miércoles, 22 de octubre de 2014

FUNES PODRÍA SER SANCIONADO POR UN ENCIERRO CON BÚFALOS Y BISONTES

Al Ayuntamiento de Funes le crecen los enanos y es que el Gobierno de Navarra ha abierto un expediente administrativo para analizar si el encierro con animales exóticos celebrado el pasado 11 de agosto durante las fiestas patronales es motivo de sanción o no.

Por primera vez, y como una de las principales novedades de la agenda festiva, el Consistorio introdujo esta actividad con el objetivo de que los vecinos disfrutaran de los búfalos, bisontes, watusis y bovinos de razas Highland y Cachena.

El evento, que contó con la participación de decenas de personas, también tuvo críticas y de hecho, el Defensor del Pueblo recibió una queja por la falta de medidas para evitar el acceso de menores al recorrido del encierro.

En este sentido, y a criterio de esta institución, el espectáculo se celebró “en contra de la ley” puesto que, continúa el informe que han remitido al Consistorio, “el festejo se presenta como una exhibición de animales exóticos pero el elemento más característico no es la muestra de los animales y su contemplación por parte de los asistentes, es decir, lo que sería una exhibición, sino la participación popular en un festejo de estética taurina, en un encierro celebrado con tales animales”.

Por su parte, el Ayuntamiento se defiende alegando que la actividad fue autorizada por el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local después de realizar las comprobaciones pertinentes. Sin embargo, el comunicado elaborado por el Ejecutivo tras la notificación del Defensor del Pueblo destaca varias infracciones.

En este caso informan de que los animales no dispusieron de espacio y condiciones de contención adecuadas para evitar accidentes y que la distancia entre las zonas de paseo de las personas y los animales no era lo suficientemente amplia.

Por su parte, el Defensor del Pueblo le recuerda al Ayuntamiento “el deber legal de no utilizar animales en festejos populares salvo las excepciones estipuladas”, e insiste en que en el expediente de autorización firmado por el Gobierno foral, “ya existían elementos que llevaban a dudar de la naturaleza exhibitoria del evento”.

Diario de Noticias