martes, 16 de diciembre de 2014

EL PARLAMENTO SE SOLIDARIZA CON LAS TRABAJADORAS DE LA RESIDENCIA DE SAN MARTÍN DE UNX

La Comisión de Políticas Sociales ha aprobado este martes, con los votos a favor de UPN, Socialistas de Navarra, Bildu, Aralar-Nabai, I-E y no adscritos y la abstención del PPN, una resolución por la que el Parlamento de Navarra “muestra su solidaridad con las trabajadoras de la Residencia Santa Zita de San Martín de Unx, especialmente con aquellas que han perdido su puesto de trabajo”.

La resolución aprobada incluye un segundo punto en el que, con las abstenciones de UPN y PPN, se insta al Gobierno de Navarra a “involucrarse en el conflicto y utilizar, en la medida de sus posibilidades, todos los medios posibles para intermediar entre las trabajadoras, la empresa IDEA y el Ayuntamiento de San Martín de Unx”.

En la exposición de motivos, la resolución impulsada por Bildu y Aralar-Nabai se remite al contenido de la sesión de trabajo que, con motivo del conflicto desatado por la “negativa de la empresa adjudicataria a incorporar a la negociación del convenio las condiciones laborales recogidas en el contrato de arrendamiento y en su propia oferta”, se celebró el pasado 12 de noviembre con delegados sindicales, trabajadoras y una representante de las familias de usuarios de la Residencia Santa Zita, quienes dieron cuenta del enquistamiento de un enfrentamiento que se ha cobrado ya “dos despidos y sucesivos paros desde junio”.

Entre las condiciones recogidas en el pliego de cláusulas que, para el arrendamiento de la Residencia Santa Zita, elaboró Ayuntamiento de San Martín de Unx se incluyen el “compromiso de subrogación del personal, la cláusula de retroactividad y el no descuelgue del convenio”.

Así las cosas, los proponentes advierten sobre la situación de los residentes, destacan la “dedicación e implicación” de las trabajadores y subrayan la “incapacidad manifiesta” del Consistorio y el adjudicatario, uno por ser quien realizó los pliegos y otro por haber aceptado las bases reguladoras.

En ese contexto y dada su condición de residencia concertada, se recuerdan las “obligaciones” de la Administración en este tipo de servicios.

Pamplona Actual