jueves, 12 de febrero de 2015

LA CE RECUERDA LA OBLIGATORIEDAD DE DESCONTAR DE LA CONDENA LA PRISIÓN SUFRIDA EN OTROS ESTADOS

La Comisión Europea ha recordado la obligatoriedad de descontar de la condena el tiempo transcurrido en cárceles de otros estados miembro de la UE en virtud a la norma europea de 2008.
Bruselas ha contestado, de este modo, a la pregunta realizada por la eurodiputada del PNV, Izaskun Bilbao, que remitió la cuestión al órgano europeo de cooperación judicial Eurojust, tras la modificación de la norma por parte del Gobierno español.
El Congreso aprobó en noviembre una ley orgánica para incluir la norma comunitaria en la legislación española. Esta ley orgánica 7/2014 limita la aplicación de la normativa europea, que trata sobre la acumulación de condenas cumplidas por españoles en otros países de la UE.
La eurodiputada jeltzale trasladó a Bruselas su preocupación porque "los penados trasladados a España desde otros países corran el riesgo de que no se les compute el tiempo de condena cumplido en el Estado que originalmente les condenó". Asimismo, preguntó sobre si las autoridades europeas tenían conocimiento de las medidas tomadas por el Gobierno de Rajoy.
En su respuesta, la Comisión Europea afirma que no ha recibido "ninguna notificación oficial sobre las medidas nacionales" en aplicación a la norma europea. Es más, asegura que instó a las autoridades europeas a dar las debidas explicaciones antes del 15 de marzo de 2015.
No obstante, Bruselas recuerda la obligatoriedad de "deducir del período total de privación de libertad que haya de cumplirse en el Estado de ejecución todo el período de privación de libertad ya cumplido en relación con la condena a la que se refiera la sentencia".
La eurodiputada jeltzale ha denunciado, tras conocer esta respuesta, la actitud adoptada por los jueces del Tribunal Supremo que "contra toda lógica jurídica" rechazaron la acumulación de penas. Bilbao cree que lo ocurrido con el Supremo "consolida la idea de que algunos órganos judiciales demuestran una y otra vez que carecen de la mínima independencia y actúan a las órdenes de un gobierno que se dedicó varias semanas a indicarles por oral y por escrito en público y en privado, lo que tenían que hacer". "Lamentablemente en España hace tiempo que para hacer un pronóstico sobre el sentido de una decisión judicial es más práctico mirar la composición del tribunal que repasar el código penal", lamenta la eurodiputada.

eitb.eus