martes, 14 de octubre de 2014

EL PSN APOYA EXTENDER EL MODELO D SI SE FIJA UN MÍMINO DE MATRÍCULAS

La Ejecutiva socialista respaldó ayer modificar la Ley Foral del Vascuence para llevar la enseñanza pública en euskera a las localidades donde haya demanda. Ahora bien, el PSN condiciona su apoyo a la existencia de un mínimo de escolares que soliciten estudiar el modelo D, pero no concretó cuántos.

“Queremos afinar en la redacción definitiva de la propuesta el término demanda, queremos acotar esta cuestión y fijar un número de alumnos mínimo”, aseguró ayer el portavoz del PSN en la comisión de Educación, Pedro Rascón. Su intención es cerrar hoy mismo la redacción definitiva de la propuesta para poder presentarla al resto de grupos parlamentarios y trabajar para lograr un acuerdo de mínimos.

El primer titular que dejó ayer la reunión es que la Ejecutiva socialista está dispuesta a modificar la ley del euskera. Pero pone condiciones y ahora habrá que ver si el resto de grupos las aceptan. “Vamos a dar el ok a cambiar la norma aunque insistimos en que no sería necesario ya que la ley no prohibe ofertar el modelo D en la zona no vascófona. Pero como el Gobierno no hace un uso razonable de esa permisividad pensamos que hay que modificarla. Eso sí queremos acotar el término demanda”, aseguró Rascón, que reconoció que ahora deben dilucidar ese mínimo que quieren exigir. “Esta noche o mañana mismo (por hoy) voy a sentarme a redactar una propuesta. Quiero ver si encuentro una fórmula neutra y también hay que analizar el aspecto jurídico”, añadió el socialista, que reconoció que en la actualidad no existe un número de alumnos mínimo, tampoco de castellano, para abrir una línea. “Hay algo regulado en el caso de las escuelas rurales, para no cerrar colegios, pero tampoco está muy claro”, remarcó Rascón.

Asimismo, el portavoz del PSN en la comisión de Educación aseguró que “durante el debate hemos observado alguna laguna en el sentido inverso, con el castellano en la zona vascófona”, una cuestión que también les gustaría afinar. Con estas premisas, los socialistas redactarán una nueva propuesta, que mantendrá el espíritu de la iniciativa impulsada por Izquierda-Ezkerra de llevar el modelo D a cualquier localidad navarra donde haya demanda, pero incorporando sus condiciones. “Quiero hacerlo inmediatamente, mañana mismo (por hoy) para poder presentarla cuanto antes al resto de grupos parlamentarios”, afirmó Rascón.

Así las cosas, si el resto de partidos aceptan acotar el tema de la demanda y se logra un consenso de mínimos, la Ley Foral del Vascuence podría vivir pronto la segunda modificación en sus 28 años de historia.

María Olazaran y Patxi Cascante, en Diario de Noticias