viernes, 5 de septiembre de 2014

YA HAY MENOS POBRES EN AMÉRICA LATINA

Según datos oficiales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la implementación de políticas sociales en América Latina ha resultado en la disminución de los índices de pobreza.

El reciente informe publicado sobre Latinoamérica por la ONU muestra que América Latina y el Caribe  han hecho un progreso importante en cuanto a la reducción de la pobreza, con 51 millones de personas accediendo a la clase media en la ultima década.

Gracias al crecimiento económico en América Latina y el Caribe durante el período de 2000-2010 (el más alto de las últimas cuatro décadas), y al desarrollo de políticas sociales activas, la mayor parte de la población de la región forma ya parte de la clase media.

Este crecimiento de la clase media (29 por ciento), ha disminuido la brecha entre este sector de la población y la que se encuentra en situación de pobreza (31 por ciento), y representa el cambio más positivo desde que se tiene información comparable.

Para un agregado de 18 países que concentra el 90 por ciento de la población total de América Latina y el Caribe, entre 2000 y 2012 la cifra en pobreza según la línea de 4 dólares por persona al día disminuyó 16.4 puntos porcentuales (de 41.7 por ciento a 25.3 por ciento), equivalente a un descenso de 56.3 millones de personas.

Los cálculos del PNUD para 2012 revelaban que Bolivia fue el país con la mayor reducción relativa de pobreza (32.2 puntos), seguido de Perú (26.3 puntos) y Venezuela (22.7 puntos).

En cuarto lugar se encuentra Ecuador (21,9 puntos porcentuales). Chile y Argentina redujeron tanto la pobreza como la vulnerabilidad, cambio que se correspondió casi en su totalidad con el aumento de la clase media.

El caso opuesto lo constituye República Dominicana, país donde la clase media disminuyó en casi cuatro puntos, resultado de un aumento tanto en la pobreza como en la vulnerabilidad.

Finalmente, en El Salvador la pobreza disminuyó en 4.2 puntos porcentuales, pero también lo hizo el tamaño de la clase media (en 1.8 puntos), lo que generó un aumento combinado de 6.2 puntos en el tamaño de la población vulnerable, el cuarto mayor aumento en la región.


A pesar del progreso observado en la última década, alrededor de 216 millones de latinoamericanos (38 por ciento de la población total) siguen siendo vulnerables y se encuentran en riesgo de volver a caer en situación de pobreza.

Uno de los principales retos de futuro de la región es la construcción de políticas de seguridad social universal para proteger los hogares de una amplia variedad de riesgos, incluyendo el empobrecimiento.

Tele Sur