sábado, 5 de noviembre de 2011

ETB EN NAVARRA

Cuando yo era niño, en casa hablábamos en vasco, en la escuela nos enseñaban en castellano, y en la calle jugábamos a vaqueros… en castellano: John Wayne, por aquel entonces no hablaba vasco.

Hasta hace dos años, los chicos y chicas de mi pueblo, entre ellos mis hijos, en la calle utilizaban principalmente el euskera para sus juegos; también cuando se trataba de imitar a sus héroes televisivos o cantar las canciones de sus series preferidas.

Hoy en día la cosa ha cambiado: se han quedado sin referentes televisivos que utilicen su idioma materno, y, sin embargo, se ha multiplicado la oferta de programación infantil y juvenil en castellano. ETB ha trasladado su programación infantil y juvenil ha su tercera cadena (ETB 3) y, como todos sabemos, si la captación de ETB 1 y ETB 2 ya es problemática en Navarra, la de ETB 3 es un sueño.

Supongo que habrá muchos navarros demócratas, tolerantes y defensores del pluralismo, que se alegrarán al saber que la lengua vasca va desapareciendo poco a poco de los juegos de nuestros hijos, sustituida por la lengua castellana. En fin…

Ya lo dijo Barcina (la cual siempre contará con algún pastelero tonto que le saque de sus apuros dietéticos y le haga la campaña) que Navarra no pondrá ni un céntimo para que se pueda captar ETB. Por supuesto, su gobierno siempre ha tenido dinero suficiente para despilfarrarlo en, por ejemplo, circuitos de alta velocidad; algo, que como todo el mundo sabe, ha sido muy demandado por la ciudadanía navarra. Pero que se pueda captar la Euskal Telebista ¿a quién interesa? Que nuestros hijos puedan acceder a la programación infantil y juvenil en euskera ¿a quién le preocupa?

Evidentemente nos interesa y preocupa a una parte muy significativa de la población navarra. Pero, nuestra Barcina, nuestro Cervera y nuestro Roberto Jiménez (sí, éste también), haciendo gala de su exquisito respeto a la pluralidad, pasan olímpicamente de esa parte de la ciudadanía.

Y ¿cómo podríamos calificar el hecho de que en Navarra los vascos no podamos disfrutar de la única televisión vasca que existe? ¿Se podría calificar esto de actitud xenófoba? Quizás no literalmente, pues la palabra en sí significa temor y, por extensión, hostilidad hacia lo extraño o extranjero. Y los vascos en Navarra no somos extraños, claro está. Pero sí en una acepción más amplia y utilizada, pues, según ésta, "la xenofobia consiste en el rechazo de las identidades culturales diferentes a la propia" (que la cultura vasca resulte extraña a algunos navarros es muy discutible, pero si ellos lo quieren entender así, habrá que respetarlo).

Para terminar, diré que creo que el asunto merece mucha mayor atención de la que se le está dando.

Juan Ignacio Lizarraga Lazcano, en Diario de Noticias

1 comentario:

Duque Blas de Beaumont dijo...

La Regencia de Nabarra. Naparrako Erregentzia.

"Para su conocimiento y el de toda la ciudadanía, desde el día 3 de marzo de 2010, la Casa Real de Nabarra ejerce como tal, toda la Comunidad Europea es conocedora, como así nos lo demuestran los escritos recibidos del Consejo Europeo y Consejo de Europa, expresando quedar enterados de la Proclama del 3 de marzo de 2010. Tan sólo se está a la espera de la Resolución de Naciones Unidas (New York) a nuestra demanda interpuesta en el año 2006."

Blas de Beaumont

La Regencia de Nabarra. Naparrako Erregentzia.