martes, 1 de marzo de 2016

EL GOBIERNO DE NAVARRA RELANZA LA PRODUCCIÓN DE PLANTAS FORESTALES EN EL VIVERO DE MARCILLA

El Gobierno de Navarra considera "económicamente viable" la actividad en el Vivero de Marcilla, por lo que, a través de la sociedad pública GANASA (Gestión Ambiental de Navarra), va a relanzar la producción de plantas forestales que "había quedado prácticamente interrumpida desde 2012 tras la aplicación de las medidas de reestructuración del sector público". La superficie del vivero es de 12 hectáreas, de las que 5 son propiedad del Gobierno de Navarra y el resto están alquiladas al Ayuntamiento de Marcilla. Las instalaciones se destinarán, principalmente, a cubrir las necesidades que ayuntamientos y empresas tienen de especies de crecimiento rápido para producción de madera, aunque también acogerá especies autóctonas para recuperación de espacios forestales y otro tipo de plantas ornamentales. Está previsto que este año la producción alcance los 14.500 ejemplares, de los cuales 12.000 serán chopos y el resto, otras 2.500, otro tipo de plantas ornamentales, ha informado el Ejecutivo foral en un comunicado. Según el análisis realizado por GANASA sobre las ventas de los últimos veinte años, existe una demanda "constante" por parte de Ayuntamientos y empresas madereras, que permite "garantizar la viabilidad futura de la actividad, todo ello sin perjudicar a otras iniciativas privadas del entorno". El Gobierno foral entiende, además, que "el desarrollo de actividades de recuperación forestal sigue siendo vital, dado que implica la utilización de especies de la flora forestal autóctona que, generalmente, no son producidas en los viveros comerciales, especialmente, ciertos tipos de arbustos y árboles de escaso interés para la silvicultura industrial". El incremento de actividad supondrá una dedicación anual de 2.000 horas, el equivalente a 1,5 puestos de trabajo, ha detallado el Ejecutivo foral. Como se ha apuntado ya, la mayor parte de la extensión del Vivero de Marcilla se destinará a especies del género Populus -álamos y chopos -, cuyas características de crecimiento rápido las hacen idóneas para plantaciones de producción de madera ligera y de fácil manejo destinada a la construcción de palés, tableros de aglomerado, palillos o pasta papelera. Está previsto que se comercialicen 12.000 ejemplares anuales. También se producirán, en menor medida (unas 2.500), otro tipo de árboles como plataneros, arces, tilos, sauces, fresnos, nogales, almeces, moreras y cerezos ornamentales, especies que vienen a formar parte de las demandadas por los Ayuntamientos. Asimismo, plantas seleccionadas por su valor genético serán utilizadas para actuaciones de restauración y mejora de sotos de ríos, como es el caso de las desarrolladas en el proyectos LIFE Territorio Visón y Tremedal orientado a dar a conocer, proteger y restaurar el hábitat del visón europeo, especie emblemática de Navarra en peligro de extinción.
20minutos.es