sábado, 14 de noviembre de 2015

RABIETA Y PATALETA DEL ALCALDE DE FUSTIÑANA

No sabemos si todas y todos de UPN tendrán el mismo grado de aceptación en cuanto a la pérdida del Gobierno y Parlamento navarros por parte de UPN, pero la postura de Juan Antonio Sola Pradilla, alcalde de Fustiñana, es de rabieta de niño pequeño. 

En junio se constituyeron los nuevos ayuntamientos salidos de las elecciones de mayo. En Fustiñana las fiestas de verano son del 5 al 11 de agosto y desde hace 23 años que lleva como alcalde, todos los años ha invitado oficialmente a personas del Gobierno y Parlamento de Navarra, eso si eran de UPN. Por Fustiñana han pasado para fiestas a la hora del cohete, comidas y cenas pagadas por toda vecindad, personas como Miguel Sanz, Yolanda Barcina, Antonio Catalán, Rafael Gurrea, etc., todos ellos y ella, ya lo sabemos, de «intachable currículum». 

Como ya se sabe también, hubo elecciones autonómicas y mira por dónde, en Navarra, se dio un cambio tal, que el Gobierno y Parlamento están compuestos por grupos y personas que nada tienen que ver con UPN y como estaban tan acostumbrados a ganar, no encuentran la forma de aceptar que han perdido y como antes decían que el Gobierno y el Parlamento eran la representación de todas y todos los navarros, ahora deberían pensar y defender lo mismo, pero aquí es donde el alcalde de Fustiñana no se porta como antaño, pues no hubo invitación oficial para agosto. 

No hubo tampoco ni invitación ni presencia oficial el día 11 de octubre en la concentración de Paloteados de la Ribera aquí en Fustiñana, aunque sí estuvieron presentes el Presidente de la Federación de Dantzas de Navarra, el Presidente de la Federación de Dantzaris de Euskal Herria e invitada por la federación navarra, Dori López, jefa de Acción Cultural del Gobierno de Navarra, cargo que ya ostentaba con UPN, que preguntó por el alcalde para saludarlo, pero fue imposible porque el alcalde estuvo «desaparecido». Tampoco hubo representación oficial del ayuntamiento, aunque no se sintieron solos en ningún momento, pues la asistencia y apoyo fue masivo en todo momento. 

Ahora llegan las fiestas de noviembre, del 14 al 17, fiestas totalmente distintas a lo que se está acostumbrado por esta zona, son interesantes de ver y de participar en ellas. 
La Agrupación Fustiñana de Izquierdas, previendo lo que podría ocurrir, a través de nuestro concejal en el ayuntamiento estuvo con el alcalde y le preguntó si iba a cursar invitación oficial al Gobierno y Parlamento de Navarra para contar con su presencia en estas fiestas como ha hecho hasta ahora. La respuesta fue tajante, «ni hablar, yo no invito a esa gente que buenos puyazos nos están metiendo, menuda puya». El concejal le advirtió de que si el Gobierno y Parlamento anteriores representaban a todas y todos navarros, el actual también los representa. La respuesta nuevamente, «ni hablar», entonces el concejal de AFI le planteó si él como alcalde representa a todo Fustiñana y Antonio Sola contestó que sí. 
Nuestro concejal le adviertió de que, aunque tenga mayoría absoluta en el ayuntamiento, hay una buena parte de personas en Fustiñana que no le votaron y trasladando esta postura a la que el alcalde tiene respecto al Gobierno y Parlamento de Navarra, no puede representar a todo su pueblo. En definitiva, cuando le pregunta que si el Gobierno y Parlamento estuviera ocupado por UPN habría cursado invitación oficial, la respuesta, una mueca de sonrisa forzada. 

Total, rabieta y pataleta de niño pequeño, aunque en este caso, bastante crecido. Así se da una especie de deformación política que consiste en, yo acepto e invito al Gobierno y Parlamento de Navarra, pero si son de UPN y desprecio e ignoro al Gobierno y Parlamento de Navarra elegidos democráticamente por la mayoría de la ciudadanía, porque no son de UPN. 
Nuestra impresión y deseo al respecto de estas posturas cuasi vengativas es que, el Gobierno y Parlamento funcionen como es debido para todas y todos y que con el tiempo la mayoría de la ciudadanía navarra podamos decir que el cambio ha mejorado Navarra, sobre todo, hacia la gente más necesitada. 

Y aprovechamos para, aunque sea de manera no oficial, invitar a nuestras fiestas a todo el que quiera acercarse por aquí. 


Manuel Santacruz