lunes, 22 de diciembre de 2014

LA DEUDA DEL AYUNTAMIENTO DE LERÍN

El grupo municipal de UPN de Lerín que gobierna con mayoría absoluta nuestro querido pueblo y su alcalde, Marcelino Azcoiti a la cabeza, han sufrido el castigo a su postura antidemocrática y además el duro varapalo del no aplastante al Canal de Navarra y al agua de Itoiz en el regadío tradicional de Lerín. Todo esto sumado a su campaña política por la proximidad de las elecciones municipales de mayo de 2015, ha lanzado a este grupo a dar y a publicar explicaciones sobre las arcas municipales con el fin de justificar los desastrosos resultados económicos de su opaca y disparatada gestión, y para ello nada mejor que decir lo de la herencia recibida y culpar a Lerín Democrático por ser el grupo antecesor en el gobierno municipal.

Los datos publicados en la web del Ayuntamiento y en el artículo del DIARIO DE NOTICIAS del día 29-11-2014, detallan la relación de créditos que el Ayuntamiento tiene contraídos con diferentes entidades, fechas en la que fueron concedidos, plazos de amortización y los importes pendientes de amortizar. El importe pendiente de amortizar en la actualidad está cuantificado en 1,32 millones de euros.

Esta es la deuda que según los mandatarios actuales mantiene asfixiada la capacidad financiera del municipio. Una deuda que, según ellos, Lerín Democrático les dejó en herencia. Porque, como ha manifestado con toda rotundidad, defendiendo su gestión, el alcalde Marcelino Azcoiti, el 90% de los créditos pendientes de amortizar fueron formalizados por el grupo que les precedió en el poder. Tan flagrante manipulación de datos sólo se explica cuando alguien se siente acorralado porque ha hecho una gestión económica nefasta y difícil de justificar.

Si lo analizamos y explicamos convenientemente será más fácil entenderlo por todo el mundo porque no vamos a consentir que nos carguen con una responsabilidad sobre nuestra gestión que no nos corresponde y de la que tenemos la obligación de defendernos.

Los ediles de UPN se encontraron los créditos excelentemente planteados y adecuados en plazo y periodos de amortización a las inversiones que financiaban. Nos referimos a los dos últimos créditos que corresponden al polígono industrial El Saso y al de la granja de patos Esparteta, ya que los anteriores estaban prácticamente saldados a excepción del que se pidió para el espacio sociocultural Pilar Ureta, y que se solicitó al final de nuestra legislatura y. como bien recordará el señor Azcoiti, él personalmente fue quien inauguró este edificio. Por cierto, la única empresa que está instalada en el polígono industrial de Lerín ha sido por el esfuerzo, tesón y trabajo de Lerín Democrático.

Haciendo resumen de los créditos y cuentas aclaramos lo siguiente:

Crédito de l.068.062,75 euros del 6 de junio de 2005, destinado para el polígono industrial El Saso, y que comenzaba a devolverse a partir del 6 de junio de 2007.

Crédito de 131.746,67 euros del 21 de noviembre de 2006, destinado para la granja de patos Esparteta, y que comenzaría a devolverse a partir del 21 de noviembre de 2008.

Las cuentas que se encontraron los nuevos concejales y el alcalde Marcelino Azcoiti Alonso estaban en una excelente posición de liquidez. Más de 500.000 euros, disponibles en cajas y bancos, además de una partida pendiente de cobro de la empresa Martiko de 1.200.000 euros, con la cantidad que le correspondía pagar a esta empresa por su ubicación en el polígono industrial.

Se podía haber destinado lo cobrado de Martiko a amortizar total o parcialmente de manera anticipada y sin penalización el préstamo recibido para el polígono industrial, tal y como se contemplaba en una de las cláusulas del convenio que se firmó con el Banco de Crédito Local.

La gestión económica que llevo a cabo Lerín Democrático dejó en el año 2007 todas las inversiones financiadas y una tesorería saneada y excelente, por lo que no nos parece lógico que el grupo de UPN haya tenido que pedir en marzo de 2014 un nuevo préstamo de 250.000 euros para paliar la falta de liquidez.

Aclarada la herencia que dice el alcalde Marcelino Azcoiti haber recibido, terminamos con dos preguntas para que nos responda a los abajo firmantes, a Lerín Democrático, y lo haga también públicamente para que todos los lerineses y lerinesas sepan con claridad cuánto se debe y en qué se ha gastado.

Primera. Habla de deuda viva por importe de 1.343.861,76 euros. Por deuda viva se entiende sólo la deuda con cajas y bancos, excluyéndose, por tanto, la deuda a acreedores y proveedores. ¿Cuánto más se debe y a quién?

Segunda. ¿En qué se ha gastado? Le exigimos que rinda cuentas para que todos conozcamos el destino que le ha dado al erario público: al dinero de todos. Ya no le vale el escudo de que el 90% de la deuda es heredada.

Jacinto Gil Celaya, Jesús Javier Ibarrola Arbeloa, María Luisa Yerro Moreno, miembros de Lerín Democrático en anteriores legislaturas. (publicado en Diario de Noticias)