martes, 27 de diciembre de 2016

UN AÑO MÁS EL ARZOBISPO SE HA GANADO CARBÓN

El motivo principal de esta rueda de prensa es la convocatoria de concentración ante el Palacio Episcopal el próximo 30 de diciembre a las 17,30 horas. Como se viene haciendo en los últimos años, Olentzero y los Reyes de Oriente regalarán carbón al Arzobispo ante su negativa a devolver a nuestros pueblos los bienes que la Iglesia Católica usurpó a través de las inmatriculaciones.
Durante 2016 la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro ha logrado que el tema de las inmatriculaciones ocupe un papel destacado en la vida política de Navarra.
El 13 de enero la Plataforma comparece ante la Comisión de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Parlamento Foral para presentar la problemática de las inmatriculaciones y sus reivindicaciones. Fruto de esta comparecencia se tramita una moción que finalmente es aprobada el 7 de abril por el Pleno del legislativo por 33 votos a favor y 17 en contra. En ella se recogen las reivindicaciones de la Plataforma.
El 2 de junio el Pleno del Parlamento adoptó una Resolución por la que se instaba al Gobierno de Navarra “a priorizar las inversiones necesarias en edificios de carácter histórico, artístico y monumental de titularidad del Gobierno de Navarra o municipal”
Durante el año los grupos parlamentarios de EH Bildu y Podemos han presentado varias preguntas al Gobierno relativas a estos temas. 
La Plataforma ha mantenido varios contactos con el Departamento de Cultura, Deporte y Juventud al objeto de condicionar las inversiones de dinero público en bienes inmatriculados.
Se mantiene activada la relación con los Ayuntamientos y Concejos adheridos a la plataforma y se impulsan nuevas adhesiones. Se ha dado soporte jurídico a varias entidades locales con problemas con el Arzobispado derivados de las inmatriculaciones.
Por otra parte, la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro ha continuado impulsando la coordinación con otras iniciativas similares en el Estado.
El 26 de febrero en el salón de actos de la Facultad de Económicas de Zaragoza y respondiendo a la invitación del Movimiento hacia un Estado Laico (MHUEL) se participa en la Charla-debate “Las inmatriculaciones. La iglesia nos expolia”. Se presenta el libro “No robarás. Catecismo de la Inmobiliaria Celestial”.
Se mantienen varias reuniones con las personas interesadas en promover una Plataforma en la Comunidad Autónoma Vasca. Se colabora en la recopilación y análisis de los datos obtenidos sobre las inmatriculaciones realizadas en la CAV.
Se mantiene una reunión en Asturias (28 de abril) al objeto de promover la constitución de una Plataforma en esa región.
Se mantiene una reunión con una delegación de la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL).
Se mantienen contactos con personas de Baleares, Asturias, Valladolid, Valencia, Jerez de la Frontera,...
La Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro asumió la responsabilidad de promover y acoger el primer Encuentro Estatal por la recuperación del patrimonio inmatriculado por la Iglesia Católica.
El balance de dicho encuentro ha de calificarse de exitoso principalmente por la constitución de la COORDINADORA DE PLATAFORMAS POR LA RECUPERACION DEL PATRIMONIO INMATRICULADO POR LA IGLESIA, objetivo central del encuentro. 
Mientras la Iglesia Católica no devuelva lo inmatriculado al amparo de normativa franquista, seguirá habiendo motivos para regalarle carbón al Arzobispo. Pero este año tenemos motivos adicionales. 
Las inmatriculaciones están generando conflictos vecinales como los de Gorronz-Olano o Lizoáin. En otros municipios la población se niega a sufragar el suministro de energía a la iglesia, a asumir costos de mantenimiento, etc. Con razón argumentan que, si es de la Iglesia, que cargue ella con sus responsabilidades. 
Pero lo que resulta más grave es la reciente sentencia de Estrasburgo por la que el Estado español que financiamos con nuestros impuestos tendrá que pagar 600.000 € por permitir que la Iglesia inmatriculara unos terrenos en los que se ubica el Monasterio de Santa Cruz de la Zarza (Palencia).
La Sección Tercera de la Corte Europea de Derechos Humanos (sentencia 38963/08) afirma textualmente que el titular de los terrenos “ha sido víctima del ejercicio por parte de la iglesia católica del derecho de registro que le reconocía de manera injustificada la legislación interna”.