martes, 25 de agosto de 2015

LA CHULA POTRA SOBRE LAS PRIORIDADES DE ASIRON

Dicen antitaurinos que Asirón es incoherente con este tema. Yo creo que ahora mismo este no es el tema que debe encarar precisamente el ayuntamiento del cambio. Estamos hablando de política de la máxima importancia, y se deben escoger bien los objetivos, y a día de hoy y quizás en los primeros cuatro años de mandato, se deben atender temas que nos unan, no que nos separan. Y este tema podía crear una brecha social aquí y ahora que no iba a favorecer al importante proceso de construcción democrática que se inicia ahora. Yo odiaba la administración de derechas que se dedicaba, una y otra vez, a saciar sus propios deseos con dinero público. Guardando las distancias, los grupos que formamos la izquierda también tenemos que tener cuidado con nuestros deseos, por muy legítimos que sean, porque igual debemos aparcarlos por otros mucho más generales, que si saciamos, fortalecerán el proceso y nos ayudaran, más adelante, a conseguir otros más complicados. Y si algún grupo quiere un cambio, debe trabajar muy en serio y con una actitud constructiva y encarnándose en la comunidad, e iniciar un proceso serio y tan largo como complicada sea la solución, y en este tema la solución es complicada porque los intereses son muchos. Y también puede que a Asirón le hiciera ilusión que las peñas le quisieran, el 7 de julio a las 6 de la tarde en la plaza. Y eso es muy humano. Es fácil criticar, sobre todo porque es lo único que nos han dejado hasta este mayo. Pero ahora las puertas del ayuntamiento se han abierto, y la cosa se democratiza pero se complica. Ya no estamos en el mundo de buenos y malos en el que solo quedaba el sabotaje y la desobediencia, ahora estamos en el mundo de la ciudadanía responsable que construye su propia realidad. Y esto es mucho trabajo, más que escribir algo contra alguien. Los toros necesitan de gente que se moje por ellos, y la ciudad necesita tiempo para saber que hacer con los toros. Y Asirón estará ahí, porque dijo que quería ser el alcalde de todos, y yo creo firmemente, porque creo que es un romántico, que lo intentará. Y que en esto, mostrara una delicada y firme coherencia. Estoy harta de escuchar criticas que no nos llevaban a ningún lado, y me gustaría que cambiara este aspecto de nuestra pobre cultura política ibérica.
La Chula Potra, en su página de Facebook