viernes, 13 de marzo de 2015

UXUE BARKOS DESGRANA EN LA SER LAS CLAVES DEL CAMBIO PARA RECUPERAR NAVARRA

La diputada de Geroa Bai y candidata a la Presidencia de Navarra, Uxue Barkos, ha asegurado hoy que su coalición no tiene "líneas rojas en torno a siglas para el cambio", pero sí en "maneras, formas y objetivos".
INTERVENCIÓN ÍNTEGRA DE UXUE BARKOS EN FORO SER NAVARRA 

Las líneas rojas las marca el objetivo de lograr el "cambio eficaz y sereno", a partir de ahí tienen "las puertas abiertas a todas las formaciones", ha afirmado Barkos en el Foro Ser Navarra, en el que ha apuntado sus claves para regenerar Navarra y ha defendido el derecho de los navarros a decidir su destino político.

"El cambio será una realidad el próximo 24 de mayo, eso no lo puede negar ya nadie", según la candidata, quien ha incidido en que "no es necesario un cambio de nombres o siglas sino de valores". 

Los posibles acuerdos preelectorales han suscitado el interés de los asistentes al foro que han formulado varias preguntas al respecto, a las que Barkos ha respondido asegurando que no existe ningún acuerdo y ha negado en concreto que los haya con Bildu y Podemos.

Respecto a Bildu ha dicho que comparten "muchas propuestas y posiciones políticas" y les separa, entre otras cuestiones, "el discurso y el histórico en la existencia de ETA". Sobre Podemos ha comentado que "estará con probabilidad en Navarra" y ha señalado que le gustaría conocer dónde estará su centro de decisión.

La Transitoria cuarta ha centrado también varias preguntas, a las que la diputada ha contestado diciendo que es una herramienta que "solo puede enriquecer la capacidad de los navarros en la definición de su futuro" y sobre cual sería su voto en el caso de que se celebrara la consulta prevista en ella ha asegurado que favorable.

Sobre si con motivo de las elecciones "vuelven a esconder las ikurriñas", ha sostenido que nunca han escondido lo que son y que ese tipo de debates son "el señuelo de que vienen los vascos". 

En una intervención en la que ha negado que Geroa Bai sea "la marca blanca" del PNV y en la que ha apuntado que al proceso de paz, además del desarme de ETA, le falta "actuación institucional", ha repasado la "triste actualidad" de Navarra y ha defendido la necesidad de un "contrato social sobre bases éticas" que parte de la responsabilidad individual en la recuperación de Navarra.

Ha dicho que se presenta a las elecciones con "la ambición y responsabilidad" para recuperar Navarra lo que exige "sensatez y capacidad"

En este sentido ha apostado por un cambio "sensato y capaz" y ha apelado a la búsqueda del mínimo común denominador que une a todos los navarros y por lograr la estabilidad que las reformas necesitan, al tiempo que ha incidido en la necesidad de escuchar "lo que los ciudadanos esperan y anhelan del buen gobierno". 

A continuación ha detallado algunas de las reformas que emprenderían en los primeros cien días de gobierno, medidas dirigidas a la creación de empleo, a la internacionalización de las pymes, a la facilitación de avales para circulante, a frenar la deslocalización y a asegurar que los fondos europeos de desempleo juvenil se gestionen desde Navarra.

A ellas ha unido el apoyo a las empresas que apuesten por mantener sus centros de decisión en Navarra, la colaboración con los territorios vecinos, especialmente con la Comunidad Autónoma Vasca, la exigencia de que lo pactado con el Estado se cumpla, la defensa de las competencias de Navarra para regular tributos propios o materias no convenidas y una reforma fiscal

En educación ven necesario aumentar la inversión, promover el desarrollo de un sistema educativo propio para Navarra llevando a la máxima expresión la asunción de competencias y la derogación de la Lomce, y respecto a políticas sociales ha defendido la creación de un observatorio de bienestar social, junto con la defensa y promoción de los servicios públicos

Además ha hablado de defender el autogobierno, desarrollar las competencias pendientes, realizar una auditoría sobre la situación financiera real de la comunidad y una reforma de la ley de Símbolos que permita "respetar anhelos políticos de la mayoría", a lo que ha añadido el reconocimiento del "orgullo de ser una comunidad bilingüe". 

Barkos, quien ha pedido para Navarra una "soberanía fiscal, energética y social", ha apuntado que la acción de gobierno debe regirse por la "obsesión de la claridad"

Agencia Efe