viernes, 14 de noviembre de 2014

ESPAÑA, UNO DE LOS SEIS PAÍSES DE LA UE DONDE MÁS CAYÓ EL GASTO EN EDUCACIÓN EN 2012

España fue en 2012, junto a Grecia, Chipre, Portugal, Hungría y Rumanía, uno de los países de la Unión Europea (UE) donde más cayó el porcentaje del PIB destinado a la educación, según un informe divulgado hoy por la Comisión Europea.

En esas seis naciones, la inversión en educación bajó más del 5 %, revela el documento de la CE, que pasa revista a la situación de la educación y la formación en los países de la Unión Europea. En el caso de España, la reducción en el gasto educativo en 2012 fue del 6,8%, mientras que a nivel comunitario bajó un 1,1%.

Para España fue además el tercer año consecutivo de contracción, dado que el gasto en formación ya había caído un 1,3 % en 2010 y un 2,1 % en 2011. España destinó un 4,5 % de su PIB a la educación en 2012, mientras que la media europea fue del 5,3 %.

El estudio analiza, además, los progresos de los estados miembros de cara a lograr los dos grandes objetivos marcados para 2020 en materia educativa: reducir al 10% el abandono escolar temprano (15% en el caso de España) y que la tasa de alumnos que completa estudios superiores alcance el 40% (44% para España).

Mucho abandono escolar
En particular, revela que entre 2010 y 2013 el porcentaje de jóvenes que abandonaron los estudios de manera prematura en España se redujo del 28,2% al 23,6%, mientras a nivel comunitario disminuyó del 13,9% al 12%. Por otro lado, la tasa de estudiantes que completó estudios de tercer ciclo subió en España del 42 % al 42,3 % (la media europea se incrementó del 33,6 % al 36,9 %). Estos datos se contienen en la tercera edición del Monitor de Educación y Formación de la CE.

El nuevo comisario de Educación, Cultura y Juventud, Tibor Navracsics, ha asegurado en un comunicado que los últimos datos "demuestran que muchos estados miembros todavía tienen mucho trabajo que hacer" para lograr los objetivos de cara a 2020. "Ha habido progresos, pero ha sido desigual. En la UE demasiada gente sigue abandonando la escuela de manera temprana, mientras todavía pocos completan la educación de tercer nivel", apuntó el comisario.

Navracsics indicó que reducir el número de alumnos que abandonan los estudios de forma temprana ahorraría a Europa muchos costes sociales y públicos y protegería de la pobreza y la exclusión. Mas de cinco millones de personas abandonan sus estudios de manera temprana en Europa, colectivo que afronta una tasa de paro del 41%.

Según el estudio, el riesgo de abandonar los estudios de forma prematura es un 33,3 % mayor entre los hombres que entre las mujeres y más del doble de alto en el caso de los extranjeros. Además, hay grandes disparidades entre regiones dentro de un mismo país.

EFE-Bruselas