lunes, 6 de octubre de 2014

COSPEDAL Y SU SALVAJE Y CACIQUIL LEY DE CAZA

Doña Cospedal ha vuelto a hacerla. Castilla La Mancha, la comunidad que preside y presidirá consumado su pucherazo electoral, ha aprobado una nueva ley de caza. Sin consenso y por sorpresa. No contestando siquiera las alegaciones de los pocos que se enteraron.

Se permite matar perros y gatos y lancear animales. Cuando estamos abochornados por el salvajismo de algunas fiestas populares españolas que torturan animales, totalmente anacrónicas, va Dolores Cospedal y lo promociona por ley. Ampliándola a gatos y perros. Que yo sepa el maltrato animal está penado por otra ley nacional, pero esto va poco con las señoras del PP, visto lo visto.  Lo máximo que sucedería, tras largo proceso, sería que derogaran la ley, ni siquiera la inculparían a ella.

El uso público de los montes castellano-manchegos pasa a ser la caza y de hecho se castiga al que moleste en su práctica. La ley –cuenta eldiario.es también- permite además cerrar caminos, la caza con trampas, el cambio de modelo de la caza con más intensidad y comercial en cotos más cerrados y vallados. La escopeta nacional, corregida y aumentada, legislada.

Son numerosas las protestas. Se han sumado ya 35.000 firmas dentro de la campaña iniciada por Ecologistas en Acción para derogar el anteproyecto. Pero esta gente juega en otra división y otro deporte. Nos devuelven al franquismo a la fuerza. A la desigualdad, a la crueldad, al todo vale si lo quieren los señoritos. Hay gente a la que han convencido de que con su mayoría absoluta lo pueden todo. Lo intentan, pero no es así, hay normas, derechos que no se pueden transgredir.  

Rosa María Artal, en El Periscopio