viernes, 19 de diciembre de 2014

SANDTON ADQUIERE LA PLANTA DE COGENERACIÓN DE ARTAJONA

A falta de lo que decida hoy el juez Luis Rodríguez Vela, todo apunta a que el fondo estadounidense Sandton Capital se hará con las nueve plantas de cogeneración que Neoelectra tiene a nivel estatal, incluida la de Artajona, Ecoenergía Navarra, que estaba en concurso de acreedores, en fase de liquidación, y a cuyos 15 empleados ya se les ha notificado el despido.

Su oferta, de 24,5 millones, fue al menos la mejor valorada por la administradora concursal durante la subasta realizada el miércoles en Barcelona, tal y como informaban en su edición de ayer los diarios La Vanguardia y Expansión. Sin embargo, es muy probable que el resto de firmas (Cristian Lay, ProA Capital y Springwater) presenten alegaciones en vista de lo ajustado de sus ofertas.

Si Sandton se hace finalmente con Neoelectra, se compromete a asumir la totalidad de la plantilla (92 trabajadores) y a readmitir a los 51 despedidos, incluidos los 15 de Artajona. En principio, Sandton Capital contrataría a nueve personas para sus plantas de Artajona, Les (Cataluña) y Aliaga (Teruel) el 1 de enero y a las 42 restantes el 31 de marzo.

Los trabajadores, aunque no ocultan estar “esperanzados” prefieren tomarse la noticia con “cautela”.

El primero en anunciar la aceptación de esta oferta fue el parlamentario de Bildu, Víctor Rubio. Lo hizo ayer durante la comparecencia parlamentaria de la consejera de Economía, Hacienda, Industria y Empleo, Lourdes Goicoechea, quien calificó la noticia de “magnífica”.

Goicoechea, que pese a conocer la existencia de varias ofertas desconocía que una de ellas había sido aceptada, dado que la última vez que tuvo contacto con la administración concursal fue la semana pasada, defendió la supervivencia de la planta y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

Durante su intervención, a petición de PSN, Bildu, Aralar, I-E y Geroa Bai, explicó además que la instalación, que contó en su día con una inversión inicial de 16 millones de euros (Sodena participó con el 45% hasta que en 2011 dejó de ser socia), ha sufrido una caída en sus ingresos de entre el 35% y el 40% como consecuencia de la regulación del sistema eléctrico.

La consejera desveló, asimismo, que fruto de las reuniones mantenidas con el Gobierno del PP, este ha tenido en cuenta varias alegaciones presentadas a los parámetros retributivos. En concreto, la instalación percibirá cero euros de retribución a la inversión, pero 51 euros por megavatio de retribución a la operación, con los que esta planta “podría tener visos de ser rentable y estar en marcha”, concluyó la consejera. 

Diario de Noticias