sábado, 7 de marzo de 2015

MIEMBROS DE LA COMPAÑÍA DE LAS TRES ERRES VISITAN LA PLANTA DE RECICLAJE IB S.L. EN FUNES

En la Compañía de las 3Rs (Reducir, Reciclar, Reutilizar) de siempre hemos intentado verificar nuestras informaciones a nivel técnico sobre las bondades o no de ciertas prácticas en la recogida y tratamiento de los residuos orgánicos. Por esta razón nos desplazamos a localidades de Gipuzkoa y Barcelona, y a invitación de la Empresa Tecnología Industrial del Reciclaje IB s.l. de Funes, nos acercamos a la planta para comprobar in situ la veracidad de las acusaciones que la Plataforma de Funes y en especial su Alcalde Isidro Velasco hacen a la Planta.

A nuestra solicitud para visitar las instalaciones de Funes (Navarra), la empresa accedió amablemente y acompañados por la propiedad y técnicos asesores, la visita se produce el día 20 de febrero de 2015.

La Planta de compost se encuentra alejada de la población, a una distancia de 2,400 metros y rodeada de campos de cultivo. La parcela se encuentra totalmente cercada por malla excepto en uno de los extremos. Dispone de recogida perimetral de las aguas de lluvia que puedan venir del exterior y que las desvía a regata próxima. También dispone de recogida perimetral de aguas de lluvia y posibles escorrentías de la zona de trabajo, que finaliza en un depósito de hormigón en la parte más baja de la parcela. Desde dicho depósito se bombea el agua recogida a las pilas de volteo de la materia orgánica. Hay que recordar que dada la escasa pluviometría de la localidad y la necesidad de agua en el proceso biológico, el balance de agua de las pilas es negativo, es decir el proceso requiere la aportación de agua. La capacidad de la balsa ha sido prevista para soportar lluvias torrenciales, incluso si fuera preciso se bombearía el agua sobre las pilas y también se ha previsto la posibilidad de vaciado del agua a través de camión cisterna.

La planta dispone de acceso con cierre automático, amplios viales internos, extenso aparcamiento y área de maniobra de camiones. Consta de las siguientes zonas:

Zona de recepción con caseta cerrada. 

Zona de descarga de la materia prima, dotada de cubierta y pavimento de hormigón. Actúa de pulmón o almacenamiento temporal regulador. En el momento de la visita se encontraba totalmente limpia y libre de productos, ya que el protocolo de actuación interno establece que debe quedar sin materia orgánica durante todo el fin de semana. En la zona se guarda también la maquinaria móvil, fundamentalmente palas volteadoras.

Zona de compostaje y maduración. Solera de gravas y tierras impermeables que impiden las escorrentías y lixiviados. Distribuida en sectores según la procedencia de la materia orgánica. Dispone de riego por aspersión. Cada sector se organiza en hileras. El volteo se realiza mediante palas previo regado.

Zona de tamizado. Cubierta y solera de hormigón, en dónde se realiza la separación de impropios y que actúa de pulmón de las diversas composiciones obtenidas.

Zona de ensacado y expedición. Se trata de una nave cerrada en la que se ensaca, etiqueta y comercializa el producto resultante en sus diversas formas (sacos de palets, big-bag, etc.). En la actualidad se dispone de 8 productos registrados como abono y enmienda orgánica.

La planta dispone de control de calidad externo con sello de calidad gestionado por Bureau Veritas. También dispone de control interno propio contratado a técnicos independientes. Además está controlada por la Administración Pública a través de sus diversos organismos estatales (MAGRAMA, Confederación Hidrográfica del Ebro) y de la Comunidad (Gobierno de Navarra, Servicio de Calidad Ambiental. Agricultura etc.)

La capacidad actual de la planta es de 60,000 toneladas anuales.

Después de la visita nos acercamos hasta la localidad de Funes para comprobar si existían malos olores como así lo han afirmado repetidas ocasiones los miembros de la Plataforma. La verdad es que olía igual que cualquier localidad navarra. Tampoco detectamos dentro de la propia Planta olores insoportables.

Descubrimos en el trayecto a Funes que entre la Planta y la localidad existe una pequeña montaña conocida como el Puerto de Peralta y también dos explotaciones ganaderas, una en Funes y la otra en Peralta, más cercanas a la localidad que la Planta y que por supuesto desprenden olores.

Por todo ello, no acabamos de creernos que una planta de compostaje que es en sí un lujo por sus instalaciones y calidad del compost, sea atacada tan duramente con argumentos no verificados y a veces engañosos.

Existe cierta preocupación de que tal oposición tenga que ver con razones políticas partidista, dado que la Plata de Funes recibe materia orgánica procedente de Gipuzkoa, donde gobierna Bildu y desde donde también los partidos políticos promotores de la Incineradora en Zubieta les están boicoteando la gestión correcta de los biorresiduos recogidos.  

Juan del Barrio (Miembro de la Compañía de las 3 Erres)