jueves, 25 de agosto de 2016

LA ESTRUCTURA DEL GOBIERNO CUESTA 253.000 EUROS MENOS QUE CON UPN

Fue, literalmente, la primera medida que tomó el gabinete presidido por Uxue Barkos nada más hacerse con las riendas del Gobierno de Navarra. Dos semanas después de tomar posesión y en su primer consejo semanal, los miembros del actual Ejecutivo adquirían el compromiso personal de prescindir de los complementos salariales para los altos cargos que se implantaron durante la última legislatura regionalista. De aquella primera reunión también salió un organigrama reformado en aras a una mayor eficiencia y una optimización de los recursos económicos que abogaba por dejar en 22 las direcciones generales y en 8 los organismos autónomos dependientes de los departamentos (altos cargos de libre designación), además de jefes de gabinete y asesores.
Dos medidas, las primeras que adoptó el Gobierno del cambio, que esta semana han cumplido un año tras el que se puede comprobar cómo ha propiciado que la Administración no haya tenido que hacer un gasto extra en concepto de emolumentos por un importe cercano a los 293.000 euros por año. El viernes 31 de julio de 2015, una semana después de la toma de posesión de Uxue Barkos como presidenta del Ejecutivo foral, el consejo de Gobierno aprobó la supresión del complemento retributivo de carácter específico que desde los inicios de la última legislatura de UPN se venía aplicando sobre las nóminas de los miembros del Gabinete y los altos cargos de libre designación.
Desde 2012 y hasta 2015, la presidenta de Navarra, por aquel entonces Yolanda Barcina, recibía un extra compensatorio de 23.118 euros al año por su trabajo. Las dos vicepresidencias, por su parte, tenían asignado un plus de 16.135 euros, y los seis consejeros contaban con un cobro adicional de 11.389 euros por desempeñar sus funciones. El montante total, por tanto, ascendía hasta los 123.722 euros, cifra que cobraron los miembros del gabinete desde 2012, cuando se aprobó la medida vía presupuestos, hasta el cambio de gobierno en 2015.
La situación ahora es bien distinta. La reestructuración que el actual Ejecutivo realizó sobre el organigrama del Gobierno de Navarra contemplaba la eliminación de dichas retribuciones y la creación de una nueva consejería, al desdoblar la vicepresidencia de Relaciones Institucionales y Cultura. Aun con la presidencia, dos vicepresidencias y siete consejerías actuales, el gasto no sólo es menor sino que el ahorro es de cerca de 53.000 euros.
Pero los complementos retributivos no sólo afectaban a los miembros del Gabinete. También se extendían a las direcciones generales, direcciones de organismos autónomos y jefes de gabinete. Según datos del Gobierno de Navarra, durante la pasada legislatura la práctica totalidad de los directores generales (22) y tres de los ocho jefes de gabinete, además de tres directores gerentes de organismos autónomos y dos asesores de la presidencia, percibieron cantidades entre los 4.000 y los 6.000 euros anuales por formar parte de consejos de administración de empresas públicas, tal y como se aprobó en los presupuestos de 2012, los únicos de la legislatura. El gasto, aproximadamente, no habría bajado de los 140.000 euros anuales, estimando el propio Gobierno de Navarra que la cantidad podría haber sido más alta casi todos los ejercicios, al también incluir pagos a otros miembros de consejos de administración en los que también figuraban alcaldes de UPN.
El ejecutivo foral, que antes de entrar en funcionamiento ya anunció algunos cambios en la estructura de las direcciones generales (destacando la supresión de la Agencia Navarra de Emergencias para introducirla dentro de Interior), eliminó también el complemento por formar parte de consejos de administración de empresas públicas para directores generales, directores gerentes, miembros de gabinete, además de la supresión del extra para los directores generales del Departamento de Economía y Hacienda.

A.Irisarri, en Diario de Noticias