miércoles, 4 de junio de 2014

EZKER ANITZA-IU E IRATZARRI-EKI ANTE LA CONVOCATORIA DE "GURE ESKU DAGO"

Como contribución al debate en torno al derecho a decidir y la participación ciudadana, y ante la cadena humana que la plataforma “Gure esku dago” va a celebrar próximamente Ezker Anitza-IU e Iratzarri-Eki plantean las siguientes reflexiones:

➢      El derecho de autodeterminación o derecho a decidir es un ejercicio de la democracia, y por ello defendemos su práctica. Apostamos por un marco de convivencia que incluya y regule de manera expresa el derecho de todas las sociedades, también la nuestra, a decidir el marco político que desean, incluyendo el derecho a la independencia o separación.

➢      Sin embargo, en medio de la mayor crisis social, política, ecológica y económica conocida en décadas, esta iniciativa apoyada por EH Bildu y un sector del PNV resulta deliberadamente confusa, dado que la ciudadanía no ha tenido la oportunidad de conocer sobre su desarrollo futuro: en qué términos y en qué condiciones concretas se propone el derecho a decidir. Tampoco aclara qué ámbito territorial sería sujeto de una decisión de esta trascendencia, dando a entender que la ciudadanía navarra quedaría subordinada a la decisión del conjunto. En nuestra opinión el ejercicio del derecho de autodeterminación debe llevarse a cabo basándose en: a) una pregunta clara y pactada; b) mayorías decisorias inequívocas consensuadas, como expresión de pluralidad identitaria; y c) respeto a la diversidad nacional y lingüística existentes en nuestra sociedad. 


➢      Al entenderlo como un principio democrático, consideramos que la defensa de este derecho mediante frentes identitario-nacionales no lo benefician sino que lo perjudican. Debemos trabajar por la transversalización en la reivindicación de este derecho, sin que sea patrimonio exclusivo de una orientación política o de otra.

➢      Adicionalmente en Euskadi, a diferencia de otros lugares, sigue pendiente después de muchos años de violencia el camino hacia la convivencia pluralista, que contribuya a una mínima cohesión social entre las identidades presentes en nuestra sociedad.

➢      Por todo lo anterior no participaremos en la convocatoria del 8 de junio, y apostamos por seguir impulsando una sociedad más participativa, democrática y cohesionada, independientemente de la adscripción nacional de cada una/o.

➢      Junto a ello, seguimos trabajado para que el derecho a decidir se reivindique y aplique en los asuntos sociales y económicos que afectan directamente a las vidas de las personas. En el contexto actual llamamos a la movilización urgente y activa para reivindicar un referéndum vinculante donde podamos elegir entre república o monarquía, evitando que el poder establecido robe la voz a la ciudadanía una vez más. Queremos decidir también sobre la inminente privatización de Kutxabank, sobre el fracking, la energía nuclear y modelo energético, o sobre el modelo de gestión de residuos. En definitiva, queremos decidir sobre todos los asuntos que las y los ciudadanos consideren de importancia para sus vidas.

➢      Por ello seguiremos tejiendo alianzas con los sectores agredidos por esta crisis antisocial tanto de Euskadi como de otros pueblos del estado y Europa, conscientes de que la crisis global que sufrimos no nos afecta aisladamente y que ha de recibir una respuesta conjunta y solidaria.