jueves, 25 de septiembre de 2014

CARCASTILLO ENSALZA SU IDENTIDAD BARDENERA Y LA CULTURA PASTORIL

“Carcastillo es una de las entradas a Bardenas, quizá la principal, y por ello su historia y su identidad están muy definidas por este espacio natural en el que cada otoño entraban y entran para pasar el invierno infinidad de rebaños de ovejas”. Así lo reconocía ayer María Amatriain, del Consorcio de Desarrollo de la Zona Media, entidad que organizó ayer, junto al consistorio, la II Fiesta de los usos tradicionales de Bardenas en Carcastillo con objeto de revivir la cultura pastoril. 

Cientos de personas, en una mañana marcada por el buen tiempo, se acercaron a esta localidad para tomar parte de las propuestas que ofrecía la jornada. Entre otras, una demostración de esquileo de ovejas, una muestra de cuadros de Bardenas reales de la pintora local Mª Luisa Brun o una exposición de herramientas antiguas y un taller de forja artesanal. 

Además, los más pequeños pudieron disfrutar de unos especiales juegos ligados a la vida del pastor, empleando varas o lecheras, y los adultos contaron también con un nutrido mercado artesano con puestos de queso, cuero, lana, marroquinería... Otra interesante propuesta para el público fue la exhibición de perros de pastor en el campo de fútbol; prueba de ello fue que se llenaron las gradas de esta instalación deportiva. 

Asimismo, gigantes, gaiteros y charanga completaron el ambiente de calle, por donde discurrió también una visita guiada a cargo de la estudiosa local Sara Brun. El sábado, por la noche, se había celebrado ya un concierto de música antigua en la iglesia. 

Diario de Navarra