martes, 23 de septiembre de 2014

GALLARDÓN DIMITE COMO MINISTRO Y COMO DIPUTADO TRAS RETIRARSE SU CONTRARREFORMA DEL ABORTO

Se va. Alberto Ruiz-Gallardón ha anunciado esta tarde su dimisión, tan sólo tres horas después de que el presidente del Gobierno aparcara definitivamente su contrarreforma de la ley del aborto.

Mariano Rajoy no quería perder más votos de cara a las próximas municipales y autonómicas de 2015 y decidió guardar en un cajón el polémico anteproyecto de Ley Orgánica para la defensa de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada. Gallardón, en cambio, afirmaba hasta el último momento que la norma saldría aprobada del Consejo de Ministros antes de que finalizara el verano. Y, como no fue así, eligió justo la fecha en la que ha llegado el otoño para marcharse.

El titular de Justicia, de 55 años, que llevaba al frente de Justicia desde diciembre de 2011, cuando el Partido Popular llegó al poder con mayoría absoluta, ha cumplido así con la amenaza que, después de amagar varias veces con su marcha, nadie en el PP creía que fuera a llevar a cabo. En la oposición, en cambio, ya le daban por políticamente muerto esta mañana en el Congreso. Con su marcha, la crisis en el Gobierno de Mariano Rajoy llega antes de lo esperado.

Gallardón, además, ha anunciado que "después de 30 años" deja la actividad política, y que abandonará su escaño en los próximos días, así como los cargos orgánicos en el PP (es miémbro del Comité Ejecutivo del partido conservador), aunque seguirá siendo militante. El hasta ahora ministro  ha desvelado que ya adelantó la semana pasada sus planes al presidente del Gobierno, y que hoy se los ha ratificado.

"Siempre dije que este sería mi último puesto de responsabilidad en la política, he llegado al final de una época fascinante de mi vida, que me ha dado más de lo que yo le he dado a ella. He tenido la oportunidad de intentar la transformación de la realidad", ha relatado. 

Gallardón se ha justificado diciendo que "la nueva fórmula que se articule por parte del Gobierno" no debe hacerla quien desde un primer momento había adquirido un compromiso "firme y rotundo" con lo que entendía era la voluntad del Gobierno, del PP y de sus votantes. Gallardón ha defendido que el anteproyecto que elaboró su departamento estaba en línea con la doctrina del PP, con el criterio que adoptó el propio partido en el recurso que presentó ante el Tribunal Constitucional contra la ley socialista y conforme a la doctrina del propio Tribunal Constitucional.

Público