miércoles, 29 de octubre de 2014

1.100 PROPIETARIOS SON LLAMADOS A VOTAR EL FUTURO DEL POLÉMICO REGADÍO DE LERÍN

Casi un año ha pasado desde que en noviembre de 2013, los técnicos de Intia fueran a Lerín a exponer a los propietarios del regadío tradicional la inclusión de sus terrenos en el proyecto de ampliación de la primera fase del Canal de Navarra. Aquel día, muchos de los propietarios ya mostraron su rotundo rechazo al cambio y ahora, después de doce meses de polémica, votarán si desean esta inclusión o no. La cita es el domingo.

Por este motivo, la Plataforma en defensa del regadío tradicional convocó a una asamblea a sus vecinos para explicar sus argumentos y solucionar las dudas. De esta forma, detallaron los costes que tendrá el proyecto. “Incluir el regadío tradicional, que son 674 hectáreas, supone un coste de 3,5 millones de euros. Este proyecto nos puede arruinar”, advierten de la Plataforma.

Este colectivo, al que apoyan 850 firmas, defiende que “no se privatice el agua” y es que actualmente los propietarios tienen una concesión del río Ega que sería sustituida por el Canal de Navarra. “Esto supondría cargar con grandes gastos e hipotecas que afectarían a los propietarios de tierras de regadío”, explican y recuerdan que “la mayor parte de los propietarios son personas mayores”.

Igualmente rechazan “la pérdida de la estructura e infraestructura del regadío tradicional de Lerín por su valor histórico, de cultura medioambiental y de forma de vida” y destacan que “la mayoría de los agricultores tienen ya su terreno preparado para el uso y disfrute del mismo con un sistema de regadío propio, conocido, bien estructurado y económico”. Además advierten de que “el riego del Canal aumentaría la utilización de agroquímicos que contaminarían las tierras y finalmente terminarían contaminando el río Ega”, explican.

CONCENTRACIÓN La plataforma ha convocado a una concentración el próximo sábado a las 13.00 horas en los bajos del ayuntamiento. Con el lema Yo voto no, pedirán también la abstención del Ayuntamiento.

Precisamente el voto del Consistorio es otro aspecto polémico y es que al Ayuntamiento le corresponden 15 votos por las 40 robadas que tiene. Mañana a las 8.30 horas se celebrará un pleno en el que el equipo de gobierno de UPN lleva una propuesta en favor del sí y lo que salga será el voto definitivo.

El alcalde, Marcelino Azcoiti, explica por qué cree que debe salir adelante el proyecto. “Es una oportunidad, la única y la última para el futuro de Lerín. Así lo veo. Si no se hace, dentro de pocos años, unos 5 o 6, Lerín tendrá una población envejecida”, indica. Azcoiti también explica que otras localidades piden entrar en el Canal y destaca que el proyecto incluirá una concentración parcelaria “gratuita que puede atraer a industrias agroalimentarias”. Además, defiende la rentabilidad del proyecto para los propietarios y también para el propio Consistorio. “Si la inversión que tiene que hacer el Ayuntamiento son 600.000 euros, pero nos subvencionan 450.000 euros, son 150.000 euros. Ahora por el secano recibimos entre 6.000 y 8.000 euros al año y si fuera regadío serían 40.000. Amortizaremos rápido la inversión y generaremos riqueza”.

LA CONSULTA

¿Cuándo? Será este domingo en el aula de música. Se abrirán las urnas de 9.00 a 20.00 horas.

¿Qué pregunta? “¿Desea la concentración y modernización del regadío tradicional de Lerín con agua del Canal de Navarra?”

¿Quién vota? Los 1.100 propietarios de regadío tradicional de Lerín. El voto es ponderado con relación a la extensión de terreno de cada propietario. El número total de hectáreas de regadío tradicional que se incluyen en el proyecto son 674.

¿Cómo se valora? Los estatutos de la Junta de Regantes exigen que para que haya una modificación sustancial en la misma esta debe ser aprobada por el 75,1% de los votos. Es decir, para que gane el sí al Canal de Navarra debe haber un 75,1% de los votos a favor. Para que gane el no, basta con el 25,1%. No obstante, desde la Plataforma contraria al cambio se anima a votar a todas las personas, ya que desean superar ese porcentaje para “que la opinión quede más clara”.

¿Es vinculante? Esta es la gran pregunta. Al parecer, el Gobierno podría estar dispuesto a no continuar con el proyecto si Lerín no lo quiere, pero como explica el alcalde Azcoiti, a día de ayer se desconocía si por ley la consulta es vinculante.