viernes, 23 de septiembre de 2016

UNA MIRADA A LA TAFALLA DE PRINCIPIOS DEL SIGLO XX

La sala de Exposiciones del Centro Cultural Tafalla Kulturgunea acoge desde el pasado viernes día 16 y hasta el próximo 9 de octubre una muestra de fotografías antiguas de la ciudad que forman parte del fondo documental que a lo largo de estos últimos años ha ido creando el Patronato Municipal de Cultura. La exposición se inscribe esta vez dentro de las Jornadas Europeas del Patrimonio que, en Tafalla se complementarán con la organización de unas visitas guiadas a la ciudad.

En esta ocasión son un total de 40 las fotografías que se cuelgan en la sala, siendo la mayor parte de ellas de las tres primeras décadas del siglo pasado, aunque también se presentan otras estampas con cuadrillas de vecinos y vecinas tafalleses o de rincones del callejero de la ciudad de épocas más recientes como los inicios de la década de los años sesenta.

La exposición no contiene en esta ocasión ninguna temática concreta, ni su colocación en la sala se ha realizado de un modo cronológico. De ese modo, el visitante se puede sorprender con la alternancia de imágenes de los primeros años del pasado siglo XX con otras en las que han podido pasar hasta seis décadas, pero todas ellas guardan el encanto y el misterio de situaciones que ya han pasado a la reciente historia local.

En unos casos se pueden observar los profundos cambios que se han producido en el callejero de la ciudad, con calles transformadas en su pavimentación, con edificios o fachadas de comercios desaparecidos, mientras otros se mantienen todavía reconocibles; personas que en las imágenes aparecen muy niñas o jóvenes y hoy las vemos entradas en muchos años o que por desgracia ya no están entre nosotros; vestimentas y atuendos que dejan constancia del paso de los años o festejos y celebraciones de pasado esplendor y que en la actualidad se nos antojan anacrónicos.

En esta valiosa colección de imágenes se pueden ver entre otras muchas cosas, reuniones familiares y de amigos en diferentes celebraciones; trabajos de distintas épocas de oficios como los toneleros, sogueros, peluqueros, mujeres costureras o fabricantes de gaseosas y sifones; agricultores realizando distintas labores en el campo; reuniones de vecinos en procesiones, entierros o celebraciones festivas, como los encierros, festejos taurinos, desfiles de la comparsa de gigantes o juegos infantiles, además de una curiosa imagen aérea de Tafalla del año 1960 en la que se puede ver cómo era el casco urbano cuando todavía no se habían construido dotaciones como el Complejo Deportivo Ereta, el Parque Infantil o el polígono de viviendas de Las Torres, por citar algunas de las edificaciones que surgieron pocos años más tarde.

“Al preparar esta exposición hemos buscado imágenes que conserven una notable calidad, aunque muchas de ellas ya han sido presentadas en muestras anteriores de fotografías antiguas de la ciudad”, manifestó Atxu Ayerra, el coordinador municipal de Cultura, al mismo tiempo que recordaba que el fondo documental fotográfico comenzó a realizarse en el año 1986, con ocasión de la celebración del 350 aniversario de la concesión a Tafalla del título de ciudad. A partir de entonces el Patronato Municipal de Cultura se marcó entre uno de sus objetivos el recopilar fotografías antiguas que fueron cedidas de forma desinteresada por diferentes archivos familiares y de distintas entidades locales, de forma que quedaban convenientemente digitalizadas y archivadas y posteriormente devueltas las originales a sus respectivos propietarios. Esa colaboración del vecindario y el empeño del Patronato de Cultura por hacerse con este legado ha permitido la organización de varias exposiciones de fotografías antiguas en estos últimos años y la edición en el año 2009, en colaboración con la editorial Altaffaylla, del libro Tafalla Historia y Fotografía-Historia eta Argazkilaritza 1867-1930 en el que recogen más de 700 imágenes de los siglos XIX y XX . “La idea inicial era publicar un segundo volumen con fotografías de Tafalla a partir de 1930, pero no sabemos cuándo podrá salir adelante”, dijo Ayerra. Cuando se editó ese primer libro, ya se habló de la existencia de un fondo documental con más de 5.000 fotografías, lo que supone contar con un archivo de gran valor sentimental para la ciudadanía tafallesa.

Carmelo Armendáriz, en Diario de Noticias