lunes, 2 de febrero de 2015

EL CIERRE DE CAMAS PROVOCA EL DESVÍO DE PACIENTES A CLÍNICAS PRIVADAS

El cierre de 97 camas durante la Navidad ha provocado la derivación de numerosos pacientes a clínicas privadas que no han podido ser ingresados en el Complejo Hospitalario, que se encontraba al 100% de ocupación. El departamento no facilita los datos, sin embargo, hay trabajadores de Urgencias que han llevado la cuenta de, por ejemplo, 15 derivaciones a la Clínica Universidad de Navarra en un solo día, debido a la  falta de espacio en las plantas de hospitalización del Complejo o 4 derivaciones a San Juan de Dios durante la jornada laboral de un trabajador el día siguiente.

Estas derivaciones no entran en los conciertos que el departamento de salud tiene contemplados para realizar ciertas pruebas o aliviar las listas de espera. Se trata de pacientes que han acudido a Urgencias, con una patología que requería su ingreso, y no se ha podido efectuar por falta de espacio, mientras permanecían cerradas 97 camas en las que esos enfermos podían haber sido hospitalizados con medios públicos. Un cierre de plazas hospitalarias que supone el 10% del total de Complejo.

El Departamento de Salud justifica los cierres de camas  estacionales porque disminuye la actividad programada, pero no cuenta con picos de incidencia de enfermedades como la gripe que hace que más enfermos acudan al servicio navarro de salud, y se encuentren sin habitaciones disponibles. Desde sindicatos y trabajadores consideran que la medida únicamente responde a criterios económicos para ahorrar personal y no contratar a personal para sustituir las vacaciones.

Los trabajadores aseguran que la derivación a pacientes se produce de forma generalizada, prácticamente todos los días, por falta de espacio en los hospitales públicos. Estas derivaciones conllevan la duplicidad de los resultados de las pruebas, que tienen que acompañar al paciente a la clínica donde sea ingresado, y un aumento del trabajo en  Urgencias ya que, mientras se espera a que una ambulancia pueda trasladarle y la clínica privada a la que vaya a acudir acepte el ingreso, permanece a la espera en el servicio unificado.

eldiario.es