miércoles, 9 de julio de 2014

LA RUTA DEL RENACIMIENTO EN LA ZONA MEDIA NAVARRA

“Sensibilizar, comunicar y difundir el arte civil y religioso más sobresaliente; así como contribuir a la conservación de estos hitos patrimoniales”. Estos son algunos de los objetivos que persigue la recién creada Ruta del Renacimiento, una iniciativa impulsada por los ayuntamientos de Tafalla, Larraga, Lerín , Mendigorría y Miranda de Arga con la idea de “responder a una inquietud compartida” y de paso “contribuir al mayor conocimiento, reconocimiento, conservación y valorización del patrimonio histórico renacentista”.

“La elección de este denominador común”, según explican Igor Cacho (edil de Larraga) o Juan José Virto, entre otros, en el folleto informativo de esta ruta , está directamente relacionada con “la relevancia de los recursos patrimoniales de los cinco municipios” por lo que “la creación de una ruta que los aglutine facilita que tanto la población local como los visitantes descubran estas joyas destacadas en la comarca”. Y es que durante el siglo XVI en la Zona Media se construyeron algunos de los monumentos más importantes del Renacimiento Navarro.

En Tafalla, por ejemplo, se puede visitar en la iglesia de Santa María el retablo de Juan de Anchieta o el dedicado a La Asunción en San Pedro, que tiene la firma del pintor flamenco Ronald de Mois, aunque también existen dos obras civiles destacadas tales como el Palacio de los Mencos y los Mariscales (construidos entre los siglos XVI y XVII). Mendigorría, por su parte, aporta a la ruta el retablo mayor de la parroquia de San Pedro; Larraga, la iglesia de San Miguel Arcángel (de origen medieval pero ampliada en el siglo XVI); Lerín, la iglesia de la Asunción (ampliada en el siglo XVI por Juan de Orbara a la que se sumó un retablo de Diego de Camporredondo); y Miranda de Arga, la casa familiar de Bartolomé de Carranza, un dominico propuesto por el rey Felipe II, en 1558, para ejercer de arzobispo de Toledo pero que fue acusado de herejía y encarcelado por la Inquisición 17 años. La Ruta del Renacimiento incluye también visitas a los órganos de Lerín, Tafalla (Santa María) y Larraga.

Para completar la oferta, de julio a febrero del año próximo se llevarán a cabo diferentes actividades como un concurso fotográfico, se programarán visitas guiadas para colectivos locales, ciclos de conferencias o conciertos. La gastronomía tendrá, asimismo, un capítulo aparte .

“La idea es sensibilizar a la gente y dar conocer a nivel local y autonómico el patrimonio histórico-artístico de los cinco municipios para que en 2015 la ruta se pueda impulsar desde su vertiente turística al público en general” explica al respecto Igor Cacho, uno de los promotores de esta iniciativa. Apoyos, desde luego, no les van a faltar para que la aventura culmine en éxito, porque cuentan con la colaboración del departamento de Turismo del Gobierno de Navarra, del Consorcio de Desarrollo de la Zona Media, del arzobispado de Pamplona y Tudela, la Cátedra de Patrimonio y Arte Navarro, el Palacio de los Mencos, el Festival Internacional de Música de Mendigorría y la Asociación Musical Diego Gómez.

La Voz de la Merindad