viernes, 26 de febrero de 2016

EL GOBIERNO FORAL PRESENTA PARA TAFALLA Y OLITE EL PROGRAMA DE RETIRADA DE SIMBOLOGÍA FRANQUISTA

El pasado lunes 22 de febrero dio comienzo la ronda de contactos y reuniones de la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno de Navarra con representantes de los ayuntamientos cabecera de Merindad para presentar el programa de retirada de simbología franquista. La primera reunión tuvo lugar en el Ayuntamiento de Tafalla y a ella acudieron Álvaro Baraibar, Director General de Paz y Convivencia, y Josemi Gastón, Jefe de Sección de Memoria Histórica. En la reunión estuvieron presentes también los alcaldes de Tafalla y Olite y representantes de los grupos municipales de EH Bildu, Iniciativa por Tafalla, PSN e I-E. 

Desde la Dirección General se presentó el programa de retirada de simbología franquista, un proyecto para el que se ha buscado la colaboración de la Federación Navarra de Municipios y Concejos y del conjunto de las entidades locales de Navarra. El objetivo no es otro que la democratización del espacio público de Navarra, de sus calles y plazas, retirando los símbolos que representen una exaltación de la violencia y de valores antidemocráticos o contrarios a la libertad. “No estamos hablando de Historia, sino de Memoria”, afirmó Álvaro Baraibar, “y concretamente de una política pública de la memoria que conmemore y reivindique aquellos personajes y acontecimientos del pasado con los que nuestra sociedad, democrática y respetuosa con la paz y la convivencia, se sienta identificada”, añadió.

El programa de retirada de simbología franquista responde a una voluntad democrática y también a un mandato legal. Cabe recordar que, tras una declaración del Parlamento de Navarra de 2003 en la que se establecía la necesidad de “eliminar aquellos elementos simbólicos contrarios a la libertad”, finalmente se aprobó en 2013 la Ley Foral 33/2013 que tiene por objeto “recuperar la memoria histórica en relación con aquellas personas que fueron asesinadas o fueron víctimas de la represión franquista en Navarra”.

Dicha ley fija las “obligaciones públicas y de las entidades privadas en la retirada de los símbolos, leyendas y menciones franquistas”, así como en la “anulación de distinciones, nombramientos, títulos y honores institucionales”.  En concreto, el artículo 11 establece que “El Gobierno de Navarra en el ejercicio de sus competencias, tomará las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión franquista” que existieran todavía en Navarra. Este es el sentido del programa que el pasado 22 de febrero se presentó a los Ayuntamientos de Tafalla y Olite.

Servicio de Memoria y Convivencia del Gobieno de Navarra