lunes, 27 de abril de 2015

"FUNES SIN BASURAS" CONVOCA MANIFESTACIÓN PARA EL 10 DE MAYO

Más de 200 personas se dan cita en la Asamblea Informativa de Funes Sin Basuras. La cita sirvió para que los vecinos del municipio (y algunos de otros pueblos de la zona como Peralta o Azagra) conocieran las últimas novedades relativas a la situación de la planta IB Reciclaje una vez que el pleno del Ayuntamiento de Funes acordara por unanimidad “incoar el Expediente de Reversión de las parcelas comunales desafectadas”- cedidas en su día a la empresa- en la sesión celebrada el pasado 16 de abril. Esto supone retomar por parte del Consistorio la vía judicial, tras meses de negociaciones, y una vez agotados los plazos legales del último expediente aprobado en el mes de julio también por unanimidad.
El consistorio funesino tomó esta decisión tras conocer los datos de la planta (facilitados por el Gobierno de Navarra), relativos al último semestre de 2014, que vuelven a poner de manifiesto que la panta “sobrepasa ampliamente su capacidad de gestión, procesando 48.119,9 toneladas de residuos, frente a las 30.000 anuales para las que está autorizada”, según el informe del arquitecto municipal presentado en el pleno.

Asimismo, la Plataforma y el Ayuntamiento han tenido conocimiento de la solicitud, por parte de IB Reciclaje, de la Autorización Ambiental Integrada publicada en el BON el 25 de febrero. Este expediente, requerido por el Gobierno de Navarra a todos los gestores autorizados de residuos, conlleva la ampliación de la capacidad anual de transformación de la planta, que se estima en 150.000 toneladas anuales. En la documentación presentada, la empresa también incluye los 50 códigos LER (tipos diferentes de residuos) que tiene intención de procesar y para cuyo tratamiento ya cuenta con la autorización del Departamento de Medio Ambiente. Por todo ello, el Consistorio y la Plataforma presentarán una serie de alegaciones dirigidas a tratar de paralizar dicho expediente y los integrantes de Funes Sin Basuras solicitaron la colaboración ciudadana, mediante sus firmas. Asimismo, convocarán manifestación para el próximo domingo, 10 de mayo con el objetivo de volver a “denunciar la situación en que se encuentra la planta, los malos olores que sufrimos los vecinos y los riesgos medioambientales”. La entidad tiene previsto estar presente en las reuniones para la configuración del nuevo Plan de Gestión de Residuos de Navarra (PIGRN), cuya primera reunión tendrá lugar el 30 de abril.

La Voz de la Merindad