miércoles, 17 de agosto de 2016

PARAGUAY, EL GENOCIDIO OLVIDADO

Una muestra de cómo las potencias utilizan la desinformación  la encontramos  en la ignorada  “Guerra del Paraguay” o la llamada guerra de la “Triple Alianza”, un terrible enfrentamiento bélico ocurrido entre 1864 y 1870. Contra Paraguay se unieron la República Argentina, el Emperador del Brasil y la República Oriental del Uruguay. Durante años se hizo referencia a este verdadero genocidio del pueblo paraguayo, como una “operación militar civilizadora y democrática contra Solano López que presidía el país en aquel entonces.

Veamos cómo era el país antes del conflicto:

Ningún extranjero podía ser propietario ni participar del comercio exterior.
Su balanza comercial era absolutamente favorable y no tenía deuda externa.
Sus exportaciones de materias primas y algunas incipientes manufacturas eran muy valorados.
Contaba con producción en metalurgia, astilleros, ferrocarriles y armamentos.
Su educación era, por lejos, la mejor del continente americano.
Prácticamente no existían imposiciones para la población, la que a su vez, recibía tierras, haciendas y herramientas para trabajar

Tal situación resultaba insoportable para los intereses británicos y el “laissez faire”. Inmediatamente se puso en marcha la maquinaria para dar fin a la cuestión a través del ministro Thornton, representante británico en Buenos Aires con, -como tantas otras veces- complicidades locales. Se debía instalar un régimen colonialista cuya única función sería la de proveedor de materias primas y de comprador de manufacturas europeas.

Antes del inicio de la guerra la población del pequeño país era de 1.300.000 personas. Al final del conflicto, sólo sobrevivían unas 200.000 personas. De éstas, únicamente 28.000 eran hombres; la mayoría de las cuales eran niños, ancianos y extranjeros. La guerra del Paraguay fue más destructiva que otros conflictos de aquella época como la Guerra de Crimea, la Guerra de Secesión de Estados Unidos o La guerra Franco-Prusiana.

Tal fue la brutalidad de la agresión, que fueron asesinados casi todos los varones entre 15 y 60 años. Los demás murieron por cólera, hambre y otras calamidades. En definitiva se exterminó al 75% de la población de ese país…casi como en el genocidio armenio, del cual recién se empieza a hablar… Llegará el momento de reconocer el genocidio paraguayo.

Diario de la Marina (Cuba)