ha contado con una partida presupuestaria de 50.000 €, en línea con las recomendaciones de Naciones Unidas, de cara a impulsar la cooperación internacional entre los pueblos desde el ámbito municipal.

El Programa municipal de Cooperación al Desarrollo se gestiona desde la Concejalía de Asuntos Sociales y sus objetivos son los siguientes:

1. Contribuir a  la realización de programas de desarrollo humano en los países en vías de desarrollo.
2. Apoyar actuaciones dirigidas a paliar los efectos derivados de situaciones de emergencia humanitaria, bien a consecuencia de catástrofes naturales o de conflictos de origen humano.
3. Sensibilizar y fomentar la educación para el desarrollo en el ámbito de la localidad.

Asimismo, a través del Programa de Cooperación al Desarrollo, la Concejalía de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Tafalla, en colaboración con las entidades subvencionadas, desarrollará acciones de información, sensibilización y concienciación, dirigidas tanto a la ciudadanía en general, como a los colegios de la localidad, con el fin de promover su participación y el fomento de actitudes reflexivas, solidarias y críticas en torno a las desigualdades en el desarrollo entre los pueblos. 

Según Resolución de Alcaldía de fecha 27 de diciembre 2019, se aprueba la distribución de la partida de Cooperación al Desarrollo subvencionando los proyectos que se detallan a continuación: 


1º) MÉDICUS MUNDI.

“COBERTURA UNIVERSAL DE Salud, desde una perspectiva feminista, en la Región de Kayes. REPÚBLICA DE MALI” – 15.000 €. 

Este proyecto se enmarca en un convenio de 4 años, cuyo objetivo es avanzar en la consecuención de la Cobertura Universal de Salud (CUS) desde una perspectiva feminista, en 5 círculos de la región de Kayes, suroeste de la República de Mali.

Según el proyecto, se observa que el trabajo desarrollado en los últimos años en Mali, muestra que para conseguir la cobertura universal de salud no basta con disminuir la proporción de pagos directos, aumentar los servicios que se ofrecen y el número de personas cubiertas, sino que es necesario reducir la brecha de género que hace que todo esto no mejore en la misma proporción para las mujeres. Teniendo en cuenta esta situación, entre otras actividades, a través de este proyecto se formará al personal sanitario en género y derechos de las mujeres y, por otro lado, a mujeres mutualistas en emprendimiento y gestión de microcréditos, con el objetivo de que sean capaces de pagar sus cuotas.



2º) ANARASD, ASOCIACIÓN NAVARRA DE AMIGOS-AS DE LA RASD.
“INTERVENCIÓN EN SALUD PARA LA POBLACIÓN REFUGIADA SAHARARUI. ARGELIA” – 15.000 € 

Este proyecto incide en la mejora de la salud global de la Población saharaui a través de favorecer la presencia de un Equipo de Atención Primaria Cooperante en la Wilaya de Aaiun, trabajando en la Red Primaria Local, formando al personal Sanitario Local, y trabajando la Educación para la Salud con los Agentes de Salud y la Población, y dotándoles de los medios materiales imprescindibles: material sanitario, etc.; la visita de un Equipo de Especialistas médicos en Salud Mental y Traumatología que, ante la carencia de especialistas propios, hagan posible el acceso al Ciclo completo de Salud de la Población. 

Asimismo, a través de este proyecto se apoya el mantenimiento de los Hospitales de Aaiun y Tifariti y de la ambulancia de Tifariti. Presencia de un Equipo de Técnicos de mantenimiento. Así como se contribuye al pago de parte de la manutención o alimentación para el personal del hospital de Aaiun y pacientes ingresados. Suministro de medicamentos, fundamentalmente de salud mental, registros clínicos y apoyo a la Administración del Ministerio de Salud.
3º) ORANIZACIÓN NAVARRA PARA LA AYUDA ENTRE LOS PUEBLOS.

“PROPORCIONANDO ACCESO A UNA ATENCIÓN MÉDICO NUTRICIONAL ADECUADA Y DE CALIDAD PARA MUJERES Y NIÑOS Y NIÑAS MENORES DE 5 AÑOS EN SANTA MARÍA CAHABÓN. GUATEMALA” – 15.000 € 

En Santa María Cahabón, no existen centros públicos médicos de calidad, por lo que se ha establecido una alianza público-privada para el funcionamiento de la Clínica EMI (Salud Materno Infantil). Este proyecto integra diferente colaboraciones, el Ayuntamiento cede el edificio por 20 años y sufraga los costes de mantemiento, el Estado asume los gastos de la atención médica y la contraparte Fundaemi gestiona los servicios y se responsabiliza de la rehabilitación del local (ya se ha realizado la 1ª fase como centro de atención primaria).

El presente proyecto consiste en la rehabilitación de una planta de la Clínica EMI para su uso como Centro de Atención Nutricional con capacidad para atender a 150 personas al mes, ya que la desnutrición crónica es uno de los problemas más graves del país, alcanzando niveles superiores al 61,2 %.



    4º) FUNDACIÓN ITAKA ESCOLAPIOS. 

“CONTRIBUYENDO AL PLENO DISFRUTE DEL DERECHO A SANEAMIENTO ADECUADO EN LA ESCUELA DE EDUCACIÓN PRIMARIA DE kIKONKA. REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO” – 5.000 € 

Con el proyecto se pretende contribuir al pleno disfrute del derecho al saneamiento de la escuela de educación primaria de Kikonka. Se plantean 3 ejes de intervención: 1. Construcción de las infraestructuras de saneamiento adecuado y seguro (16 letrinas con 8 lavamanos segregadas por sexo y edad) que beneficiará a 903 personas, alumnado (422 chicas y 463 chicos) y personal de la misma (10 mujeres y 8 hombres), 2. Fortalecimiento de las capacidades de hombres y mujeres de Kikonka para una adecuada gestión y cuidado del saneamiento bajo un enfoque de género y de sostenibilidad, y 3. Capacitación de familia, profesorado y en especial de los niños, niñas y jóvenes de la escuela sobre hábitos higiénicos.

A través de este proyecto se busca implicar activamente a todos los actores clave: alumnado, familias, grupo de mujeres, dirección y profesorado de la escuela y garantizar un sostenimiento de éste a largo plazo.