miércoles, 29 de julio de 2015

ÁNIMO A MARÍA JOSÉ BEAUMONT

Llevo varios días escuchando una sarta de mentiras, por un lado, y unos silencios interesados por otro, en relación a nuestra futura consejera María José Beaumont. Dos son los motivos a mi entender que se dan para esta inquina contra la que va a ser consejera del Gobierno navarro del cambio.

Por un lado, se intenta como siempre poner a Bildu como el malo de la película, demostrando a las claras lo que les importa la normalización de esta tierra, como si todo lo que esta ocurriendo en Euskal Herria fuera ficción, manteniendo la misma obcecación y mensajes del todo vale contra ETA, y no dando por sentado que Bildu es la tercera fuerza en Navarra, la segunda en Iruñea, y que ha conseguido las alcaldías de las más importantes poblaciones navarras, además de hacerlo francamente bien en las que ha gestionado en esta pasada legislatura.

Por el otro, se lanza como gran patraña el hecho de que María José Beaumont fuera activista contra el pantano de Itoiz. Ya lo creo que lo fue, pero se silencia cual fue la contribución a ese activismo.

Creo que pocas veces ha habido una pelea tan intensa, tan desigual, y con tanta dignidad como la que libró principalmente el valle del Irati, junto a organismos sociales, politicos, y ecologistas de Navarra, contra la aberración de un pantano que no solo no se sostenía, sino que no se sostiene hoy en día, y en el cual ha quedado reflejado quien es quien y bajo que intereses funcionaba.

María José Beaumont fue la cabeza visible de la Coordinadora de Itoiz, pero también fue la letrada de ésta, la que jurídicamente hablando volvió locos a las administraciones navarras, del Estado español y de Europa. La  acabaron derrotando porque Itoiz era la apuesta de la banca, de las constructoras, del gran capital defendidos y amparados por los defensores de la gran Navarra, y apoyados por los mismos medios que hoy vilipendian a nuestra futura consejera.

Doy fe que María José no ha militado nunca ni en Herri Batasuna, ni en ninguna organización política de la izquierda abertzale. Manteníamos serias diferencias sobre muchos temas. Lo que nos unía era el amor y el grito desgarrado de una zona de Navarra olvidada y masacrada.

Estoy seguro de que esto que afirmo, lo saben muchos de los que estos días la están criticando, y estoy seguro que medios como ‘Diario de Navarra’ lo tienen muy claro.

Sinceramente, ¿no será que hay mucho miedo de que la que fuera abogada de la Coordinadora de Itoiz entre en el Gobierno?, ¿podrá verificar los chanchullos de los diversos gobiernos, desde el de Urralburu, pasando por Allí, por Otano, por Miguel Sanz y Yolanda Barcina?, ¿tendrán algo que esconder consejeros navarrisimos como Iribarren, Esparza, etc.?

Creo que esto es lo que realmente les duele, incluso les atormenta. Lo de la militancia de donde no se sabe que, y otras patrañas se las traen al pairo, a ellos que pensaban iban a estar siempre en el machito para poder manejar a sus anchas cualquier interés navarro, ya fuera la CAN, Itoiz, Los Arcos, el Canal de Navarra etc.

Mucho ánimo, Mª Jose, hace mucho que no nos vemos, pero sabes que pese a nuestros distintos puntos de vista, te defenderemos de verdad. Profesionalidad, carácter y convicción, seguro que no te faltan.

Kiko Lako, en Tutoberri