viernes, 16 de octubre de 2015

¿ERAN NECESARIAS LAS GRANDES INFRAESTRUCTURAS NAVARRAS?

Por fin se está empezando a discutir en Navarra sobre las grandes infraestructuras que se han hecho los últimos años y las que todavía se están realizando.
Para empezar debemos saber, que todas estas obras han dejado a la Hacienda foral vacías para unos veinte años, sin que pueda desarrollar proyectos de futuro, tanto el actual gobierno como los futuros.
La Unión Europea exige que todas las obras públicas sean fruto de rigurosos estudios, que garanticen su viabilidad económica y social, teniendo en cuenta que el usuario debe pagar no sólo el mantenimiento de la obra sino también su amortización.
En Navarra el tema de los estudios previos han sido cómicos, pues se realizaban para justificar la necesidad de la obra, pero en ningún caso su viabilidad económica y social
Se han realizado las autovías del Camino y la del Pirineo, que evidentemente han permitido mejorar la vida de las personas de su zona de influencia. El problema radica, en que se ha elegido el modelo alemán como forma de financiación, esto significa que por cada euro que ha costado la obra, se acabarán pagando cinco euros. Si vemos el tráfico que soportan dichas autovías, nos permite afirmar, que desde el punto económico es un fiasco.
¿Se puede hacer algo para mejorar esta situación económica de las autovías?
Sí, El gobierno de UPN con la presidenta Barcina a la cabeza se negó a intentar renegociar las condiciones de tales concesiones, con una reducción de los intereses, que se están pagando actualmente, los cuales resultan desorbitados, teniendo en cuenta, que estamos en unos tipos de interés rondando el cero de interés. Esa renegociación permitiría acercar dicha rentabilidad a su viabilidad económica y aligeraría los costes a la Hacienda foral.
Otras obras faraónicas y fuera de la realidad han sido “el circuito de los Arcos”, donde se ha invertido un dinero público para un beneficio privado. El Pabellón Reino de Navarra Arena, símbolo del despilfarro foral o la ampliación del aeropuerto de Noáin. Estas obras ya realizadas y cuya viabilidad económica y social son escasas ha supuesto unos 150 millones de euros.
Hay dos grandes obras, que todavía se están realizando, la primera es el AVE navarro. El informe de FEDEA dice “El AVE en España ha sido un desastre en términos económicos, no políticos”. El precio, que paga el viajero, sólo es un tercio del coste real, los otros dos tercios los pagamos los no usuarios con nuestros impuestos. El poco dinero que hay, se destina a financiar un AVE ruinoso y deficitario, a costa de proyectos sociales como podrían ser la educación, sanidad, dependencia, etc.
El coste total por Km de AVE en España ronda los 35 millones de euros, nada que ver con los que se fijan en los proyectos. Un dato sorprendente, el coste del mantenimiento de un Km de AVE es de cien mil euros anuales.
Como dice el economista Germá Bel “El AVE ha sido el prototipo de los años maravillosos de España. Es una inversión política, sin ningún sentido desde el punto de vista económico. En España las obras han creado un problema, el de qué hacer para que se use más, y no hay solución”.
Los demás países europeos, que han modernizado sus redes ferroviarias, han ido a vías rápidas de hasta 200 km/h, que se utilizan tanto para el transporte de viajeros, de mercancías y muy importante para el desarrollo de cercanías. Todo este proceso de modernización no llega al 40% del gasto, que supone el AVE, que sólo se puede usar para viajeros.
¿Es viable el AVE navarro? NO. El coste que el gobierno de Navarra ha planteado para el trayecto Castejón/Pamplona es de 675 millones para los 70 km, que les separa. Sin embargo, el precio final será de 2.450 millones de euros, a ello habrá que unirles los gastos financieros. A esto, habrá que añadir los 100 km que separan Castejón de las cercanías de Zaragoza, lo que nos dará un gasto de 3.500 millones. En total nos vamos a 5.950 millones. Todo esto para ahorrarse 30 minutos de viaje.
¿Cuál será el número de pasajeros que lo usarían? Calculen unos mil viajeros diarios ida/vuelta con un coste de unos 90 euros/viaje. Si tenemos en cuenta, que el plazo de amortización, que se exige la Unión Europea es de 25 años. Los ingresos del AVE navarro en esos 25 años rondarían los 900 millones. ¿Es rentable el AVE navarro? NO, ni siquiera sería capaz de cubrir los costes de uso diario. Sólo el coste de mantenimiento de estas vías en los 25 años sería de 425 millones.
El informe de Fedea, al analizar todas las posibles líneas del AVE en el norte del país, incluido el AVE navarro, nos dicen que ni tan siquiera cubrirían los costes mínimos de funcionamiento. Su capacidad de recuperación de la inversión en dicha obra sería cero, por lo que aconsejan ni siquiera abrirlas al tráfico ferroviario.
La segunda gran obra es el binomio pantano Itoiz/canal de Navarra, obra está muy cuestionada por muchos navarros. Debemos saber que el gobierno navarro de UPN no ha hecho ningún análisis económico de esta obra ¿Por qué? Cuando la Unión Europea lo exige. Recomiendo el estudio elaborado por Charo Brinquis para la Universidad de Zaragoza.
Se llevan gastados hasta ahora 1.751,7 millones de euros durante estos veinte años. Sin embargo, sólo se ha recuperado 471, 2 millones, que significa un 26,9% de lo invertido. Resulta llamativa, que el canon, que paga el Estado, represente el 63% de los ingresos del pantano, mientras que los agricultores solo lo hacen el 15%, y por el aprovechamiento hidroeléctrico es el 19%. Parece obvio, que hay una subvención encubierta por parte del Estado en el precio que paga el agricultor por el agua y esta subvención sale de los impuestos de todos los navarros.
Otro de los aspectos, que nos quieren vender es la creación de los empleos que generan dicha obra. Sin embargo, esto no es cierto porque los productos, que han incrementado su producción por el canal han sido maíz, trigo y cebada, que están fuertemente mecanizadas. Debemos saber, que entre el año 2000-2010, en Navarra han desaparecido más de 10.000 Ha de regadío.
Los partidos navarros UPN/PSN/PP son los que defienden la continuidad de estas obras públicas, que amplios sectores de la sociedad navarra se cuestiona su necesidad.
La solución a estas obras públicas cuestionadas es muy sencilla. La Cámara de Comptos navarro, analice dichas obras en su coste económico y social, buscando el asesoramiento necesario. Eso sí, todos deberemos aceptar dicho análisis. Si las obras son económica y socialmente viables adelante, pero si no lo son, como muchos defendemos, se paran inmediatamente y para siempre.

Edmundo Fayanás Escuer, en Rebelión