miércoles, 24 de febrero de 2016

RELIQUIAS DEL GENERAL FASCISTA JOSÉ SOLCHAGA SALEN A SUBASTA PÚBLICA

Los herederos del general fascista José Solchaga Zala pretenden hacer caja subastando algunas de las condecoraciones y regalos que le concedieron tras su participación en el golpe militar y posterior guerra de 1936. Se trata de 16 lotes, por los que se pujará el 1 y 2 de marzo en la Sala de Subastas Bilbao, en Erandio, por los que se pide en total 59.350 euros. Los nostálgicos franquistas tienen ocasión de hacerse con alguna de esas reliquias si nadie toma cartas en el asunto y no se reclama la devolución de unos objetos que se les entregaron a raíz de los honores con los que fueron agasajados en plena dictadura.

Uno de los objetos que destaca en el catálogo es la medalla de oro de la Villa de Bilbao concedida el 8 de febrero de 1938 por la Corporación franquista que presidía José María Areilza por participar en la toma de la capital vizcaina. Fue una de las 18 condecoraciones, entre ellas la de Franco, que el Pleno municipal retiró en mayo de 2001.

En la información de la subasta se apunta a que «solo se concedieron seis de este tipo», por lo que establecen el precio de salida en 9.000 euros.

Al militar navarro, al mando de las tropas que tomaron Irun y Donostia para ocupar posteriormente todo Gipuzkoa, la Diputación franquista le regaló un bastón de mando realizado en oro, esmalte y carey, por el que la puja se establece a partir de 4.000 euros.

También salen a subasta un «recuerdo de la Legión Condor», distintos obsequios de altos mandos militares, una medalla en plata que le concedió Mussolini «por el valor militar» y otras del régimen fascista italiano; o sus diarios de operaciones durante la guerra de 1936 a 1939, por los que se piden 20.000 euros. En los lotes hay más medallas «al mérito en campaña» y una Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo.

Solchaga Zala destacó en la represión de las revueltas de 1934 en Asturias y luego en la toma de Gijón en 1937 al frente de las Brigadas de Navarra. Por esta última actuación, el Ayuntamiento gijonés le obsequió con un bastón de mando realizado en oro, brillantes, rubíes, esmalte y carey por el que se establece un precio de salida en la subasta en Erandio de 3.750 euros.

La salida a subasta pública de estos objetos personales de José Solchaga Zala en esta sala se produce después de que su único nieto, el también fascista Ladislao María Zabala Solchaga, falleciese el 30 de julio de 2015 en Madrid.

El único nieto del general Solchaga fue condenado junto a Ignacio Iturbide por siete atentados mortales en el conocido como Triángulo de la Muerte conformado por Urnieta, Hernani y Andoain, reivindicados el primero por la Triple A y los siguientes por el Batallón Vasco Español. Por aquellas acciones, la Audiencia Nacional les condenó a 231 años, de los que Ladislao María Zabala cumplió once.

Allí, en prisión con un trato preferente, conoció el descendiente del general fascista a quien es su viuda, Doris Tizona, una activa militante falangista, causa a la que se sumó con enturismo el nieto de Solchaga Zala, dejando colgada la chaqueta de carlista de la familia.

Agustín Goikoetxea, en GARA