sábado, 27 de diciembre de 2014

MANIFIESTO DE APOYO AL PROCESO DE PAZ DE COLOMBIA

El jueves, 27 de noviembre a las 18.30h, se celebro una mesa redonda bajo el título "La situación del proceso de paz en Colombia y retos de futuro". En la misma participaron como ponentes personas cualificadas por su implicación directa en el proceso de paz en Colombia, como son Martha Calle Maya, asesora de la oficina del señor Sergio Jaramillo, Alto comisionado para la paz en Colombia, y la exsenadora Piedad Córdoba, representante del movimiento ciudadano Colombianos y Colombianas por la paz. También participo Oscar Guardiola Rivera, asistente del decano de la Escuela de Derecho de la Birkbeck University of London, como analista del conflicto en Colombia. 

El viernes 28 de noviembre por la mañana se celebró un seminario cerrado, donde de forma tranquila y discreta, diversos agentes políticos y sociales vascos pudieron compartir tanto con personalidades clave en el proceso de paz en Colombia como con otras personalidades internacionales expertas en resolución de conflictos. Al finalizar el Encuentro se hizo público el Manifiesto de apoyo que puedes leer a continuación:

La paz de Colombia es al tiempo un objetivo grandioso y un complejo desafío, tanto de las colombianas y los colombianos, como de la comunidad internacional. Estamos convencidos/as que los avances en La Habana entre el Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos y las FARC-EP son altamente significativos y desembocan en una etapa crucial, no sólo al hablarse del fin del conflicto, sino al requerirse para su superación la presencia y desarrollo de un proceso de paz al que se integre el Ejército de Liberación Nacional, ELN, lo cual ya es un hecho trascendental y decisivo.

Hemos visto que se han afirmado sin precedentes, no sólo la escucha y consideración solemne a delegaciones de víctimas del conflicto que han expuesto sus testimonios y solicitudes a las partes, sino el compromiso de éstas de asumir frente a ellas, el país y el mundo, valores éticos referentes a la defensa del proceso de paz, así como la búsqueda de una justicia de transición que ofrezca los máximos posibles de verdad y reparación, y perentorias medidas de no repetición. Saludamos en ese sentido la disposición de las partes a no ceder ante la impunidad, a admitir responsabilidades políticas y jurídicas, para el necesario cambio en reformas institucionales que aseguren el cumplimiento de la palabra dada.

Desde el País Vasco, queremos hacer llegar el apoyo de la comunidad internacional al proceso de paz en Colombia. A quienes contribuyen al mantenimiento de esfuerzos para que las conversaciones de paz sean irreversibles asegurando así una solución definitiva y sostenible basada en transformaciones importantes, que exige y merece el pueblo colombiano para la construcción de la paz basada en la justicia. Desde la comunidad internacional, estimamos necesario respaldar públicamente el proceso de paz una vez más, saludar el que se inicia entre el ELN y el Gobierno colombiano, y hacer un llamado vehemente a fin de hacer indisoluble esta voluntad, junto a la defensa de los derechos humanos de todos y todas. 

Sabemos que destacados/as líderes e iniciativas que promueven no sólo el proceso de paz sino los derechos humanos y la justicia, sufren amenazas y su vida y trabajo corre peligro. Esperamos que las partes que dialogan busquen mecanismos de cese el fuego bilateral, humanización o desescalamiento del conflicto con verificación internacional, y que estando comprometidas con la paz ante su país y el mundo, no permitan que ningún hecho enturbie o ponga en cuestión este esperanzador proceso.

Donostia, 28 de noviembre de 2014

Fuente: Haritu, revista de Lokarri