viernes, 26 de diciembre de 2014

PUEYO SE REENCUENTRA EN UN LIBRO CON SU HISTORIA DE ONCE SIGLOS

Después de cerca de tres años de investigación, de escudriñar entre los legajos y los archivos municipales y de otras instancias públicas, el pamplonés Ricardo Urrizola Hualde, un aficionado a estudiar nuestra historia más cercana, acaba de publicar el libro Historia de Pueyo-Puiu en el que se recopilan los datos, anécdotas y sucesos más destacados de la vida de esta localidad valdorbesa ubicada en el piedemonte del antiguo Reino de Navarra, desde su fundación a principios del siglo X hasta la época más reciente.

El libro se presentó en el Centro Social-Gizarte Etxea de Pueyo ante decenas de vecinos, con el autor, Ricardo Urrizola, Jose Mari Esparza, de la editorial Altaffaylla y el alcalde de Pueyo, Juan Cruz Edurza. Este último agradeció “el esfuerzo” del autor y de la editoral para sacar “este gran trabajo” adelante y de apostar por hacerlo sobre el pueblo que él representa “con profusión de datos históricos”.

Por su parte, Jose Mari Esparza destacó el hecho de que “un pueblo que en estos momentos tiene registrados unos 360 habitantes, tenga un libro de su historia local como este”. “No somos conscientes del valor que esto tiene. Ricardo Urrizola ha hecho un trabajo ingente, con una dedicación encomiable para dejar constancia escrita de las costumbres, ordenanzas, litigios y los hábitos de vida que han tenido los vecinos de esta población a lo largo de los siglos y todos los datos y anécdotas que ha recopilado extrayéndolos de los archivos”, señaló Esparza.

El autor de la obra, que no tiene ninguna vinculación directa con Pueyo, manifestó: “Como me gustan estos temas históricos, me he divertido y he disfrutado escribiendo este libro”. Agradeció la colaboración y las facilidades de los representantes municipales y de los muchos vecinos a los que ha solicitado información o materiales gráficos.

Este libro es el segundo que escribe Ricardo Urrizola sobre la historia del Valle de la Valdorba, después de que en 2006 publicase otro similar dedicado a Amunarrizketa-Iriberri. Del dedicado a Pueyo se han editado 500 ejemplares. En sus 332 páginas se recogen 695 pequeñas crónicas debidamente documentadas y escritas en orden cronológico. Se inician con una que data del 905, año en el que fue coronado Sancho Garcés I como monarca del Reino de Pamplona y que según el tudelano Juan Agramont en un manuscrito fechado en 1632 se asegura que este rey fue el que mandó edificar un castillo al que le dio el nombre de Pueyo. A partir de esta primera noticia y de otras que se fueron sucediendo desde mediados del siglo XIII, el autor dedica la mayor parte de su estudio a lo acaecido entre principios del siglo XVI y el XX, más de cinco siglos de historia, que concluye con las obras de renovación de redes de suministro de agua y de saneamiento acometidas en 1977.

Ricardo Urrizola ha trasladado a su libro multitud de curiosidades relacionadas con costumbres, cuentas y gestión municipal, arriendos de hierbas, comunales, conflictos con las aguas del regadío, aportaciones de los vecinos en pechas, diezmos y primicias, pequeños altercados, disputas, reyertas o participaciones en guerras, hasta la llegada de la electricidad o del tren, entre otros muchos acontecimientos de la vida del pueblo.

Durante la presentación del libro, Ricardo Urrizola resaltó algunas curiosidades como la postura de fuerza que mantuvieron los regidores municipales en 1877, cuando una compañía ferroviaria quiso extraer piedra de las canteras de Pueyo a un precio irrisorio, las disputas por el uso de los bienes comunales o del molino o el hecho de que Pueyo fuese un pueblo mayoritariamente euskaldun hasta los inicios del siglo XIX.

Todas estas aportaciones están complementadas con un apéndice documental. La publicación está ilustrada con algunas láminas y dibujos del siglo XIX y cerca de medio centenar de fotografías de vecinos y edificios.

Carmelo Armendáriz, en Diario de Noticias