miércoles, 6 de mayo de 2015

LOS CANDIDATOS DE UPN Y PPN EN MURILLO EL FRUTO SE DENUNCIAN ENTRE SÍ POR AMENAZAS

La disputa electoral está servida en Murillo el Fruto, donde los candidatos a la alcaldía del PPN, Jesús Andalurría Larregain, y de UPN, el actual primer edil Javier Gárriz Gabari (que lleva 16 años al frente del Ayuntamiento), se han denunciado mutuamente por amenazas.
Según consta en la denuncia interpuesta el pasado 16 de abril por Andalurría, de 74 años y presidente de la asociación de jubilados local, Gárriz se personó en casa del candidato del PPN para "intentar disuadir al denunciante de su intención de presentarse en las próximas elecciones municipales".
De hecho, el popular relató a los agentes de la Guardia Civil de Carcastillo que el alcalde le preguntó: "¿No tienes que contarme nada?", a lo que él contestó "yo no, tú eres el que me ha llamado". Acto seguido, Gárriz le dijo mientras "le agarraba del pecho", según se recoge en la denuncia a la que ha tenido acceso este periódico: "Si no retiras la candidatura te voy a mandar unos sicarios para que te echen del pueblo. Como yo pierda la alcaldía por tu culpa saldrás de Murillo con los pies por delante".
Preguntado por la Guardia Civil si habían tenido algún tipo de discusión o altercado similar con anterioridad, el candidato del PPN manifestó que no, que siempre se habían llevado bien y que no tenía nada en contra del alcalde, "todo lo contrario", subrayó. Tanto es así que dos meses antes el propio Gárriz le habría propuesto participar en su candidatura, lo que Andalurría aceptó. Posteriormente, sin embargo, "le dijo que no lo iba a llevar en su lista". Entonces el denunciante fue a Pamplona "y se dio de baja en UPN, partido al que pertenecían ambos, y posteriormente se dio de alta en el PP de Navarra, partido por el cual tiene intención de presentarse a las próximas elecciones municipales", se explica en la denuncia.
"No me esperaba esa reacción, la verdad. Me dejó alucinado. Al principio no quería denunciarle, pero ahora no pienso quitarla, voy a seguir hasta el final", advierte el candidato popular, natural de Villabona (Gipuzkoa) pero que lleva 11 años residiendo en Murillo el Fruto. "Siempre he pertenecido al PP, pero al venir a Navarra me afilié a UPN porque antes iban en coalición. Hace cuatro años quise ir en la lista de UPN, pero no pudo ser y este año Gárriz me dijo que me iba a poner de relleno. Luego cambió de opinión y me propuso ir en el tercer o cuarto puesto. Al final he preferido retirarme de la lista, a pesar de ser afiliado, y mantener a varios independientes. Al no estar de acuerdo, decidí presentar mi propia candidatura por el PPN", indica.
El alcalde, por su parte, desvela que también ha denunciado al candidato del PPN porque durante la discusión que, según parece, mantuvieron ambos, el jubilado le amenazó con "escacharme la cabeza". Niega rotundamente haber hablado de sicarios, "porque no entra dentro de mi vocabulario" y aclara que Andalurría no iba a ir en la candidatura regionalista. "Le dije que si me hacía falta le metería en la lista, pero la cosa se quedó ahí".

Admite, no obstante, que apuntándolo con el dedo le amenazó "administrativamente" con recurrir a la Agencia Tributaria para cobrar una deuda que al parecer el candidato del PPN habría contraído con el Consistorio a raíz de haber regentado las piscinas de la localidad.

Además de Gárriz y Andalurría, opta también a la alcaldía de Murillo el Fruto un tercer candidato: Juan Carlos Gabari, de Agrupación Independiente Murillo (AIM). En las pasadas elecciones municipales UPM (UPN en la práctica) obtuvo cuatro concejales y AIC, tres.
Diario de Noticias