lunes, 17 de noviembre de 2014

BARCINA Y SANZ VIAJARON A MADRID A MANTENER CONTACTOS CON PP Y PSOE LA VÍSPERA DE LA RENUNCIA DE LA LÍDER REGIONALISTA

Kontuz ha revelado nuevos datos que apuntalan la tésis de que la renuncia de Yolanda Barcina a encabezar las listas de UPN es una operación política para tratar de mantener "el régimen" en Nafarroa con un acuerdo entre los regionalistas y el PSN.

Según Kontuz, el pasado domingo 9 de noviembre Yolanda Barcina y Miguel Sanz estuvieron en Madrid, un día antes del sorpresivo anuncio de la lider de UPN de que no encabezaría las listas regionalistas en mayo. Kontuz no sabe con quienes se reunieron, pero tienen informaciones que hablan de encuentros y conversaciones de alto nivel con líderes del PP y del PSOE. "Nos suena a trabajo de cocina que ha de ocultarse a la ciudadanía navarra porque Navarra es cuestión de Estado", ha dicho Patxi Zamora, portavoz de Kontuz.

Kontuz considera que la renuncia de Barcina, "manteniéndose al frente del Gobierno y conservando los privilegios de su aforamiento" no es "suficiente", ya que no ha asumido responsabilidades en todo lo relacionado con el caso CAN. "Es simplemente una operación de marketing para mantener el régimen que ha posibilitado los desmanes. Y en ese régimen el PSN ha sido el otro pilar fundamental. Los socialistas, a través de María Chivite, vuelven a hablar de cambio, pero los últimos pactos como la financiación millonaria de UGT, CCOO y la CEN o negar una comisión de investigación en torno a la CAN, nos demuestran que falta contenido real a ese discurso. Sigue sonando a la misma cantinela: por encima de los navarros, Navarra es cuestión de Estado", han sentenciado.


Nuevas informaciones sobre CAN que exigen una comisión de investigación

Kontuz también ha hecho públicas nuevas informaciones que, a su entender, justifican "la necesidad irrenunciable" de una comisión de investigación o una auditoría externa e independiente sobre lo ocurrido en la CAN. "No basta la vía penal, hay que depurar también las responsabilidades políticas", ha dicho Patxi Zamora.

Por un lado, han informado de que la absorción de la CAN y Banca Cívica por parte de La Caixa no le costó 977 millones, como se ha dicho, sino casi 5.000 millones, y así se expone en el llamado “Proyecto Noel”. Este documento dice que la unión Caixa-Banca Cívica fue una absorción, no una fusión como mantienen Barcina, Sanz y Goñi, y que el valor resultante de Banca Cívica era de entre -351 y -97 millones de euros. La Due Diligence señala asimismo una pérdida esperada de la cartera crediticia de 2600 millones, más otros 500 en inmuebles, más 200 en participaciones de renta variable y otros 100 en “otras inversiones y ajustes”. En total 3.800 millones brutos era la pérdida esperada, el agujero que tuvo que tapar Caixa, más los 977 millones del FROB, más lo que han pagado a los preferentistas. En total cerca de 5.000 millones. Estos datos, en contra de la versión defendida desde el Gobierno, demostrarían que la entidad estaba condenada a la intervención del Estado. "Si no los absorben se iban a la quiebra", ha dicho Kontuz.

Por otro lado, el intento de abrir una oficina de CAN en Washington no costó 1,5 millones como se ha venido diciendo, sino 20 millones de dólares (16,13 millones de euros). "¿Yolanda Barcina, Miguel Sanz, Enrique Maya y Álvaro Miranda, que se repartieron más de 232.000 euros en forma de dietas dobles y triples por 18 reuniones que apenas duraban media hora, no preguntaron ni una sola vez por esto? Según las actas, no", dice Kontuz.

También ha revelado Kontuz que el pago de dietas no cesó cuando lo proclamó "pomposamente" Yolanda Barcina, sino que continuó en Banca Cívica. Según las actas de la entidad bancaria correspondientes a 2012, José Antonio Asiáin, expresidente de Caja Navarra, cobró 37.300 euros en 6 meses en la nueva entidad y 21.000 euros de CAN. En total 58.300 euros en 6 meses. Pero no fue el único, Ricardo Martí Fluxá,  Juan Cruz Alli, Martinena, Erro y Zarranz cobraron otros 19.000 euros cada uno por seis meses. "Se trata de cifras escandalosas si se tiene en cuenta que entre los consejeros provenientes de Caja Burgos los que más cobraron se embolsaron 5.200 euros, 4 veces menos, los de Cajasol 3.150 euros, 6 veces menos, y los de Caja Canarias 1.800 euros, 10 veces menos", denuncia Kontuz.

Kontuz ha revelado que en CAN sí hubo sueldos y seguros multimillonarios para los altos directivos mientras la entidad se hundía. El caso más sangrante sería el de Enrique Goñi, que desde que empezó la crisis en 2008, se habría  embolsado más de 10 millones de euros, 1600 millones de las antiguas pesetas. "¿Quién posibilitó que se hayan dado estos sueldos escandalosos? Miguel Sanz y Yolanda Barcina,  como presidente de la CAN y presidenta de su Comisión de Control hasta 2010, fueron firmando los contratos que garantizaban estos pagos", ha denunciado Kontuz.

Ante todos estos datos, Kontuz se pregunta si "se puede seguir negando una investigación en profundidad sobre lo ocurrido en la CAN" y si los nuevos dirigentes del PSN "seguirán amparando ese manto de impunidad". Además, ha recordado que la Audiencia Nacional ha reabierto el Caso Banca Cívica y por ello, junto con otras organizaciones sociales, ha organizado una gran manifestación que bajo el lema “Por el cambio social. La ciudadanía de Navarra decide” que se celebrará en Iruñea el día 13 de diciembre.

ahotsa.info