miércoles, 14 de mayo de 2014

CARTA ABIERTA A UN REVOLUCIONARIO SIRIO (y II)

Llevo mucho tiempo para escribirte otra vez, pero el desarrollo de los acontecimientos de una forma cada vez mas siniestra, me resulta difícil encontrar una palabra adecuada, me han ido quitando las ganas de hacerlo. Es posible  que también tus ganas de seguir en esa lucha a la que no se le vislumbra un final próximo, con tantos países interesados en echar más gasolina al fuego y en la que los acontecimientos os han ido  marginando hasta haceros desaparecer como agentes de un posible cambio, arrinconándoos y llevándoos a un callejón sin salida, se hayan ido apagando. 
Te diré que detalle arriba detalle abajo, para nada me siento orgulloso de que lo que te dije en mi anterior carta se haya ido cumpliendo casi paso a paso.  Tal vez la destrucción de Siria sea para esos países cada vez más llamados estados canallas como USA, Israel, UK y ya la UE que está haciendo méritos más que suficientes para ser considerada como tal, junto con la colaboración inestimable de Turquia, Arabia Saudita, Katar etc,  el fin último que persiguen, tanto en el plan A, léase con  “cambio de régimen” porque sí, porque les da la gana, pues así les conviene para sus intereses, como en el plan B: la destrucción en sí misma. El caso es que Siria llegue a un grado tal de destrucción, que le impida en el futuro ser un agente activo en la política de Oriente Medio.

    Hacia el año 1908, el almirantazgo británico le comunicó al gobierno que al ritmo de construcción  de buques de guerra de Alemania (para entonces ya la industria alemana había superado a la británica), su flota de guerra superaría a la británica para 1913, por lo que habría que ir a la guerra antes de que eso ocurriese: la 1ª guerra mundial empezó en 1914, con las desastrosas consecuencias para la humanidad de todos conocidas. En cierto modo da la impresión que estamos ante un situación parecida. Occidente (especialmente USA) sabe que su poder a nivel mundial, y por tanto su influencia, va disminuyendo (con apenas el 10% de la población mundial en estos momentos todavía controla el 50% de la economía mundial pero hacia el 2050 será de apenas el 20%), y está utilizando todo el poderío que tiene, tanto el económico como el político y el militar, para reafirmar su dominio mundial, de tal manera que algunos ideólogos USA “sueñan” con que el siglo XXI será el gran siglo norteamericano. Tienen prisa por rediseñar el mundo según sus intereses bastardos, y después de la desintegración de la URSS, se lanzaron a tumba abierta a propiciar los llamados “cambios de régimen”, que no significan otra cosa que poner gobiernos títeres dóciles a los mandatos de Washington, aplicando e interpretando el concepto: “responsabilidad de proteger”, de la manera que les ha dado la gana y allá donde han querido,  independientemente de mandatos de la ONU.
    Y tu país, Siria, por desgracia era una  pieza más a remodelar dentro de este “nuevo orden” que quieren rediseñar en Oriente Medio. Lo de menos es que sea una dictadura controlada por el partido Baaz, que el malo de Al-Assad esté gobernando y que pertenezca a la minoría alawuita (emparentada con los Chiitas). A los ojos de Occidente el mayor pecado cometido por tu país es ser enemigo de Israel (aunque a nivel teórico, pues sabe que militarmente no tiene nada que hacer contra el poderío militar israelí), ser amigo de Irán y Rusia, y estar obstaculizando el paso a los futuribles oleoductos y gaseoductos que trajesen a Europa el gas y petróleo procedente de los países del golfo y de asia central, que supuestamente occidente intenta controlar para su provecho.
    Las justas protestas ciudadanas, la llamada primavera ärabe que más parece el invierno árabe y que comenzaron en Túnez a principios del 2011 fueron y siguen siendo groseramente manipuladas de cara a conseguir los llamados “cambios de régimen” cuyas desastrosas consecuencias tenemos a la vista:  Libia está ahora mil veces peor que con su anterior gobierno, en Egipto hace 6 meses y a través de un golpe militar avalado y bendecido por Occidente el ejército ha derrocado al gobierno elegido democráticamente (guste o no así fue) y sigue controlando la vida política y social del país, amén de las masacres que han realizado sin que al democrático occidente le importen un bledo, y en Túnez las mujeres están perdiendo muchos de los derechos que ya tenían, mientras los esperados cambios sociales y económicos no acaban de llegar. Esto por lo que respecta a los 3 países musulmanes del norte de África donde las protestas alcanzaron un mayor eco. Por contra en Oriente Medio las protestas populares en Barein  han sido aplastadas sin piedad a través de la invasión del país por Arabia Saudita: no hay que olvidar que en ese país tiene su base la 5 flota de EEUU.  
     Las protestas en Kuwait, Arabia Saudita, Yemen también  han sido aplastadas sin piedad, pero sin embargo en tu país Siria, ha ocurrido lo contrario. Estas protestas recibieron desde el principio un amplio apoyo mediático en Occidente, lo cual está bien, pero la inesperada resistencia opuesta por el gobierno de tu país (son ya 3 años de destrucción utilizando todos los medios a su alcance entre ellos miles de yihadistas que han ido entrando en Siria fundamentalmente a través de Turquía, un miembro de la OTAN, sin haber conseguido su objetivo de “cambio de régimen”), parece que ha cambiado un poco sus planes. De momento dicha resistencia ha frustrado sus intenciones de bombardear Irán, con todas las consecuencias que ello traería, y “El Padrino" (USA) ha pasado al plan B consistente en un acuerdo de mínimos con Irán sobre su programa de aprovechamiento pacífico de la energía nuclear al cual, como firmante del tratado de no proliferación nuclear, tiene perfecto derecho así reconocido por la mayoría de los países de la comunidad internacional (la auténtica, no la formada por USA y sus seguidores incondicionales que se autoproclaman como tales pero apenas suman 20 países). Incluso  para firmar dicho acuerdo tuvieron que vencer la resistencia e intentos de boicoteo por uno de los matones advenedizos de la zona (Francia), hasta el punto que Jhon Kerry, secretario de estado norteamericano y otro de los personajes siniestro de esta tragicomedia, le dijo a Fabius, ministro de exteriores francès, en tono enfadado: “¿qué crees, que nosotros los norteamericanos, somos idiotas y nos dejamos engañar por los Iraníes o qué”?.
    Por lo demás tu país ha caído en un siniestro apagón informativo que nada bueno presagia, pues la destrucción sigue profundizando el caos en el que Siria se encuentra. Habéis pasado a engrosar la lista de los países destrozados últimamente con la inestimable ayuda de Occidente y devueltos poco menos que a la Edad Media, eso sí, en nombre de la democracia y la libertad. Seguramente en este apagón informativo ha tenido mucho que ver la negativa de Rusia, con la abstención de China, a permitir que se bombardee Siria al modo de como se hizo en Libia, con lo que el pretendido “cambio de régimen” se ha vuelto bastante complicado, y también la imagen que están dando los movimientos yihadistas, los más activos en la lucha contra el gobierno sirio. Incluso con el férreo control que ejerce Occidente en la prensa, radio y televisión, les es ya muy difícil justificar y defender ante la opinión pública a estos grupos, y presentarlos como poco menos que luchadores por la libertad. Según encuestas hechas por organizaciones norteamericanas, es decir para nada favorables al gobierno sirio, de haber elecciones las ganaría por amplia mayoría Al Asad, seguramente por el miedo y repulsa de la población a los grupos yihadistas. 
     Quiero volver a comentarte otra vez el papel que está jugando la mass-media: prensa, radio, televisión en más bien desinformar, contar verdades a medias que son peor que las mentiras, culpar al gobierno de todas las atrocidades posibles, que con seguridad habrá cometido muchas, a pesar de que también muchas de ellas después de investigadas se ha demostrado que han sido cometidas por grupos de la oposición.
Los distintos medios de comunicación occidentales tienen en función de sus propietarios sus propios criterios a la hora de escribir o hablar sobre diversas cuestiones, pero cuando abordan temas que se refieren a países que están en la “lista negra” de USA (Libia, Siria, Irán, Venezuela, ahora Rusia etc.) suele haber unanimidad casi total. Desaparece el debate y la discrepancia, y bien sea El Pais, The Guardian, New York Times, Le Monde etc., las opiniones y las líneas editoriales son muy parecidas por no decir idénticas. En el caso de tu país es un poco esperpéntico que la fuente de información mayoritaria sea el llamado “Observatorio Sirio de Londres”, que se reduce a una sola persona, y que dice tener muchos colaboradores dentro del país. La excusa para este seguidismo informativo es la falta o escasez de corresponsales en el interior del país, lo cual es mentira, y de hecho hay otras fuentes de información como la agencia oficial del propio gobierno, no más o menos creíble que el mentado Observatorio, la cadena Al Jazzira y bastantes corresponsales más o menos independientes. Al final a la población se le están ocultando esas otras fuentes de información para que pueda contrastar los hechos.
      El vacío informativo que ha dejado tu país lo empezó a ocupar desde noviembre del año pasado Ucrania, y te voy a relatar un poco los acontecimientos que están ocurriendo allá, pues en líneas generales el esquema seguido (en este caso Ucrania es la excusa para meterse con Rusia) es parecido al guión desarrollado por USA-Occidente en Afganistán, Irak, Libia, ahora Siria, o  intervenciones menores en Malí, República Centroafricana etc. 
     Estos manipulados y controlados medios de comunicación han intentado seguir de nuevo y repetir la misma línea empleada en los países reseñados como si de un mantra se tratase, sin darse cuenta que esta vez los acontecimientos estaban-están ocurriendo en la misma Europa, casi con luces y taquígrafos,  y aquí es más complicado y difícil tergiversar tan groseramente los acontecimientos, pues más pronto que tarde se llega a saber la verdad. En aquellos países para justificar la intervención y el “cambio de régimen” dijeron que daban cobijo a Bin Laden (Afganistán) nunca probado, las armas de destrucción masiva (Irak) que luego se vio que no existían sin que nadie haya sido juzgado ni condenado como criminal de guerra por la matanza que iniciaron y que todavía continúa, en Libia que el gobierno había bombardeado con aviones a manifestantes pacíficos en Bengasi, también nunca probado, en Siria idem de idem, en Malí con la excusa de grupos yihadistas armados precisamente con material procedente de la bombardeada Libia por la OTAN aplastaron los movimientos de los Tuaregs y ayudaron  a colocar en el poder a un militar golpista etc. Ya con excusas parecidas (defensa de sus intereses y de la población civil) están bajando por Níger y República Centroafricana hasta probablemente el Congo-Kinshasa para “proteger” las minas de coltán esenciales en la industria de las comunicaciones). Una vez conseguida la “satanización” del gobierno correspondiente el siguiente paso ha sido o bien bombardear allí donde han podido (Afganistán, Libia), armar a grupos rebeldes, reales o ficticios, o fomentar todo tipo de protestas e intentar hacer el  país ingobernable. Protestas populares ha habido muchas, y dada la situación económica que está favoreciendo que las diferencias económico-sociales cada vez vayan aumentando, seguirán habiendo seguramente cada vez más, pero solamente en los países que le han interesado al Padrino (Europa por desgracia actualmente es un apéndice de él que a todo le dice amén aunque vaya en su contra) se les ha dado una gran cobertura mediática. Por solo hablar de los países de nuestro entorno geográfico-cultural las ha habido en Venezuela (aquí la extrema derecha apoyada por USA aún siguen intentando desestabilizar el país para conseguir su particular “cambio de régimen” ya que por métodos democráticos, las elecciones, ven que no pueden), en Brasil y bastante duras, en Argentina, en Chile etc., y además de en la Europa del sur (España, Grecia, Italia) en el propio corazón de la UE (Francia también muy duras) y en Gran Bretaña. Aquí el inefable primer ministro Camerón llegó a convertir las protestas en parte provocadas por los recortes en los programas sociales en barrios pobres de Londres, en un problema de los padres que no habían sabido educar bien a sus hijos-jóvenes manifestantes. Incluso comentó (no sé si llego a hacerlo) que había que prohibir ciertas redes sociales que según él se utilizaban para fomentar las algaradas callejeras. Esta es la misma persona que pocos meses antes (los hechos ocurrieron en agosto del 2011) ensalzaba y recalcaba  el gran uso de las redes sociales en la llamada primavera árabe.
      Karl Marx dijo que la historia se repite: la primera vez como tragedia, la segunda como farsa, y esto es lo que está ocurriendo en Ucrania. La impresión es que USA en su afán de seguir con los “cambio de régimen” para imponer gobiernos dóciles que le permitan  seguir con sus sueños imperiales de dominio mundial, últimamente parece que no tiene plan B, solo un plan A en el que ya ni se molesta en calibrar las consecuencias que puedan traer sus acciones. Tiene prisa por conseguir sus objetivos: el de ahora sería cercar todavía más a Rusia para seguir luego con China, intentando arrastrar a Europa hacia una guerra económica con ambas (si es que se queda en eso) que en absoluto le/nos interesa. Y hace dos meses, mientras el bastante impresentable primer ministro francés Holland hacía unas declaraciones estúpidas repitiendo como un papagayo el consabido mantra diciendo que el gobierno de Ucrania estaba reprimiendo manifestaciones pacíficas (parte del guión), casi al mismo tiempo los ciudadanos europeos estábamos viendo atónitos en la televisión cómo grupos paramilitares de extrema derecha asaltaban y ocupaban edificios públicos hasta conseguir con sus acciones derrocar al gobierno. 
     Pero en Ucrania, el golpe de estado jaleado y felicitado al día siguiente por El Padrino y la UE, ha sido contra un gobierno legítima y democráticamente elegido (con todos los apelativos que se quiera añadir de corrupto, oligarca etc,), los golpistas han montado un gobierno con también oligarcas, elementos neonazis y de extrema derecha, en el cual no hay representación de los anteriores partidos que estaban gobernando (es decir de acuerdo con las últimas elecciones más de la mitad de la población ucraniana) y esto es lo que el democrático Occidente ha bendecido. Occidente en todos estos conflictos siempre ha tratado de exacerbar diferencias internas más o menos latentes en los diversos países, y así como en tu país ha estado machaconamente hablando desde hace 3 años de guerra civil entre sunitas, alawitas, cristianos, drusos (cuando Siria era un modelo de convivencia bastante aceptable), en Ucrania lo que se nos repite también machaconamente es la presencia de dos bandos: los prorrusos y los preeuropeos y los de habla ucraniana y habla rusa. En primer lugar todos son europeos pues en Europa están, y en segundo lugar si como nos dicen el legítimo gobierno derrocado era prorruso y los prorrusos son minoría quiere decir que les votaron muchos proeuropeos. Pero como de lo que se trataba era de exacerbar las diferencias y justificar un injustificable golpe de estado (desde una perspectiva democrática) el gran nudo gordiano está servido. Como se dice vulgarmente, Occidente se ha pasado de frenada (seguramente a propósito) pues Rusia ya no podía quedarse con los brazos cruzados viendo cómo en sus propias narices se daba un golpe de estado para montar un gobierno con, entre otros, neonazis y elementos de la extrema derecha. Creo que desde esta perspectiva hay que ver el referéndum-farsa ( no por el resultado que dada la composición de la población era previsible) montado en Crimea sobre su separación de Ucrania y su posterior unión a la Federación Rusa, pues con ello Rusia se ha querido adelantar a los acontecimientos para que en caso de que a Ucrania “la ingresasen” si o si en la OTAN (sería el colofón de su forzado ingreso en la UE), no pudieran echar de Sebastopol a la flota rusa (hasta ahora tenía un acuerdo de arrendamiento con el gobierno de Ucrania) privándole de su mejor puerto en el Mar Negro.
   En realidad lo de Ucrania es una excusa para ir a por Rusia, de la misma manera que lo de tu país es una excusa para ir a por Irán, y al final los dos mayores perjudicados son el pueblo sirio y el pueblo ucraniano. En tu país Occidente y sus impresentables aliadas petromonarquías feudales del Golfo están utilizando a yihadistas para conseguir su objetivo de instaurar un gobierno títere pero fiel, y en Ucrania se han ayudado de grupos neonazis y fascistas para derrocar a un gobierno corrupto pero democráticamente elegido. No han querido esperar a las próximas elecciones dentro de un año, pues tal vez entonces tampoco hubiesen conseguido su ansiado “cambio de régimen”. Sin embargo como te he comentado antes el gran problema es que Ucrania está en Europa, y por muchos esfuerzos patéticos que haga su mass- media en muy difícil tergiversar los acontecimientos, pues estos están ocurriendo como se dice vulgarmente con luz y taquígrafos. No les resulta tan fácil y creíble contar “sus verdades” como han hecho con Oriente Medio y el norte de África. 
     El periodismo oficial como tal ha muerto, y ya la “información” nos la sirven debidamente manipulada e interpretada. Todavía periodistas se rebelan de vez en cuando ante este atropello, como un artículo que acaba de aparecer en “The Guardian” (Gran Bretaña) con el título: “Rusia no ha empezado esta guerra”, pero ya se encargarán de que se quede sepultado bajo el punto de vista oficial.
     Qué puedes hacer ante esta situación?. Por desgracia pienso que muy poco, por no decir nada. Seguramente el mayor apoyo a tu causa sólo podría venir de la ciudadanía de Europa, que se rebelase contra esa siniestra organización llamada OTAN que anda fabricándose guerras a su medida pues no tiene ninguna justificación, pero por desgracia ésta mira para otro lado. Es una situación extraña,  pues es como vivir en una pseudo-dictadura militar de la OTAN, que es como un ente autónomo completamente fuera del control de la ciudadanía y que fundamentalmente hace lo que le da la gana al Padrino, mientras todavía el estado garantista con sus libertades formales, todavía sigue funcionando. Occidente ha querido aplicar en tu país la misma “terapia” terrorista que en Libia: es decir satanización del gobierno, seguido del mantra de que “utiliza la fuerza contra su propio pueblo y contra manifestaciones pacíficas” y como reacción el bombardeo de las fuerzas sirias para ayudar a un “cambio de régimen”. Sin embargo, ni la satanización del gobierno les ha dado el resultado que esperaban, ni las deserciones inducidas en las filas del gobierno han sido suficientes, ni la jaula de grillos de los grupos opositores montados artificialmente en el exterior han sido capaces ni siquiera de ponerse de acuerdo en lo más mínimo, ni el mantra ha sido suficiente para justificar el bombardeo que además no lo han podido realizar debido a la oposición de Rusia, y la encubierta de China. 
     Vosotros teníais la fuerza que teníais, después de tantos años de dictadura más bien escasa, estoy seguro que hubo manifestaciones pacíficas, y también estoy seguro que hubo utilización occidental de ellas (es la marca de la casa y era parte del guión). Como con vosotros no era suficiente para derribar al gobierno, pronto las filas de la oposición se llenaron de yihadistas armados por los impresentables (mil veces más impresentables que el gobierno de tu país al que con razón tanto detestas ) gobiernos de las petromonarquias del golfo, por otra parte aliadas del “democrático” occidente. Mientras Irán y Rusia, que tiene su única base naval en el mediterráneo en Siria,  han ayudado al gobierno de tu país y además esta última no ha permitido que se bombardee Siria, con lo que estamos asistiendo a una programada destrucción y exterminio como pocas veces se ha visto. La tenaz resistencia del gobierno sirio ha trastocado los demenciales planes de Occidente para la zona, y colocado entre la disyuntiva de un hipotético cambio de régimen con los yihadistas en el poder, está aceptando, al menos de momento, la continuidad del gobierno actual. Y en esta tesitura vosotros no pintáis  nada, ya que no servisteis como justificación del cambio. Por supuesto como revolucionarios y demócratas, por mucho que digan, tampoco le interesáis a Occidente: es así de claro, y cruel, pero creo que después de 3 años tú también te has dado cuenta de ello. 
     Tu país está deshecho, en ruinas, y con muchos de los tuyos muertos tanto a manos del gobierno como de la oposición yihadista. Triste balance por  haber escuchado y creído los interesados cantos de sirena del hipócrita y cínico Occidente. Por cierto, además de lo que te he dicho antes ¿sabes una de las razones por las que no han bombardeado tu país? porque temen que algún avión sea derribado y tengan bajas (Siria no es Libia), lo cual difícilmente lo  aceptarían sus opiniones públicas hartas de tantas guerras injustificadas, aunque ese hartazgo no sea suficiente como para rebelarse contra sus criminales gobiernos. Tu gente les importa un bledo y la pueden asesinar cuando y como quieran: es como si no fueseis personas humanas a tener en cuenta.
    De todas formas esta agonía a la que se está castigando a tu país por desgracia no ha terminado, y todavía podría dar giros inesperados. Ten en cuanta que estamos hablando de auténticos psicópatas, es decir gente que es incapaz de ponerse en el lugar de los demás, y pensar en el dolor y sufrimiento que les están causando. Últimamente Occidente está sembrando el caos en Ucrania, pero si las cosas no le van como pretende (e incluso aunque le vayan como pretende, si es que sabe lo que quiere) podría incluso volver a intentar bombardear tu país (excusa de utilización de armas químicas no se sabe dónde), o bombardear Irán con cualquier pretexto. De hecho, El Padrino, como un auténtico macarra, no cesa de seguir lanzando amenazas contra ambos. Occidente, sobre todo USA y su perrito faldero UK, en su alocada carrera de pretender la sumisión y el liderazgo mundial, da la impresión que se está metiendo en una especie de trampa para animales que cada vez se está estrechando más hasta terminar en un pequeño embudo, donde le están saliendo a relucir todas sus contradicciones y mentiras, y ya muy pocos creen en nada de lo que dice, ni siquiera sus propios ciudadanos. Habla de la defensa e implantación de la democracia para justificar intervenciones, pero el año pasado aplaudió el golpe de estado en Egipto por los militares y hace 3 meses el ocurrido en Ucrania dado por grupos de derecha, neonazis y fascistas. Como justificación de sus intervenciones alegaba que ciertos gobiernos utilizaban al ejército contra su población y ahora mismo está justificando que el gobierno golpista de Ucrania esté utilizando el ejército para acallar las protestas de sus ciudadanos del este y sur del país que de la noche a la mañana han visto cómo se han quedado sin ninguna representación en el gobierno de la nación. Llama terroristas a estos ciudadanos que han ocupado edificios públicos pero cuando lo hacían en Kiev para derrocar al legítimo gobierno curiosamente eran expresiones pacíficas y justas de la ciudadanía. Como ves, cambiando yihadistas por neonazis y fascistas ya tienes más o menos la tétrica película de lo que está ocurriendo en tu país.
     Occidente, sobre todo El Padrino pero también la UE, está  perdiendo todo el respeto que tenía en el mundo (ahora solo se le teme mientras le dure su superioridad militar), mientras que Rusia con un presidente tan poco presentable como Putin está apareciendo como el garante de lo poco que queda de la legalidad internacional (por intereses claro): todo un sarcasmo.
    El 13 de Octubre del 2013, la agencia oficial de noticias china Xinhua publicó un editorial contra la política llevada a cabo por USA en el mundo y sus pretensiones hegemónicas, bajo el título “Hay que desamericanizar el mundo”. Entre otras cosas decía:
….. “En lugar de cumplir con su deber de potencia dirigente responsable, un Washington estrecho y egoísta ha abusado de su estatus de superpotencia y ha introducido aún más caos en el mundo transfiriendo los riesgos financieros al exterior, instigando tensiones regionales en medio de disputas territoriales y librando guerras injustificadas bajo cobertura de mentiras descaradas…”
     Es la primera vez que China se atreve a publicar algo tan demoledor contra la forma de actuar de USA (y por extensión de Occidente), pero es que tanto los BRICS (entre los que se encuentra China) como la  gran mayoría de países del mundo ya no soportan tanta guerra injustificada y tanta impunidad y soberbia de unos pocos países. Siria está sufriendo una de esas guerras injustificadas al precio de una devastación terrible y decenas de miles de muertos, y también sería un sarcasmo que el día de mañana la historia diga que la resistencia del gobierno sirio a los planes de Occidente fue el punto de inflexión del poderío occidental en el mundo. Te deseo que en un futuro no lejano tu sueño de una Siria libre y democrática también se convierta en realidad.

José Eladio Santacara