sábado, 1 de noviembre de 2014

GEROA BAI REGISTRA UNA INICIATIVA LEGISLATIVA EN RELACIÓN CON LA DEUDA DE OSASUNA

Geroa Bai registró ayer en el Parlamento de Navarra una iniciativa legislativa en relación con la deuda que Osasuna tiene contraída con la Hacienda foral. En su planteamiento, la formación incluye la exigencia de esclarecer las responsabilidades políticas que hayan podido desembocar en esta situación y advierte además de la necesidad de contar con un informe jurídico que dé legalidad a la dación en pago propuesta por el club.

La diputada Uxue Barkos, acompañada por el parlamentario Manu Ayerdi, criticó ayer en una comparecencia el planteamiento realizado desde Osasuna -que cuenta con los apoyos de UPN, PSN y PPN-, en el que “se nos presentan las condiciones ya cerradas. Un acuerdo, de la entidad y el Gobierno, cuya responsabilidad se pretende traspasar al Parlamento y esto no es de recibo”.

En este sentido, Barkos subrayó que con dicha proposición se busca “dar carpetazo” a una cuestión que tiene “evidentes responsabilidades políticas” y rechazó que “se utilice en estos momentos la situación grave de Osasuna para cerrar en falso el pasado”.

La indagación de responsabilidades sobre la deuda del club navarro con Hacienda es uno de los aspectos que recoge la proposición de Ley Foral de Geroa Bai. Al respecto, la formación política plantea en su iniciativa que los datos tributarios, informes y antecedentes de Osasuna se pongan a disposición de la Cámara y que el club, en el plazo de cuatro meses, elabore una auditoría externa de los últimos años, en especial desde 2000. Como requisito previo, Osasuna deberá “aceptar” ambas cuestiones antes de que el Gobierno firme el aplazamiento de la deuda. “No tengo ninguna duda de que el club lo va a aceptar, ya que en reuniones de trabajo previas con la Comisión Gestora, sus representantes nos han dicho que no tienen ningún inconveniente en que se analice el pasado”, explicó ayer Manu Ayerdi.

El parlamentario foral aseguró también que la propuesta de Geroa Bai respeta varios de los planteamientos de Osasuna, como son los 30 años de aplazamiento de la deuda, la “posibilidad de una carencia de 3 años para cierta parte del principal” o lo relativo a los tipos de interés.

Sin embargo, uno de los puntos que Geroa Bai resalta en su iniciativa, y que más le “preocupa”, es el tema de la dación en pago. En la propuesta que apoyarían UPN, PSN y PPN se prevé la entrega de patrimonio de Osasuna para saldar buena parte de la deuda, algo que genera dudas en la formación, ya que podría contravenir el criterio establecido por la Unión Europea al “entender que se pueda tratar de ayudas estatales”, indicó Barkos. La diputada de la formación recordó un caso similar realizado con el PSV Eindhoven en Holanda, que fue rechazado por la Unión Europea por ayudas estatales.

En este sentido, en la proposición de Geroa Bai se plantea la posibilidad de acordar fórmulas que impliquen la disposición de dicho patrimonio, siempre y cuando exista previamente un informe jurídico preceptivo y vinculante que respalde su compatibilidad con la legislación vigente. “Es cuestión de que el Gobierno, dentro de ese marco que le damos desde el Parlamento para que fije el aplazamiento, disponga de un informe que avale que la fórmula que se proponga es compatible con la ley europea”, subrayó Ayerdi.

Geroa Bai ya ha avanzado esta iniciativa legislativa a la Comisión Gestora y “no tenemos ningún problema en sentarnos para presentarla”, indicó Barkos.

Concurso de acreedores y conversión en SAD. La iniciativa de Geroa Bai contempla el caso de que el club entre en concurso de acreedores. En este caso, se solicitará al juez que Hacienda sea nombrada como administrador concursal acreedor. También estipula si se transforma en Sociedad Anónima Deportiva (SAD). De ocurrir, la sociedad estará obligada a pagar un determinado porcentaje del importe total adeudado que Hacienda imputará, de modo que se reduzca la duración total del aplazamiento. Además, si sube a Primera, el plazo máximo del aplazamiento no podrá exceder de un máximo de 12 años.

Dos representantes. Hasta que se salde la deuda, se plantea que haya dos representantes de Hacienda, con funciones propias, en una comisión de control.

Geroa Bai