domingo, 30 de octubre de 2016

UPN CON EL BRIDÓN FIJO

Bridón: cabezada que llevaba una especie de antiojeras, para que las caballerías no pudieran mirar ni para atrás ni para los lados, solo al frente, para no distraerse al realizar su trabajo. El sustantivo le viene que ni pintado a UPN (lo mismo al PP, y al PSN según amanezca) visto su quehacer diario, a la hora de hacer oposición al Gobierno del cambio.
Con la idea fija marcada a sangre y fuego, y una predisposición enfermiza, su única meta es deteriorar al máximo con todos los argumentos posibles, basados en manipulaciones, cinismo por toneladas, donde dije blanco gobernando ahora digo negro... toda la acción del Gobierno de forma directa o indirecta, según se tercie, con ayudas externas, y así, además de los tradicionales que vienen los vascos, solo gobiernan para los suyos, y la ikurriña, aprovechan lo nuevo, nacido de la caverna mediática como que rescatan, avalan y hasta destinan fondos públicos, como el caso reciente de DIARIO DE NOTICIAS, que Nafar Telebista cierra es por culpa del Gobierno, todo les viene bien, hasta que la verdad se manifiesta. ¿Luego rectifican? poco y sin convicción, porque de lo que se trata es de intoxicar, que algo queda, y por si acaso tienen remordimientos, el confesionario de las urnas los absuelven, así que aquí paz y después gloria. Mientras tanto, el Gobierno del cambio a lo suyo, que es día a día, lenta pero firme avanzar hacia la necesaria reconversión, de las desastrosas políticas que UPN, llevó a cabo, en todas las áreas de gobierno. Y a fe que lo hicieron bien, pues el desaguisado tiene magnitudes bíblicas.
Lleva el Gobierno un año largo, y el cambio a mejor ya se va notando, errores incluidos, pero se necesita tiempo como es natural. Se ha hecho público estos días el anteproyecto de Presupuestos Generales de Navarra para 2017, todos los datos pormenorizados están perfectamente recogidos y explicados en DIARIO DE NOTICIAS, como referentes, el 56% va a inversión social, nunca fue tanto, un plan de empleo muy ambicioso, y todos los departamentos incrementan el gasto, excepto Hacienda, el techo de gasto aumenta en 183 millones gracias a la tibia reforma fiscal, que otros llaman “el crujir a impuestos a los navarros”. De todas las formas los márgenes están muy ajustados, quedando pendiente la negociación del convenio, y si dejan de aparecer nuevas herencias como la reparación del archivo, 1,5 kilos, deudas sin pagar en ayudas la inversión 9,5 kilos... será un respiro. Revertir las malas políticas sobre todo de los últimos 8 años requieren su necesario tiempo. Los que confiamos en este Gobierno sabemos que la tarea es muy complicada, como también sabemos que están capacitados para llevarla a cabo, sustentados por el cuatripartito. Y a la oposición le pedimos que al realizar su necesaria labor piense en mejorar el bienestar de los navarros, con propuestas en ese sentido, y no el cuanto peor mejor, que es su actual lema.

Juan Luis Ripero, en Diario de Noticias