sábado, 30 de agosto de 2014

PODEMOS PREPARA UN PROTOCOLO QUE DISOLVERÁ CÍRCULOS QUE GENEREN PROBLEMAS

Podemos ha logrado en unos meses que más de 100.000 personas se inscriban en la formación y que los círculos superen ya los 800 tanto dentro como fuera del país. Un crecimiento que, precisamente por su rapidez, ha generado algunos problemas, desde escisiones y duplicidades en algunas localidades hasta decisiones que contradicen la estrategia de la formación.
Por eso, el grupo de trabajo que prepara la Asamblea Ciudadana de Podemos, prevista para octubre, ha elaborado un “protocolo de validación de los círculos”, en el que se contemplan unas normas comunes por las que se regirán las asambleas locales y sectoriales de la formación. El documento, de apenas tres páginas, es un borrador que tendrá que ser debatido y aprobado en el encuentro de otoño.
El texto detalla que un órgano, al que se denomina de forma provisional “Comisión de Garantías”, elaborará un reglamento a partir del protocolo publicado esta semana, que “podrá comportar la disolución forzosa de un círculo en casos de incumplimientos muy graves del mismo”. En este caso, el patrimonio de dicho círculo “pasará a formar parte del patrimonio del órgano territorial inmediatamente superior”.
Las duplicidades se eliminarán: “No puede existir más de un círculo Podemos en un mismo ámbito territorial”, establece. También se evitarán situaciones como las generadas por el círculo de Torremolinos, que decidió en asamblea presentarse a las próximas elecciones municipales, pese a que Podemos aún no ha definido una postura sobre lo que hará en los comicios, ya que el texto establece que las asambleas sólo podrán tomar decisiones que “no contravengan y sean coherentes con la política general de la organización”.
El equipo de trabajo que prepara la asamblea lleva un tiempo elaborando este protocolo, que incluye cuestiones técnicas como, por ejemplo, la obligatoriedad de publicar las cuentas de cada uno de los círculos. Sergio Pascual, miembro del comité estatal de extensión de Podemos y uno de los que ha trabajado en el texto, explica que se ha hecho “imprescindible” diseñar este borrador, que ha ido tomando forma a raíz de la experiencia de estos meses.
“Todos los compañeros son conscientes de que en la Asamblea Ciudadana nos vamos a dotar entre todos de unas normas básicas. Ahora, vivimos en una situación de provisionalidad, muchos se han autoorganizado de la manera que entendían más eficaz para su trabajo diario y es normal que surjan problemas, estamos en proceso de consolidación”, argumenta Pascual.
También hay que preparar el terreno para las próximas elecciones municipales. “En algunas ciudades han surgido varios círculos pero tienen un recorrido bastante corto, ya que están condenados a entenderse en el encuentro de otoño”, afirma. En el texto también se habla de órganos que aún no están definidos, como la Comisión de Garantías o los Consejos Ciudadanos, que serán, si así se aprueba, los encargados del arbitraje y la evaluación del funcionamiento de los círculos.
Podemos