lunes, 26 de diciembre de 2016

LA EGUZKI LORE ES "NACIONALISTA" (¿?) VASCA

En un panfleto ridículo, de los que hay también en Internet, que vomita su mala conciencia y su mala leche (al autor le criaron con biberones de vinagre o de salfumán, parece) y que dice ser y llamarse El Español.com y cuando trata de cosas nuestras se subtitula Navarra.com (y ya me jode la propaganda), no se les ha ocurrido porque no tendrían otro clavo al que agarrarse que criticar a Uxue Barkos por utilizar en su felicitación navideña institucional el símbolo de Eguzki Lore.
El jumento de turno, porque hay que serlo, califica nada menos que de símbolo del “nacionalismo” vasco y tacha de “sectaria” a la presidenta por hacerlo, lo que raya en la necedad y en la estupidez más supinas y él o ella mismo se auto(des)califica.
Hace falta tener mala baba para (intentar) hacer sangre de semejante nimiedad y más aún metiendo la pezuña hasta el hondón, para tergiversar la realidad por más que ya se sepa que hay gente para la que todo es bueno para su convento, y decide vender su alma al diablo o hacer de Judas para satisfacer y dar cuartelillo no sabe uno a qué tropa con tal de llevarse unos euros miserables al bolsillo. Semejante disparate trae a la memoria como en cierta ocasión tuvimos la desgracia de leer, negro sobre blanco, a una tal Nieves Ciprés ( también la voz de su amo), a cuenta de la “invasión” por parte de los vascos de la tradición de Olentzero, que, según ella, nada tenía que ver con la Navarra foral siempre española de su ideología, vivencias y soldada partidista.
Ignorancia activa, dije entonces y lo repito ahora, con lo que este (o esta) mentecato/a pretende hacer para intentar desacreditar y tachar de sectaria a Uxue Barkos, con lo que lo más que consigue es insultar a todos/as los que intentamos hacernos con dos dedos de frente para ir por la vida sin odios ni rencores y deseando (más aún en estas fechas en las que parece obligado) convivir y dejar vivir. El (o la) botarate de marras critica además que la imagen de la felicitación de Navidad de la presidenta refleja una flor “seca y de mal aspecto” y pretende camuflarse y limpiar su asquerosidad con la aclaración de que se trata de una “Carlina acaulis, muy similar al cardo, y que en España sólo se encuentra en los Pirineos, País Vasco y Cantabria” y como quiere hacer suponer que nos es ajena omite que florece también en Navarra con lo que en su estupidez debe ser que incluye a nuestra comunidad entre los vascos que tanto demuestra odiar.
Estas imbecilidades que estamos más que hartos de leer y de oír (hace nada le escuché a un jovenzuelo intentar hacer creer a su cuadri que el euskera “es un dialecto”) y que así les gusta al parecer a los poseedores de la verdad absoluta, nostálgicos del cara al sol (que más calienta) y de la una, grande y libre. La cuestión es que probablemente y por pura salud mental estas insensateces nos debían traer al pairo, y decir merecidamente como haría José Antonio Labordeta: ¡A la mierda! 

L.M.S. (en Diario de Noticias)