viernes, 30 de enero de 2015

ARDIARANA SE INSTALARÁ EN PERALTA, CREANDO 12 PUESTOS DE TRABAJO

El polígono ganadero de Peralta ampliará en los próximos meses su actividad gracias a la instalación de la empresa Ardiarana SL, una firma que pretende construir en el futuro una quesería para elaborar este producto de forma artesana y que, en principio, contratará a doce personas.

Esta empresa se asentará en una superficie comunal de unos 114.162 metros cuadrados, por lo que el Pleno del Ayuntamiento aprobó ayer la desafectación para la cesión de este espacio.

Tal y como informaron, la empresa que desea crear una explotación de ganado ovino para leche, construirá tres naves de 3.432 metros cuadrados cada una. Además, levantará una sala de ordeño de 800 metros cuadrados y una zona de alimentación para los animales de 2.000 metros cuadrados con cubierto de 400 metros cuadrados.

Este año, informaba la alcaldesa de Peralta, Mª José Vidorreta, hay que hacer la partición del comunal por lo que la firma no podrá comenzar a construir allí hasta junio o julio.

Sin embargo, Ardiarana quiere traer los cerca de 4.500 corderos a la localidad ribera desde Francia en las próximas dos semanas. Por lo que, tal y como comunicó ayer Vidorreta en la sesión plenaria extraordinaria, la firma dejará su ganado en un local de forma provisional.

Se trata de un corral en desuso que hay en otro polígono de la población y que en su día albergó ovejas por lo que está acondicionado a la perfección. Los concejales de los partidos de la oposición, tras conocer los detalles, aceptaron esta solución temporal.

Hay muchos municipios interesados en acoger a esta empresa y que hayan optado por Peralta es una grandísima noticia”, comentaba la alcaldesa ribera.

El tiempo de cesión del comunal será hasta el año 2065 y el titular de la cesión “deberá abonar al Consistorio la cantidad de 1.143,63 euros al año, o lo que es lo mismo, 9 euros por robada. Dicha cantidad se verá incrementada anualmente en el IPC aprobado por el organismo oficial competente de Navarra”, tal y como leyó el edil Javier Busto.

Además, insistieron ayer, “el titular deberá destinar dicha parcela cedida a la actividad de explotación ganadera de ovino de leche durante todo el plazo de duración de la cesión y las instalaciones y construcciones deberán estar relacionadas directamente con el fin previsto. El cambio de actividad será causa de extinción de la cesión”.

Diario de Noticias