jueves, 7 de agosto de 2014

GABRIEL SOLA, EL RONDALLISTA DE UJUÉ

Cuenta la leyenda cómo una paloma entraba y salía del agujero de una peña. Un zagal que pastoreaba, movido por la curiosidad, se acercó con la intención de espantarla. Al comprobar cómo la paloma seguía con su aleteo insistente se acercó y contempló una bella imagen románica de la Virgen. Sobrecogido por el impacto de la aparición de la efigie mariana avisó a la población donde hoy se encuentra la ermita de la Blanca y todo el pueblo cambió de lugar. Así nació la villa de Ujué. La Virgen dio nombre a ese pueblo de la Navarra Media. (uxue en euskera significa paloma). Y junto a la Virgen de Ujué serán depositadas las cenizas de Gabriel Sola Valencia fallecido el pasado lunes a la edad de 73 años. Había superado con éxito una operación de corazón de ocho horas de quirófano y en su primera noche de verano en Ujué una parada cardíaca certificó su defunción. Con razón el infarto es la principal cusa de muerte en todo el mundo.

Gabriel, hijo de Alejandro y Gregoria, casado con Pili Sara, padre de tres hijos (Txema, Mª Pilar y Alejandro) y abuelo de siete nietos (Uxue, Amaia, Aitor, Ismael, Unai, Haizea y Luis) era  la piedra angular de la familia.

En carta de Freud a su amigo Fliess en 1896, tras cotejar cientos de historias clínicas,  le confesaba: ”La muerte del padre constituye el acontecimiento más fundamental que puede ocurrir en la vida de una persona, sea hombre o mujer”.

Y es que todo ocurrió en momentos. De verlo feliz, recién llegado a pasar el verano en su querido pueblo a verlo  en una caja  fúnebre.

Tuve ocasión de tomar un café con toda la familia mientras lo preparaban en el tanatorio. Su esposa Pili me preguntaba: “¿Y ahora qué hago sola en Burlada tras 47 años juntos? Gabriel era introvertido pero cuando cogía confianza se soltaba y aunque tenia mucho aguante, tambien sabía sacar su genio”. Mientras llegaba Txema, de vacaciones en las playas de Castellón, Alejandro, muy afectado y casi sin quererlo fue perfilando la figura de su padre: “Era un gran maestro pero con poca paciencia...Un buen padre pero mal hortelano. Era muy familiar, muy querido por todos. Por las muchas horas que pasaba delante del ordenador, éste se habrá quedado muy triste...”.

La hija Mª Pilar resaltaba: “Era muy casero, muy querido por los nietos”. Y salió a colación el momento cuando en el Gayarre , Aitor, con 5 años,  en una Concentración de Rondallas al ver a Gabriel sobre el escenario gritó: ”¡Abuelo!” que hizo reír a coro a todo el patio de butacas. El problema de Alejandro era “a ver quién iba a llevar ahora las diez robadas de viña, olivo y huerta...”

La vida de Gabriel se forjó en el crisol de los Salesianos donde adquirió una disciplina y versatilidad, que luego le sirvieron para ser un buen técnico de televisión en Ciclos Noáin y un experto electricista en Potasas hasta que cerró y con 53 años pudo acogerse a la jubilación anticipada.

Precisamente formando parte de la Escolanía del Tibidabo aprendió el método de solfeo Hilarión Eslava y como tenía muy buen oído solía hacer los dúos con muy buen gusto.

Junto con la familia, su otra pasión fue la música. Con su  bandurria formó parte de la Rondalla Yoar a las órdenes de Blas Asín.  Luego en el Conjunto Carabela con “Basiano”. Actualmente pertenecía a la Rondalla Armonía, que dirige Javier Carricas, con la que actuó por última vez en Sanfermines en el Nuevo Casino. Ahora estaba ilusionado en acudir a fiestas de Tafalla el día 18 con la Rondalla El Salvador de Félix Lus.

En la música se dejaba notar su carácter conciliador, noble, bondadoso, siempre dispuesto a hacer favores y preparar “cuchipandas” que limaran asperezas. La última fue en los fogones de la Agrupación Deportiva San Juan a total satisfacción de todos, visiblemente recuperado.

Cuando nos levantamos de la mesa tras el café, su esposa Pili susurraba: “¡quién le iba a decir que acabaría sus días en Ujué, que tanto quería...!”

Descansa en paz, querido Gabriel, junto a la paloma de tus sueños.

Ángel Inda (compañero de la Rondalla Armonía), en su blog AL ROJO VIVO