domingo, 10 de mayo de 2015

LA ASOCIACIÓN DE CONSUMIDORES IRACHE ADVIERTE DEL GRAVE DETERIORO DE LA SALUD PÚBLICA EN NAVARRA

El 73% de los navarros cree que la sanidad ha empeorado en los últimos años, según revela una encuesta de la Asociación de Consumidores de Navarra Irache. Sólo el 6% considera que el servicio ha mejorado y un 19% opina que sigue igual. 
Si la evolución se circunscribe sólo al último año, los que consideran que ha empeorado suponen el 60% del total, un 32% piensa que sigue igual y un 6% ha percibido mejoras.
Por edades, los mayores y los más jóvenes dan una mejor valoración a la sanidad -6,6 y 6,7 respectivamente- que las personas de mediana edad, entre 30 y 65 años -entre 6,2 y 6,4-. Por sexos, las mujeres creen en mayor medida que los hombres que la sanidad ha empeorado en los últimos años -77% frente a 69%-.

En cuanto a la valoración actual, la sanidad pública obtiene una puntuación de un 6,4 sobre diez puntos por parte de la ciudadanía. En concreto, un 13% le dan un sobresaliente, un 40% un notable, un 13% un aprobado y un 16% la suspenden. La puntuación media ha ido bajando progresivamente desde el 2011, cuando obtenía un 7,8.
La encuesta se realizó por la empresa Cíes en febrero, consiste en 404 entrevistas sobre un universo de 525.487 residentes en Navarra mayores de 18 años y ofrece un nivel de confianza del 95%.

El principal aspecto a mejorar en la sanidad, con diferencia, es reducir las listas de espera -71%-. El 96% lo consideran un problema grave o muy grave. Entre las posibles opciones para solucionarlo, la más valorada es incrementar los recursos económicos -64%-, seguido de reducir trámites y burocracia en la Administración -36%-, concienciar a los ciudadanos para que hagan un uso correcto de los servicios sanitarios -34%-, fomentar buenos hábitos de salud para reducir la incidencia de enfermedades -18%- y mejorar la tecnología para tener mayor comunicación con los profesionales sanitarios -14%-.
Tras las listas de espera, la siguiente cuestión a solucionar para los encuestados sería la falta de médicos, según indica un 44% de los encuestados. En tercer lugar, está la comida servida en los hospitales -27%- y en cuarto, el servicio de urgencias -25%.
Las siguientes cuestiones que debían mejorarse son dar más información al paciente -19%-, el servicio en hospitales -17%-, la calidad y atención en los centros de salud -15%-, que haya más habitaciones individuales -15%-, la atención y preparación de médicos y enfermeras -13%-,el servicio de salud mental -8%- y los problemas con los pediatras -7%-.

Las listas de espera son la principal mejora a realizar para todas las edades y tanto en hombres como mujeres. Los de entre 30 y 65 años se muestran más críticos en la mayor parte de los aspectos, como urgencias, la atención en los centros de salud, las habitaciones individuales o la atención de los profesionales, por ejemplo. Los mayores y los más jóvenes se muestran algo más indulgentes, si bien muestran más preocupación por la falta de médicos.

Dado que la salud es un derecho básico y universal, Irache entiende que la Administración debe esforzarse al máximo para mejorar la calidad de esta atención. Uno de los criterios de calidad es, sin duda, la agilidad en la atención al paciente. 
Por ello, la Administración debe centrar buena parte de sus esfuerzos en buscar fórmulas para reducir al mínimo indispensable las listas de espera. Sólo si se trabaja en ello se conseguirá que el sistema sanitario navarro siga siendo una referencia de calidad asistencial. Para ello será necesario contar con la colaboración de profesionales sanitarios, centros colaboradores y consumidores.

consumidoresirache.com