domingo, 30 de noviembre de 2014

LAS MAYORÍAS ABSOLUTAS SE DISIPARÁN EN GALICIA TRAS LAS PRÓXIMAS ELECCIONES MUNICIPALES

Las mayorías absolutas se disipan y la gobernabilidad de casi todas las ciudades gallegas queda en el aire, a expensas de lo que decidan los pactos poselectorales. Este es el escenario que dibuja la encuesta elaborada por Sondaxe para La Voz a solo seis meses de que se celebren las elecciones municipales, en la se aprecia una quiebra en la correlación de fuerzas tradicionales debido a la irrupción de Podemos en el plano local, formación que iguala o supera al PSOE en A Coruña y Ferrol. El Partido Popular se mantiene como la formación más votada en cinco de las siete ciudades, pero pierde posiciones en todas ellas y no logra revalidar ninguna mayoría absoluta, algo que solo está al alcance del BNG en Pontevedra.
Solo en el conjunto de las siete ciudades gallegas, el PP pierde un total de 17 concejales, mientras el PSOE se deja 13. Y pese a que Podemos no tiene intención de concurrir con su propia marca a las elecciones locales, sino que sopesa hacerlo diluido en candidaturas ciudadanas, esta formación se erige en la tercera fuerza con mayor intención de voto, anotándose un total de 29 ediles en las siete ciudades, frente a los 25 del BNG y los 5 de AGE, coalición que también sopesa acudir a los comicios formando parte de las mareas o listas ciudadanas.
La encuesta refleja un desgaste apreciable del PP, que en las ciudades no revalida ninguna de sus tres mayorías absolutas. En A Coruña, Carlos Negreira pierde dos concejales, se queda en 12, de tal forma que su investidura dependería de un pacto con otra fuerza o de que no cuajara la alianza alternativa de Gobierno, que podrían formar el PSOE (6 concejales), Podemos (6 ediles), BNG (2) y AGE (1).
Algo similar ocurre en Ferrol, donde el PP de José Manuel Rey Varela se mantendrá como la lista más votada, aunque con 11 actas y cediendo dos. En la ciudad que vio nacer a Pablo Iglesias, fundador del PSOE, es donde obtiene su mejor resultado Podemos, la formación liderada por el otro Pablo Iglesias, que se alza con el sondeo con el 20,1 % de los votos y seis concejales, es decir, un edil más que los que obtienen los socialistas. AGE se anota dos concejales y el BNG, uno más.
En Santiago, los populares no revalidan la mayoría absoluta, al alzarse la candidatura de Agustín Hernández con 10 concejales, tres menos que en el 2011. También el PSOE, que hoy elige a su cabeza de lista en primarias, pierde tres ediles, en tanto Podemos irrumpiría con 4, el BNG revalida los 3 y AGE suma 2.
Vigo es la ciudad donde el PSOE obtiene su mejor resultado, pues suma dos concejales y se queda a uno de la mayoría absoluta. El PP sufre en esta urbe su mayor desplome, al ceder cinco concejales, el BNG pierde uno y se queda con dos, mientras Podemos se alza con cuatro actas.
La mayor debacle del PSdeG tiene su epicentro en Ourense, cuyo Gobierno se vio sacudido por los escándalos de corrupción y las divisiones internas. Los socialistas pierden cinco ediles y se quedan con seis, y el PP se mantiene como la lista más votada, con 10 actas, mientras Democracia Ourensana sube de dos a cinco y Podemos se anota cuatro.

El desgaste del PP y el PSOE es parejo en Lugo. Ambos partidos se dejan dos concejales respectivamente, lo que le permite a Podemos estrenarse con cuatro representantes. El BNG, por su parte, repite el resultado del 2011 y se anota 2 ediles. El BNG le saca partido a la buena valoración de su gestión en la ciudad de Pontevedra, lo que coloca a Fernández Lores en posición de sumar dos concejales y lograr la única mayoría absoluta a costa del PP, que cede dos ediles, y del PSOE, que cede otro, aunque también se estrena Podemos con un edil.

La Voz de Galicia