martes, 24 de junio de 2014

DESPEDIDA EMOCIONANTE Y MULTITUDINARIA A TXUMA Y JUANAN

Para despedir a Txuma y Juanan no faltó nadie. Estuvieron presentes las lágrimas que empaparon de dolor y rabia a toda la zona, también acudió a la cita un silencio sepulcral, solo roto por llantos y en el que se mascaba el recuerdo de una tragedia increíble, en la despedida a Txuma y Juanan no faltaron sus familiares, cuadrilla, amigos de la grupeta ciclista de las gaseosas (se reunían todos los domingos por la mañana junto a la empresa de Refrescos ubicada a la salida de la AP-15 en Marcilla), compañeros de trabajo, vecinos, allegados, formando todos una gran familia para despedir a dos hombres buenos, a dos personas que llevaban el ciclismo en las venas y a los que salir a dar pedales nunca les daba pereza.

Ayer fue un día duro para todos los que les conocían de cerca. Sin terminar de asimilar un accidente fatal, repleto de mala suerte, era el momento del adiós de dos personas que llevaban la vitalidad por bandera. Primero se despidió a Jesús María Sobejano Murugarren, marcillés de 57 años, en su localidad de origen, que se volcó en el último adiós a su vecino. La iglesia parroquial de San Bartolomé no dio abasto para acoger a todo el personal que quiso despedirse de Txuma, y numeroso público se quedó fuera. La plaza padre Pedro Fabo se llenó igualmente para rendirle homenaje.

Y tan afectuosa fue también la ceremonia por Juan Antonio Mendívil Ausejo que, con una hora de diferencia, recibió sepultura en Falces tras una misa en la iglesia de Santa María. Allí también coincidieron todos los ciclistas de la zona que compartían afición con los dos fallecidos. La localidad falcesina también dejó muestras de lo que quería a su vecino, con un acto multitudinario y plagado de emoción. El féretro, acompañado de numerosas coronas de flores y antes de entrar a la iglesia, fue recibido por la coral de Falces con una interpretación a flor de piel.

Tanto a Txuma como a Juanan se les homenajeó con algo muy preciado para ellos, un maillot del Caja Rural de Javier Aramendía firmado por el ciclista profesional de Funes y toda la grupeta.

Diario de Noticias