domingo, 15 de noviembre de 2015

AINHOA AZNÁREZ PIDE UN PARLAMENTO "PARA LA GENTE"

“Tenemos que hacer un Parlamento para la gente, que tenga un pie en la calle y otro dentro de la cámara”, aseguró este viernes en Olite/Erriberri la presidenta del legislativo foral, Ainhoa Aznárez (Podemos), en la presentación del proyecto “Parlamento abierto” que el próximo día 23 va a desplazar al Ayuntamiento de la localidad la celebración de la sesión de la Mesa y Junta de Portavoces, una idea pionera que comienza en la ciudad del castillo y va itinerar por distintas localidades.
Acompañada por el Alcalde Andoni Lacarra (Agrupemos/Elkartu), Ainhoa Aznárez explicó en la Casa de Cultura cómo, por primera vez, los órganos de gobierno del Parlamento van a salir fuera de su sede de Pamplona/Iruña para, además de tratar su agenda, canalizar las propuestas que le presenten los ayuntamientos y los propios vecinos.
Aznárez, segundo cargo en representación institucional tras la presidenta del Gobierno Uxue Barkos, precisó que el “Parlamento abierto” descansará en  el acercamiento de la Junta de Portavoces a las distintas comarcas, la organización de debates con ciudadanos en su propia sede para que consensuen mociones temáticas, el impulso de la iniciativas populares a través de la recogida de 5.000 firmas y su defensa en el Pleno y la creación de una comisión de peticiones en la que los afectados por una problemática pueden participar en sesiones y hacer un seguimiento de evolución.
A continuación, la presidenta del Parlamento abrió un turno de preguntas entre el público que se desarrolló durante aproximadamente una hora. Una de las intervenciones más señaladas fue la Aurora Sada, de los afectados por la polémica urbanización de La Moraleja, que recordó como hace dos años la cámara foral trató el problema pero que desde entonces poco se ha avanzado. “Nadie coge el toro por los cuernos. Estamos igual”.
El Alcalde contestó a la afectada que en su reciente reunión con Uxue Barkos le pidió que priorizara este asunto, que los técnicos del Gobierno de Navarra aportaran soluciones, que el tema superaba a la administración municipal. Andoni Lacarra aseguró, rotundo, que se iba a “dejar la piel” en dar luz al problema. “Es muy difícil, pero lo vamos a intentar”, manifestó a la vez que anunció que ya tiene concertada una reunión para concretar actuaciones con el Gobierno foral. Ainhoa Aznárez sugirió a la afectada que insistiera con el problema en la comisión de peticiones del Parlamento e incluso ante la Junta de Portavoces. También se comprometió a entrevistarse personalmente con los damnificados.
En otro momento, la responsable de la cámara navarra se posicionó sobre la polémica del proyecto PAI en inglés y las oposiciones de maestros. Ainhoa Aznárez dijo que el consejero de Educación, José Luis Mendoza, tenía que haber explicado mejor la oferta de empleo público. “No ha sido hábil. Tenía que haberlo consensuado con los grupos del gobierno”, manifestó. Opinó, no obstante, que la moratoria de la implantación del PAI es “buena”, porque era necesario evaluar el programa y añadió que su grupo, Podemos, espera un informe técnico sobre la oferta que Mendoza dijo que iba a presentar.
En respuesta a otras interpelaciones, la presidenta también se comprometió a “dignificar” el lugar de la placa que en el Parlamento recuerda a los alcaldes y concejales asesinados en 1936, instalada en una escalera lateral a finales de la pasada legislatura, para recolocarla, por ejemplo, en el Atrio. Otros vecinos preguntaron sobre el mantenimiento de la estación de tren de Tafalla y las obras del TAV, la reducción del número de parlamentarios forales, el proyecto de parque eólico del Monte Encinar o el acceso de los ciudadanos a los mecanismos de control parlamentario.
El Olitense